cali
Enseñanza de varios idiomas, la apuesta de varios colegios de Cali

Enseñanza de varios idiomas, la apuesta de varios colegios de Cali

Enseñar un nuevo idioma en los estudiantes siempre ha sido importante, y más ahora cuando el mercado laboral lo exige. Dominar una segunda o tercera lengua es vital para tener una carrera profesional mucho más beneficiosa, ya que abre horizontes y rompe barreras. Además, es una ventaja respecto al resto de la competencia.

Es por eso que muchos colegios de la ciudad de Cali se han reorganizado para enseñar un segundo idioma, y en algunos, hasta un tercero.
En el caso del Colegio Colombo Británico, comenta el coordinador académico Edilson Sánchez Buitrago, el inglés se les comienza a enseñar a los niños a partir de los 2 años, ya que en ese momento apenas se les está formalizando una estructura gramatical a nivel neurológico.
Se trabaja 80 % español y 20 % inglés, para que el estudiante vaya familiarizándose en la parte auditiva.

“Aunque no son capaces de sostener una conversación, pueden entender gran parte de lo que se les dice”, agrega Sánchez.

Este porcentaje se va aumentado un 20 % cada año. Para que, en transición ya esté en un 80 % inglés y 20 % español. Esto se hace a través de canciones y juego lúdicos, con el fin de que el estudiante se adapte auditivamente al idioma.

“En preescolar, como todavía no se ha hecho la construcción del proceso de lectura y escritura en lengua materna, es decir, español, se enfoca principalmente en la parte auditiva”, explica Sánchez.
Es en primaria cuando se comienza con los procesos de lectura y escritura (reading and writing).

Por otro lado, María Luisa Leyva, directora de ciclo y coordinadora IB del Colegio Nuevo Cambridge, comenta que partir de los 2 años se hacen estrategias de potencialización con respecto al segundo idioma (inglés), mediante instrucciones cortas y vocabulario sencillo.

“Sabemos que los niños, en ese momento, tienen la capacidad de aprender otro idioma con más facilidad, como si fuera su lengua materna. Después de los 8 años se requiere un mayor esfuerzo”, asegura Leyva. También recalca que es importante apostarle al mandarín y al francés- como lo hacen en el Cambridge-, pues estos son los idiomas más hablados a nivel internacional para hacer negocios, después del inglés.
Esta institución comienza con el proceso de inmersión, con niños a partir de los 2 años. La inmersión (método mediante el cual el idioma se aprende como si fuera la lengua materna) de forma total arranca a los 4 años: se les dicta todo en inglés, la única clase en español es precisamente español.

Así mismo, el Colegio Jefferson introduce a los estudiantes en el mundo de una segunda lengua mediante el modelo de inmersión. Áreas de conocimiento como matemáticas, ciencias naturales y sociales se dictan en inglés. No se enseña el idioma en términos específicamente gramaticales o semánticos, esto le permite al estudiante apropiarse del idioma fácilmente.

“El modelo de inmersión al principio se aprende de una manera inconsciente, y después, a través de situaciones cotidianas”, explica Juan Pablo Caicedo, rector del Colegio Jefferson.

María Luisa Leyva, Edilson Sánchez y Juan Pablo Caicedo, comparten que, los beneficios de dominar un segundo y tercer idioma, les permite a los estudiantes comunicarse con diferentes personas, tener una apertura cultural distinta, y tener la posibilidad de ser ciudadano del mundo, es decir, que es capaz de reconocer, interpretar y analizar dinámicas socioculturales de distintas nacionalidades.
Limitarse solo con el idioma natal, lastimosamente deja a los estudiantes por fuera del ámbito laboral que se ofrece a nivel mundial, y queda también limitado a la oferta.

Idiomas como el inglés, el mandarín, el francés y el alemán, son los que se van a apoderar del mundo en el futuro, ya que son los que se usan en la mayoría de los países, por ejemplo, para las relaciones comerciales.
“Un idioma que está dando mucho qué hablar es el japonés, pues la cultura y la tecnología japonesa se ha ido expandiendo tanto, que podría marcar una tendencia en el futuro”, menciona Edilson Sánchez.

Más idiomas 

Es importante resaltar que hoy en día nos encontramos inmersos en una economía globalizada, donde el dominio de idiomas como el español y el inglés nos abren puertas en todo el mundo, tanto laboral como personalmente.

A cualquier lugar del mundo donde vayamos, podemos defendernos con estas dos lenguas. Sin embargo, quien domine más de un idioma tiene menos barreras en la comunicación y límites en el conocimiento. Puede experimentar nuevas ideas, ejercitar la mente, obtener beneficios en el estudio y beneficiarse de la diversidad cultural.

El Colegio Nuevo Cambridge, además de apostarle al inglés, se ha dedicado a formar a los estudiantes en mandarín y francés. En preescolar, por ejemplo, la metodología de aprendizaje es basada en el proceso natural y adquisición de una lengua materna. Toda la parte de matemáticas, ciencias y sociales se trabaja en inglés, como si fuera su idioma natal. Este proceso según Leyva, no tiene fallas.

A partir del grado tercero se añade el mandarín, guiado por una profesora nativa, que viene desde la China (este es el segundo año en la institución), y en octavo, se agrega el francés.

El 10 marzo de este año, en la Universidad Icesi, los estudiantes se presentaron en un concurso de mandarín a nivel departamental, organizado por la Gobernación del Valle, en el que ocuparon el tercer puesto. Esto demuestra que el tener conocimiento de otros idiomas, les permite a los jóvenes abrirse más a nivel social, personal y profesionalmente. “Además de que ayuda a que el cerebro se siga estimulando”, agrega Leyva Caicedo añade que el Colegio Jefferson también le apuesta al francés, implementándolo en el currículum de los estudiantes, a partir de los 12 años.

Por un tiempo se estuvieron brindando clases de mandarín en el Colegio Británico, pero se canceló la asignatura. Pues según Sánchez resultó ser un idioma bastante complejo, primero, porque en la misma China, las diferentes provincias tienen diferentes idiomas, solo en algunos se ha implementado el mandarín como idioma oficial.

Por otro lado, conseguir profesores que brinden clases es muy difícil. Fuera de eso, el mandarín, como tal, presenta dificultades bastante amplias, por ejemplo, la cantidad de símbolos que maneja. Así que los estudiantes no estaban muy motivados frente al aprendizaje de este idioma.

“Sin embargo, estamos pensando en iniciar cursos de francés, de una hora y media en la tarde, con aquellos estudiantes que tengan el deseo de aprender un tercer idioma. Ahí vamos a ir escalando, hasta volverlo parte del currículum. Esto sería en unos tres o cuatro años”, añade Sánchez.

Estrategias

Es importante resaltar que los colegios no se limitan a las clases, también crean estrategias para incentivar y explotar al máximo el potencial de los estudiantes. Como es el caso del Colegio Nuevo Cambridge, que capacita a todo su personal, para que logren comunicarse con los alumnos y así mismo, ayudarles a practicar el idioma.

Cuentan, además, con una campaña llamada ‘Speaker of the week’, la cual resalta al estudiante que más habla inglés semanalmente.

Juan Pablo Caicedo menciona que en el Colegio Jefferson los profesores están obligados a comunicarse con los alumnos en inglés, sin importar la diligencia o tipo de intervención. También hacen cine foros en los recreos, buscando que el idioma esté en permanente uso.

Por otro lado, en el Colegio Británico se divide la clase de inglés en dos competencias, speaking y writing, pues según Edilson Sánchez Buitrago, de esa manera cada docente se centra en desarrollar la competencia correspondiente.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo




Powered by