cali
1/3
El MÍO, la mayor 'víctima' del vandalismo en Cali

El MÍO, la mayor 'víctima' del vandalismo en Cali

El robo de los mogadores (vallas) en los paradores del MÍO, de las mallas microperforadas y vidrios dentro de las estaciones del sistema de transporte masivo, son algunos de los males que aquejan con más frecuencia a la infraestructura del sistema de transporte masivo de la ciudad.

En diferentes puntos de la Cali se puede evidenciar cómo los mogadores o también llamados tótems, han sido robados de los paraderos del MÍO que se ubican en plena vía pública y que se emplean para proporcionar información a los usuarios sobre las rutas del masivo.

El paradero de la Calle Quinta, a la altura de Comfenalco, es uno de lo ejemplos de esta situación.

Uno de los comerciantes que trabaja en la zona y quien pidió reservar su nombre, aseguró que son los recicladores los responsables de realizar este tipo de hurtos.

Vandalismo en buses y estaciones del MIO 02

Esta fue una de las vallas del MÍO que fue sustraída afuera de la Estación Santa Librada. Personas piden más seguridad.

Foto: Bernardo Peña / El País

“Casualmente, estamos cerca a completar dos años de que se robaran el tótem que proporcionaba información sobre las rutas E27 y P30B. Fue un 9 de abril del 2016 cuando el paradero amaneció sin la señal. Por aquí pasan muchos habitantes de calle y son ellos los que cometen estos daños y se roban también otras cosas como los contadores y las tapas de alcantarillado para venderlo por chatarra”, aseveró el hombre.

El mogador ubicado en la Avenida Simón Bolívar con Carrera 56, también fue hurtado.

Lea además: ¿Qué tan eficiente es el MÍO los fines de semana?

“Dejé de verlo hace aproximadamente un mes. Un día amaneció y ya no estaba, pero no puedo asegurar quién se lo llevó, lo que ocurre es por aquí pasa mucha gente y los que trabajamos con frecuencia en este lugar permanecemos hasta las 5:00 p.m., después de esa hora transita por aquí personas diferentes que uno no conoce”, afirmó Jhonatan Velásquez, ayudante de uno de los buses que pasa por la vía.

Por su parte, la estación Fray Damián del MÍO, localizada en el centro de la ciudad sobre el corredor de la Calle 15, también es una de las más vandalizadas. En ella hay varios vidrios y mallas microperforadas que han sido hurtadas.

Vandalismo en buses y estaciones del MIO 03

Al paradero de la Calle Quinta, a la altura de Comfenalco, también le hurtaron la señalética hace dos años.

Foto: Bernardo Peña / El País

“Aquí no solamente se roban esos elementos sino también los tarros de basura que son de plástico y las pantallas... incluso hasta han hecho el intento de robarse las máquinas de recarga, pero no han podido porque estas tienen una alarma que detecta cuando alguien las intenta violentar. Este es un lugar muy crítico porque aquí queda cerca el barrio El Calvario y muchos indigentes que comenten los hurtos viven allí”, explicó Éider Viveros, quien trabaja como guarda de seguridad en la estación.

Los robos y afectaciones a la infraestructura del MÍO, también se registran a las afueras de la estaciones, como es el caso de la Estación Santa Librada, donde se hurtaron el cielo falso del túnel que conduce a la estación.

“Además, hace cerca de 15 días que sustrajeron los cables de alta tensión que le daban energía a las lámparas del túnel y a los semáforos de la zona. Incluso, hurtaron algunas lozas de concreto del suelo”, manifestó Gustavo Vargas uno de los comerciantes del sector.

El hombre además agregó que fue necesario que entre el gremio que allí trabaja se unieran para dar con los responsables de estos hechos.

“Cada día que pasaba desaparecían seis baldosas. Entonces me puse de acuerdo con un señor y ‘pisteamos’ una noche a un habitante de la calle, a quien pillamos llevándose dos lozas. Lo cogimos y lo amarramos hasta las 6:00 a.m. Luego llegó la Policía y se lo llevó, pero al otro día lo dejaron libre porque no había una denuncia”, explicó el comerciante.

Al respecto, Jaime Quesada, director de Infraestructura de Metrocali, indicó que es responsabilidad de la Policía garantizar la seguridad de lo que ocurre en las afueras de las estaciones y en los paraderos del MÍO.

“Esto es espacio público y por eso le compete a la Policía prestar la vigilancia. Nosotros tenemos 55 estaciones en el sistema y cinco terminales de cabecera y en cada una de ellas tenemos seguridad”, aseveró.

A su vez, aseguró que para el caso del vandalismo que afecta directamente a las estaciones, Metrocali ya trabaja en un plan de mantenimiento.

“Hemos destinado $5132 millones para el mantenimiento propio del deterioro con el tiempo, pero también para los daños correctivos y reparaciones”, puntualizó.

Vandalismo en buses y estaciones del MIO 04

Las mallas microperforadas de la estaciones también son blanco de hurto. A ellas les quitan los tornillos uno a uno.

Foto: Bernardo Peña / El País

Lea además: Más de 400 buses nuevos reforzarán servicio del MÍO este año

Comportamiento de los usuarios

Según Jaime Quesada, director de Infraestuctura de Metrocali, preocupa la falta de sentido de pertenencia de algunos usuarios del sistema.

“No es posible que ellos mismos sean quienes se roben muchos de los elementos dentro de las estaciones. Por ejemplo, En la Estación Paso del Comercio, que se inauguró en septiembre del 2016 se robaron varias baterías sanitarias, las recuperamos y un tiempo después se volvieron a presentar estos actos vandálicos”, dijo.

A su vez, Mauricio Venté, vocero del Comité Usuarios del MÍO, aseguró que durante los actos de movilización masiva de personas, es más frecuente que ocurran estos delitos. “Por ejemplo cuando hay un partido de fútbol o una marcha”, precisó.

Lea además: ¿Qué tan eficiente es el MÍO los fines de semana?

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo




Powered by