Cali

Abandono, el principal 'pasajero' en estaciones del MÍO

Marzo 05, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción El País
Estación del Mio

En la estación Capri, las puertas de abordaje mantienen abiertas y tienen grafitis. Las bandas polarix, que sirven para amortiguar la llegada de los buses, están desgastadas en buena parte.

Jorge Orozco / El País

Puertas que se mantienen abiertas, graffitis, vidrios rotos, falta de cintas polarix (elementos amarillos ubicados en las pasarelas metálicas a las afueras de las estaciones, que amortiguan la llegada del bus a estos lugares), exceso de basura y validadores sin funcionar, son algunas muestras del deterioro que evidencian la mayoría de las 56 estaciones del MÍO.

Los daños se han vuelto crónicos en las estaciones del centro y las de la Calle 5, zonas de la ciudad donde la falta de mantenimiento y el vandalismo desgastan cada vez más la infraestructura del masivo.

En Santa Librada, por ejemplo, usuarios denuncian que desde hace más de un año la estación está sin identificación, pues el panel metálico con el nombre de la terminal, fue desmantelado y aún no se repone. En esa misma estación, parte de los vidrios están rotos y no hay una puerta que permanezca cerrada mientras no hay abordaje o descenso de pasajeros.

Estación del Mio

En la estación Unidad Deportiva, los muros tienen afectaciones físicas, como grafitis y huecos.

Jorge Orozco / El País

“Como no hay seguridad en las estaciones, por las puertas se suben muchas personas sin pagar el pasaje. Hace poco, unos muchachos se colaron y robaron a una pareja dentro de la estación”, aseguró Delia Gómez, usuaria del MÍO, quien indicó que los ‘colados’ en esa estación son reiterados desde este año, pese a la entrada en vigencia del Código de Policía, que impone una sanción de $218.895 a quien no pague el pasaje.

Lea: Tarjetas del MÍO deben cambiarse para tener mayor control del recaudo: Contraloría

Para Amparo Bermúdez, usuaria de El País en Facebook, la problemática de las puertas abiertas y los hechos de inseguridad se replican en La Ermita, donde “da miedo que lo asalten a uno con esas puertas abiertas a toda hora y con tanta inseguridad en ese sector”.

Por su parte, la usuaria María Paula Vernaza, dijo que “todas las estaciones están deterioradas. Muchas porque las personas no tienen cultura y las han dañado y otras porque no se ve que les hagan mantenimiento. Deberían colocar multa por todo a ver si la gente aprecia, se solidariza con la ciudad y dejan de dañar las cosas”.

Otro de los asuntos que incomoda a los usuarios del MÍO es la falta de aseo en algunas estaciones. Ese es el caso de Andrés Fernando Caicedo, usuario de El País en Facebook, quien dijo que “nunca han lavado una estación y son una cochinada. Tienen 3 aseadores para todas las estaciones. En Universidades hay un reguero de pintura hace un mes y no lo han limpiado”.

Respecto a las inquietudes manifestadas por los usuarios del sistema, el presidente encargado de Metrocali, Gustavo Jaramillo, indicó que la junta directiva del ente gestor del MÍO aprobó una inversión de $1500 millones para el mantenimiento de “las estaciones que están más deterioradas y que tienen mayor uso”. No obstante, el funcionario no precisó cuándo se licitará dicho mantenimiento.

Estación del Mio

Las barras metálicas que se instalaron para evitar colados en La Ermita, fueron vandalizadas.

Jorge Orozco / El País

Nuevo presidente

Este lunes, a las 2:00 de la tarde, tomará posesión de la presidencia de Metrocali el abogado Nicolás Orejuela, quien fue elegido por el alcalde a mediados de febrero para tomar las riendas del MÍO.

Orejuela llega a la presidencia de Metrocali en reemplazo de Armando Garrido Otoya, quien renunció al cargo en diciembre del año pasado y hoy está en medio de investigaciones por presuntos vicios en la contratación de esta entidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:MIOtransporte masivo
Publicidad
Publicidad