Cali

Este es el plan para peatonalizar el 'corazón' de San Antonio

Junio 18, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Por: Felipe Salazar Gil / reportero de El País 
andenes san antonio

La Carrera 9 sería una de las vías a intervenir en el centro. Este corredor sería completamente peatonalizado desde la Calle 1 hasta la Calle 5, pero tendría un acceso vehicular limitado a residentes y automotores de servicio y emergencia en la Calle 2.

Bernadro Peña / El País

El andén de la Calle 4, por el que camina diariamente Diana Soto para llegar a su casa en el barrio San Antonio, es apenas más ancho que poner dos balones de fútbol profesional juntos. De hecho, frente a la casa con la placa 4-26, la acera escasamente roza los 56 centímetros de ancho.

Esta es una de las tantas calles del barrio en las que los transeúntes deben arriesgarse a andar sobre la vía y compartir espacio con los carros y las motos. La alternativa es usar los estrechos andenes con los hombros encogidos para evitar golpearse con las paredes de las casas o las ventanas con curvas realzadas a punta de hierro forjado.

“Los andenes aquí son muy incómodos y cada vez hay más autos en las vías, eso vuelve una caminata normal en una odisea. Uno no puede admirar la arquitectura ni los colores de las casas porque siempre el sonido del pito de un carro interrumpe”, comenta Diana.

San Antonio es un barrio que, para conocerlo bien y disfrutarlo, se debe recorrer a pie. Es por eso que uno de los proyectos contemplados dentro de los objetivos de la Unidad de Planificación Urbana 9 - Manzana del Saber busca ampliar los andenes de cuatro vías y peatonalizar otra en este sector del centro histórico de la ciudad.

Según lo planteado por Planeación Municipal, los ajustes se realizarían en la Calle 2 entre carreras 4 y 10 (desde el Hotel Puerta de San Antonio hasta el restaurante Antigua Contemporánea). Allí, la idea es que los andenes pasen de medir 60 centímetros a 1,80 metros de ancho en el costado oriental (hacia la Calle 5) y otro de 1,20 metros de ancho en el lado occidental (hacia la capilla de San Antonio). Dicha modificación significa que la calzada vehicular, que actualmente tiene dos carriles, se reduzca a un solo carril de 3 metros de ancho.

Este panorama también se aplicaría en la Calle 4 entre carreras 4 y 10 (desde un parqueadero público de la zona hasta el restaurante La Cocina). Otra de las vías que sería modificada y daría prelación a los espacios para peatones, es la Carrera 6 entre calles 2 y 5 (entre el concesionario Quinta Autos y el Parador de San Antonio). Así mismo, la ampliación de andenes y reducción de carriles se daría en la Carrera 10 entre las calles 3 Oeste y 5 (entre la constructora Cypres y la panadería La Baguette). (Ver mapa).

andenes san antonio

Zona que será intervenida

El País

En las vías donde se implementaría este proyecto, se deberá iniciar el proceso de subterranización de redes eléctricas y de telecomunicaciones, integrar amoblamiento urbano y habilitar zonas blandas.

Sin embargo, la apuesta más notoria para devolverle espacio a quienes camninan en San Antonio está en la Carrera 9. De acuerdo con el proyecto, esta vía sería totalmente peatonalizada desde la Calle 1 hasta la 5 (entre las escalinatas del parque Higuerón y la licorera HR), pero se habilitaría el cruce de automotores sobre la Calle 2 (en el restaurante El Pargo Rojo) para quienes residan en el sector y para vehículos de emergencia y servicios.

El subdirector de Planeación del Territorio, César Augusto Londoño, explicó que el proyecto obedece a una política de inclusión y redistribución de espacio público y que las vías seleccionadas se escogieron por ser los corredores de más afluencia peatonal en el barrio y por facilitar la conexión con uno de los hitos de la ciudad: la capilla de San Antonio.

El funcionario indicó que para revisar el impacto y los cambios susceptibles para este proyecto, este año se realizaría una prueba piloto en las calles propuestas, una vez el Concejo apruebe el Proyecto de Acuerdo que reglamenta las Unidades de Planificación Urbana, el cual está a la espera de su segundo debate.

“Las vías se cerrarán por unos meses para ver cuál es la reacción de la gente, analizar datos y determinar si es viable peatonalizar totalmente una o varias vías, dónde se amplían los andenes o si se pueden hacer peatonalizaciones compartidas o por días u horarios. Teniendo esto claro, se pueden hacer estudios y diseños”, indicó Londoño, quien aclaró que la intervención de espacios se realizaría de forma progresiva para evitar resistencia de la comunidad y se podría implementar a corto plazo (antes del 2019).

