cali
En diciembre se redujo la cifra de niños quemados por pólvora en el Valle

En diciembre se redujo la cifra de niños quemados por pólvora en el Valle

En un 14 % disminuyó la cifra de niños quemados por pólvora durante la temporada decembrina en el Valle del Cauca, según informó este jueves el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. 

El Icbf argumentó que los menores afectados por esta práctica pasaron de 43 en diciembre del 2016 a 37 en ese mismo periodo del 2017, lo que representa un disminución de 6 casos. 

A pesar de la reducción, el Valle del Cauca continuó en el segundo lugar de la lista de departamentos donde más niños resultan afectados por manipulación de pólvora. En este ítem solo es superado por Antioquia. 

A los 37 casos presentados en el Valle del Cauca  se le suman dos más ocurridos en Buenaventura, que por ser distrito especial no son anexados a la cuenta del departamento. Con este reporte, el total de niños quemados en la región son 39.

"Es un balance triste, porque hay 39 familias que tuvieron que pasar sus festividades afectadas y sobretodo por los niños que van a tener de alguna forma secuela o afectación y lo más terrible, en algunos casos, una afectación física permanente", dijo Richard Castañeda Pradilla, director regional (e) del Icbf Valle del Cauca. 

Agregó que aunque la reducción es una buena noticia producto de  diferentes campañas de prevención, los casos de niños quemados por pólvora no dejan de generar alarma en el Valle del Cauca.

"Este es un tema de estado, familia y sociedad. El Icbf redobló sus esfuerzos en esta temporada decembrina, pero hay ciertos factores como el licor y la fiesta, que hacen difícil llegar a la meta de cero niños quemados", puntualizó Castañeda. 

De los 39 casos reportados, 28 fueron atendidos por la Defensoría de Familia del Icbf. La ciudad que más presentó niños quemados por pólvora en el Valle fue Cali con un total de 15 menores afectados. 

En Buga, Jamundí, Tuluá, Yumbo y Buenaventura se registraron dos casos por cada municipio, mientras que Cartago y Palmira presentaron 1 cada uno, para un total de 28. 

Los otros 11 casos, que completan la lista de 39, fueron atendidos por las Comisarías de Familia del Icbf en municipios del Valle donde no hay oficinas del Instituto. 

"Los 39 casos tienen procesos de restablecimiento de derechos, eso quiere decir que la totalidad de las familias fueron intervenidas por la Defensoría de familia del Icbf", añadió Castañeda Pradilla. 

En 29 de los casos, los menores involucrados tienen edades entre 12 y 17 años. De otro lado, de los 39, el 85 % son niños y el 15 % niñas. 

"En la mayoría de los casos hemos encontrado que los niños no tienen mayores complicaciones sicológicas, pero sí muchas afectaciones físicas, entre ellas, amputaciones", aseguró el Director (e) del Icbf Valle del Cauca. 

Complementó que hay dos casos críticos, en uno de ellos, una niña perdió parte de uno de sus dedos, y en el otro, un niño perdió tres dedos. 

"Desde el Icbf lamentamos que 24 niños resultaron con quemaduras de primer y segundo grado por la manipulación de pólvora, 4 con laceraciones, 4 con daños oculares, 1 con daño auditivo y 4 con amputaciones", explicó el Instituto a través de un comunicado. 

Según el reporte en el Valle, el 38 % de las lesiones fue ocasionado por tacos de pólvora, 27 % por voladores, 24 % por totes, 8 % por luces de bengala y 3 % por mecha.

Por estos hechos, el Icbf amonestó a 12 familias y en 10 casos ya se abrió una investigación penal por parte de la Fiscalía. 

Panorama en Colombia 

A lo largo del territorio nacional también se presentó una reducción del 24 % en los casos de niños quemados en relación al promedio establecido en los últimos cinco años. 

Según el Icbf, en Colombia hubo 292 niños quemados con pólvora durante esta temporada decembrina, cifra inferior a la que se ha presentado en los últimos años, la cual supera los 390 casos. 

"Esta reducción es fruto de los 15.000 colaboradores del Icbf, quienes fuimos portavoces de nuestra campaña Fiesta sin Pólvora. En las calles, en los barrios, en los centros comerciales, en las terminales de transporte de todo el país, sensibilizamos a padres de familia y cuidadores sobre los peligros que representa la pólvora para la integridad de nuestra niñez", manifestó Karen Abudinen, directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. 

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo




Powered by