Cali

La historia de Leidy Johanna, otra víctima de las 'clínicas de garaje' en Cali

Marzo 06, 2017 - 04:08 p.m. Por:
Redacción de El País
Leidy Johanna Leyton

Leidy Johanna Leyton , de 34 años, dejó cinco hijos huérfanos.

Cortesía para El País

La obsesión por tener un cuerpo perfecto, un 'derriere' que se robara más de una mirada, acabó  con la vida de Leidy Johanna Leyton, de 34 años, el pasado viernes, luego de que ésta se practicara una intervención estética en una 'clínica de garaje'. 

Su madre Rosalba Martínez le relató a El País las últimas horas de vida de su hija, quien por cumplir su sueño no midió las consecuencias al poner su cuerpo en manos de una falsa esteticista. Un sueño que dejó sin madre a cinco niños. 

Fue una sorpresa

"El viernes al mediodía llegué a la casa y vi que Leidy no se encontraba. Pensé que estaba recogiendo a las niñas en la guardería. Pasó el tiempo y ella no llegó, así que salí con mi nieta a buscarla", así empezaron los angustiantes momentos de Rosalba Martínez, al notar la ausencia de su hija. 

No pasó mucho tiempo antes de que la encontrara, ya que una de las amigas de Leidy acudió a ella para informarle que su hija se había practicado un procedimiento estético y que las cosas no andaban bien. 

"Le avisé a la hija de ella, mi nieta,  y nos fuimos para una casa cercana donde la tenían. Ahí le había hecho ese procedimiento en la cola", relató Rosalba, quien asegura que meses atrás su hija le había comunicado que se quería aumentar el tamaño de los glúteos, pensamiento que no era compartido por su progenitora. 

De ese lugar, una casa ubicada en el barrio Unión de Vivienda Popular de Cali, la bajaron consciente aunque un poco mareada luego de realizada esta intervención que le habría costado 300 mil pesos. 

"La trajimos hasta mi casa. La misma señora que le hizo eso nos la ayudó a traer,  aunque no decía que ella era la que le había aplicado eso sino que se refería a otra persona. Por ejemplo decía: 'Es que la señora que le hizo eso dijo que su hija estaba muy débil, pero dele dos Acetaminofén, un Gatorade y hágale un juguito. Eso es efecto de la anestesia' ”, recuerda la madre de Leyton.

"Nosotros nos confiamos y no la llevamos al médico porque la señora que le hizo eso nos dijo: 'tranquila que eso es por la anestesia, ya cuando le pase el efecto se pondrá bien'".
Rosalba 
Madre de la víctima

Escalofríos, mareos y ganas de vomitar fueron los síntomas que presentó Leidy Johanna minutos antes de que una de sus hijas menores la encontrara muerta sobre su cama.

"La niña pequeña llegó diciéndome: 'vea abuela, mi mamá está como rara, parece muerta'. Cuando yo fui a verla ya estaba quieta, no respondía nada. Ahí empezaron los gritos, todo el mundo a llorar, así que llegó mi hija que vive enseguida junto con otros amigos y nos la ayudaron a llevarla al Hospital Carlos Carmona. Allá el médico intentó reanimarla pero no respondió".

Causa de muerte: un tromboembolismo pulmonar producido por la introducción en el cuerpo de una sustancia grasa, señaló Medicina Legal.

"Se generó un trombo que en este caso llegó al pulmón y generó una insuficiencia respiratoria, lo cual hace que la persona muera", así le confirmó a El País Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal, y quien señaló que a la mujer le fue aplicada un volumen de más o menos 500 centímetros de la sustancia en cada glúteo. 

Información del CTI indica que hacia las 7:00 p.m. la mujer fue llevada al hospital por sus familiares. Presentaba rastros de una sustancia aceitosa en las piernas.
Los culpables

Doña Rosalba asegura que conoce a la mujer que le aplicó esta sustancia a su hija y que tomará medidas al respecto.

"La casa dónde los realiza es alquilada, allá viven sus hijos. Es muy común que ella realizara este tipo de cosas estéticas. Aunque su trabajo diario es el de vender chontaduros. Yo la he visto pasar por acá", señala madre de la víctima. 

En horas de la tarde de este lunes, doña Rosalba interpondrá la denuncia formal ante la Fiscalía, para así encontrar un culpable de la muerte de su hija. 

"La Policía no ha podido hacer nada porque no hay orden de captura, aunque ya me dijeron que la señora había sacado varias de las cosas de esa casa".

Ahora doña Rosalba tendrá que cargar con el dolor de la pérdida de una de sus hijas; además de hacerse cargo de los cinco hijos que dejó Leidy Johana, los cuales tienen edades entre los 2 y 19 años de edad. 

Según Medicina Legal, en ocho días - luego de realizar la descripción química- se conocerá con exactitud el tipo de sustancia que le fue inyectada a Leidy Johanna. 
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:secretaría de saludestética
Publicidad
Publicidad