Conveniencia del proyecto, en discusión

Para el presidente de la JAC de San Antonio, Carlos Alberto Gálvez, la ampliación de andenes en este barrio es importante porque es un sector que, a mediano plazo, debería ser peatonal. “Para esto se deben implementar parqueaderos perimetrales que permitan que los residentes y visitantes dejen su carro en las afueras y caminen hacia su destino”, dijo.

No obstante, Gálvez refirió no estar de acuerdo con la peatonalización de la Carrera 9 “porque tiene una pendiente muy pronunciada y es una calle ciega, que no brinda conectividad directa con el centro. En cambio, la Carrera 6 es el eje que comunica la Plazoleta de San Francisco con la colina de San Antonio, da continuidad al peatón entre ambos sectores y actualmente es el tramo más utilizado por la gente; esa es la vía que debería ser peatonalizada”.

Lea también: Instalarán nuevo paso peatonal sobre la Calle Quinta

Jaime Castañeda, propietario de una miscelánea en San Antonio, considera que la ampliación de andenes podría resultar contrapoducente para el barrio. “La mayoría de la gente viene en carro y si se acaba el parqueo en vía, nadie volvería a visitarnos. Esto podría generar la quiebra de muchos negocios y también afectaría el ingreso de los mismos residentes”.

Para Mauricio González, quien tiene una productora audiovisual en la Carrera 9, mejorar las condiciones de movilidad para los peatones “contribuiría a calmar el barrio y volverlo más amable a quienes lo visitan, porque disminuiría los niveles de ruido y haría más notorias sus bondades. Este es un barrio para caminar”.

Entre tanto, Amparo Navarrete, quien vive sobre la Carrera 10, dijo que “no se pueden reducir más carriles en Cali. En San Antonio las calles son muy estrechas y minimizarlas solo causaría más caos del que hay, sobre todo los fines de semana y en las noches, que es cuando las acaparan los visitantes”.

Para Janeth Mosquera, epidemióloga de la Escuela de Salud Pública de Univalle y miembro de la Mesa de Transporte No Motorizado, este proyecto es “bipolar, porque envía el mensaje de que se le brinda espacio al peatón pero, no se le cobija por completo, porque se le sigue dando relevancia al vehículo automotor. En este caso la complicación es que ampliar los andenes toma tiempo y mucho dinero, mientras que peatonalizar zonas no requiere mucha infraestructura ni inversión, solo tomar la decisión”.

Mosquera añadió que la peatonalización de vías, además de generar más espacios públicos para la gente, contribuye a la dinamización económica de la zona, mejorar la calidad del aire y aumentar la seguridad. “Esto también genera un contagio social del enlucimiento del sector, porque cuando se peatonaliza la gente sabe que van a circular más personas y mejoran las fachadas de sus casas para hacerlas agradables a los visitantes y eso se termina replicando”.

De otra parte, John Fredy Bustos, de la ONG La Ciudad Verde, señaló que este es un proyecto que fomenta la equidad, pues no solo se limita a distribuir mejor el espacio que tiene el peatón y los vehículos motorizados, sino que genera mejores condiciones para quienes tienen discapacidades o limitaciones motrices y actualmente no cuentan con un espacio incluyente en San Antonio.

Bustos indicó que uno de los retos al ampliar andenes y peatonalizar vías es evitar su invasión. “Las autoridades y la misma comunidad deben velar porque las ventas informales o extensiones del comercio formal no se tomen el espacio que gana el peatón y ocurra lo que pasa en el centro, donde es imposible caminar. En este tipo de proyectos también se debe cuidar que no sean violentados por el parqueo de motos y carros, por lo que se deben prever mecanismos para mitigar ese riesgo”.

“Hay que dar espacio al peatón”

Ante la reducción de carriles vehiculares que se registraría en San Antonio por la propuesta de ampliación de andenes, el secretario de Movilidad, Juan Carlos Orobio, manifestó que “ese barrio se le debe dar más espacio al peatón para que circule sin problema, porque no siempre se puede andar en carro. Las calles de San Antonio ya están reducidas por el parqueo en vía, entonces hay que preguntarle a la gente qué prefiere: ¿un carro ocupando un lugar o cederle más espacio al peatón?”

¿Y los ciclistas?

En principio, el proyecto de ampliación de espacio público en San Antonio no contempla espacio para las bicicletas. De acuerdo con el Subdirector de Planeación del Territorio, las ciclorrutas no se incluyeron porque los perfiles viales y la dimensión del espacio no permitirían incluir vehículos, peatones y bicicletas.

”Los ciclistas están incluidos en otras vías cercanas al barrio, por eso los pilotos serán esenciales para determinar si es necesario y cómo se podrían añadir al plan“, dijo Londoño.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad