Cali

El Valle recordó a los diputados asesinados con una conmemoración en la Asamblea

Junio 18, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
Familias de diputados

Con actos organizados por la Unidad para las Víctimas, el Centro de Memoria Histórica, Usaid, Acdi Voca y el Instituto Nacional Demócrata, se recordó la memoria de los once diputados asesinados por las Farc.

Jorge Orozco / El País

“Lo único que puede salvarnos es el amor y la solidaridad entre nosotros”. Esa frase, pronunciada por Héctor Fabio Arismendy durante su secuestro y recordada por su hijo Sebastián, resume lo que aconteció ayer en la sede de la Asamblea del Valle.

Familiares y amigos se reunieron desde las 10:00 a.m. para participar de la conmemoración de los diez años de la muerte de once de los doce diputados de este departamento a los que las Farc se llevaron de la sede de la Asamblea y mantuvieron cautivos en la selva durante cinco años, hasta ser asesinados por esta misma guerrilla.

La conmemoración, organizada por la Unidad para las Víctimas y ONGs y que coincidió con el Día del Padre, convocó de manera muy especial a los hijos de los políticos fallecidos. El primer momento de la jornada fue una eucaristía celebrada por monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, quien hizo un vehemente llamado a no desistir en la lucha por lograr un país en paz. “No nos podemos dejar secuestrar la esperanza, no podemos dejar que se asesine la palabra dada en los acuerdo de paz. No más patria bañada en sangre”, dijo.

Lea también: ¿Qué falta saber sobre el crimen de los diputados?

Héctor Fabio Arismendy reiteró que los diputados “espiritualmente” siguen presentes en sus vidas y los llamó “héroes de la democracia”.

“Queremos resaltar su vida, que siempre fueron ejemplo para los que los rodearon. Hoy los familiares de los diputados, sus hijos, invitamos a Colombia a pensar diferente, a cambiar la mentalidad; para nosotros la reconciliación sí existe, hoy vemos que la paz es posible”, destacó el joven.

A su vez, Sigifredo López resaltó el mensaje que dieron los hijos de los diputados asesinados hace diez años, pues estos tuvieron que crecer sin sus padres, pero hoy dan ejemplo de perdón. “Les tocó ver cómo esa masacre hizo trizas los sueños de sus familias, pero se han repuesto, han crecido y hoy trabajan por la paz y la reconciliación a partir del perdón”, dijo.

Agregó que Colombia necesita mucho perdón para sanar sus heridas, “hay gente incitando al odio, a la venganza, eso no puede continuar ganando adeptos”, recalcó.

El acto concluyó con una intervención simbólica de artistas de la Universidad del Valle, que pintaron los rostros de los diputados.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad