Cali

"La deserción escolar nos preocupa": Luz Elena Azcárate, secretaria de Educación

Marzo 05, 2017 - 02:30 p.m. Por:
Evelyn Rosero Ramírez | Editora de Cali 
Luz Elena Azcárate, secretaria de Educación de Cali.

Luz Elena Azcárate, secretaria de Educación de Cali.

Foto: Jorge Orozco | El País

Con más inversión en infraestructura y la jornada única, La secretaria de Educación, Luz Elena Azcárate, espera combatir la deserción escolar. Un tema que dice preocuparle, sobre todo entre los niños de primera infancia y los menores de los últimos tres grados de colegio que aún no llenan los cupos del sistema público.

En entrevista con El País, la funcionaria también habló sobre la alerta que se generó la semana pasada por un video con contenido sexual en una institución educativa y el cuestionado programa de alimentación escolar.

Lea también: Resultados de las Pruebas Saber son los más altos en la historia de los exámenes: Santos

El caso la semana pasada de un video que se volvió viral en redes sociales con contenido sexual despertó las alertas sobre el manejo no solo de la sexualidad en los colegios si no de las tecnologías, ¿Qué está haciendo la Secretaría de Educación para mediar en estas situaciones?

Estamos estudiando las medidas pedagógicas que se van a tomar respecto a los jóvenes que participaron del video, porque no han vuelto a acudir a clases; entonces se está decidiendo si es mejor trasladarlos. Lo más grave del hecho es la publicación del video en las redes sociales, eso ha producido en los menores un mayor choque emocional. Con sus padres mandaron a pedir disculpas por el mal comportamiento pero dijeron no ser capaces de darle la cara a sus compañeros.

Por ahora no hay claras definiciones de sanciones para estas actuaciones, salvo el nuevo Código de Policía que ya tiene una sanción concreta y por eso se informó a Policía de Infancia y Adolescencia del caso.

Lo que el rector, los padres de familia, jóvenes y compañeros dicen es que no hubo acto sexual. De todas maneras es algo reprochable.

El tema se vuelve aún más preocupante con los casos de abuso sexual que se reportaron el año pasado en 43 instituciones educativas de la ciudad. Datos de la Alcaldía de Cali hablan de 11 de acoso sexual y 31 de abuso... Por eso insisto sobre las acciones ante estas situaciones

Hablamos todavía de presuntos, porque los hechos han sido puestos en consideración de la autoridad correspondiente; segundo, hemos reactivado comités de convivencia escolar donde los rectores sean activos y no simplemente se busque cumplir un requisito legal, que no sean comités de papel. Fuera de eso, desde el año pasado hicimos un esfuerzo muy importante en ayuda psicosocial en cada uno de los colegios. Nosotros, por ejemplo, pasamos del 2016 al 2017 de tener 22 psicólogos a contratar 55 para que tengamos prioridad en la atención, no solamente del joven sino involucrando la familia.

Nosotros hemos estado pendientes de que se cumpla el manual de convivencia. Desde mediados del año pasado esos manuales se han estado revisando desde inspección y vigilancia y en compañía del comité de convivencia escolar para que en ellos no se permita la discriminación, sean incluyentes. Lo importante es que dentro del pénsum que tienen los colegios sea un tema privilegiado la convivencia...La paz empieza en casa, con los padres de familia.

Pero también hay responsabilidad en quienes educan a los menores, también la Secretaría de Educación indicó que seis docentes eran investigados por abuso sexual

Los maestros son el alma de la educación, no solo de la información sino en la formación de los menores. Tenemos 6400 docentes y ha habido seis casos en los que hemos acudido a hacer las denuncias correspondientes, son personas que están retiradas de su labor. Los rectores son los responsables de darnos la información oportuna para poder proceder como Secretaría de Educación.

¿Cuántos estudiantes se encuentran por fuera del sistema educativo?

No hay un censo actualizado. Como Secretaría nosotros tenemos capacidad mínima para atender 176 mil niños dentro de todo el sistema educativo, desde los que entran a transición hasta el grado 11. De esos, este año, tenemos matrícula de unos 160 mil. Estos niños se educan con plata pública, con gratuidad. Además, tenemos otro universo de 72 mil que son contratados por ampliación de cobertura.

No quiero comprometerme con cifras pero sí sabemos que hay deserción, una deserción que nos preocupa y se da con los niños chiquitos de primera infancia que vienen a entrar a transición y los de los últimos tres grados. Porque de alguna forma, los niños que están en primaria y en primeros grados de secundaria tienen cierta incidencia de los padres.

Y ¿qué se está haciendo para contrarrestar la deserción escolar?

Estamos haciendo campaña muy fuerte desde finales del año pasado invitando a los padres de los niños que tenemos identificados y no aparecen registrados en el Sistema Integrado de Matrícula, Simat, para que acudan a matricular a sus hijos. Porque no hay motivos para que un niño en Cali este en la calle cuando nosotros tenemos los cupos disponibles para recibirlos.

El año pasado habían 2330 niños que no nos aparecían registrados ni en lo público ni en privado. Pero tenemos dos mesas que ya iniciamos con el Icbf y Personería. Con Personería, para que requiera a esos colegios donde alguna vez estuvieron para que vea qué pasó con ellos, porqué no los matricularon.

Aunque usted señaló que se adjudicó con éxito la licitación del Programa de Alimentación Escolar, sigue la preocupación por el recorte de presupuesto para este año. La Federación Nacional de Personeros Estudiantiles dice que en 2016 la partida fue de $678.000 millones, pero para este año se redujo a $598.000 millones

En Cali, hasta el año 2015, teníamos transferencia del Ministerio de Educación por $33 mil millones y, al finalizar el 2015, hubo una circular del Mineducación que decía que aquellas ciudades que están certificadas no iban a recibir recursos para desayunos escolares. Por eso, nosotros el año pasado, con recursos propios a través del Confis, pudimos garantizar los 180 días calendario desde el grado de transición hasta el último grado de alimentación escolar. Este año nos mandaron la misma circular y previendo esto pedimos vigencias futuras sobre $14 mil millones que fue lo que pudimos licitar.

La Contraloría llamó la atención porque un porcentaje importante de las contrataciones se hicieron a través de convenios con fundaciones, violando las normas de contratación. ¿Cómo se adelantó la contratación en Cali para garantizar el complemento alimentario en las instituciones educativas?

¿Qué está por encima, los derechos de los niños o una licitación pública?

Nosotros este año nos demoramos dos meses en adjudicar. El año pasado llegamos el primer día laboral, 4 de enero, y el primer día que los niños tenían alimentación escolar fue el 1 de febrero; era imposible hacer licitación pública.

Y la misma Procuraduría nos indica por una resolución que si nosotros no empezamos desde el primer día escolar tendríamos una sanción disciplinaria. Entonces lo hicimos de acuerdo a un banco de oferentes.

Y preocupa que esas raciones no lleguen a los niños de ampliación de cobertura

Nosotros les pagamos a los de cobertura educativa una tipología, que incluye una canasta (bien sea alimentación escolar o transporte). Entonces, como nosotros ya estamos pagando por la atención del niño, no podemos pagar dos veces la ración.

¿Cuál será la gran apuesta de la Secretaría de Educación para este año?

La gran apuesta este año será mejorar la infraestructura de los colegios oficiales, con el criterio de no solo pegar ladrillos sino dar ambientes escolares seguros y atraer al padre de familia para matricular al niño en el sistema público y reducir la deserción escolar.

Por eso estamos trabajando en tres frentes: Primero, concretando la inversión que se inició desde el 2015 en vigencias futuras en infraestructura por $ 40 mil millones. El martes 7 de marzo haremos una inauguratón de diez obras que se entregan en diez colegios, de 20 que se están interviniendo.

El segundo es la consolidación de dos inversiones en infraestructura: la primera, a través de ley 21, con Mineducación, que aporta el 70% del valor de la construcción, el municipio el 30% y aporta el lote. Ya tenemos acta de inicio de 16 colegios, con capacidad de 1440 alumnos y con criterio de avanzar hacia la jornada única de ocho horas con refuerzo en áreas como cultura y deporte.

La tercera es ejecutar $176 mil millones del crédito que le aprobó el Concejo al Alcalde en diciembre pasado para construir seis colegios nuevos donde no hay oferta pública como en las comunas 21, 15, 18 y 13. Se entregarán siete centros de desarrollo infantil y se van a intervenir 100 sedes educativas nuestras.

¿Para cuándo está el megacolegio en Llano Verde? Se había dicho que sería inaugurado en diciembre del año pasado

El próximo 8 de marzo y se ha hecho con recursos del Ministerio a través de Findeter. Como Alcaldía, en la Administración Pasada, se aportó el lote. El colegio tiene capacidad de 1200 estudiantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:educaciónSecretaria de Educación
Publicidad
Publicidad