cali

"No había nada de seguridad en la estación": joven agredida durante robo en el MÍO

La escena le dio la vuelta a Cali y a toda Colombia: una joven arrastrada en el suelo de una estación del MÍO por un atacante que le iba a robar el celular, pero no le bastó con eso, también la apuñaló en cuatro oportunidades a pesar de que en su poder ya tenía el teléfono. 

El robo, que ocurrió este domingo a las 8:50 p.m., quedó registrado en cámaras de video y rápidamente se volvió viral. El atacante huyó. Hubo indignación por parte de la ciudadanía. Las autoridades anunciaron investigación. Metrocali, entidad encargada de operar el MÍO, dijo que trabajan en mejorar el servicio. Y todo quedó ahí. 

Sin embargo, la joven afectada, de 18 años, y quien quiso omitir su nombre, le contó a El País cómo ocurrieron los hechos que casi le cuestan la vida. 

No había seguridad

Lo primero que reseña la víctima es la falta de seguridad en la estación Siete de Agosto a esa hora de la noche. "Cuando yo entré a la estación me sentí segura, porque había mucha gente, nunca vi nada extraño. Minutos después me sonó el celular, yo contesté la llamada y vi a un muchacho que se me acercó, pero todo normal, cuando colgué él se acercó más y se abalanzó sobre mí para arrebatarme el celular; yo no opuse resistencia, solo grité: 'ayuda me están robando' y ahí es donde él saca el cuchillo y me pega la primera puñalada en el pecho". 

Pues al atacante no le bastó con este primer ataque, sino que dirigió su cuchillo tres veces más hacia el cuerpo de la joven, de quien se conoció estudia Administración en Salud y portaba un celular Samsung Galaxy J7. 

"Cuando sentí la primera puñalada yo trato de darle la espalda, pero él me pega las otras (en total fueron cuatro; tres en la espalda y una en el pecho), cuando él se va la gente no se acercaba a auxiliarme, yo no sé si era el temor. Luego se me acercó un muchacho me mira, trata de salir, pero se devuelve y me entrega el teléfono que me había quitado el ladrón. ¿Por qué lo tenía? Ese es el gran misterio", explica.

En los minutos posteriores al ataque, prosigue, la presencia de la Policía era nula en la estación. "Solo había un guarda, pero él estaba más confundido que todos, no sabía qué hacer. En las estaciones del MÍO no hay ninguna clase de garantía en seguridad, antes de esto yo me sentía confiada en las estaciones, pero ahora no me quedan ganas de volver a montar en MÍO".

Hieren a mujer con arma blanca por robarle un celular en estación del MÍO.

Momento en que la joven fue agredida en la estación del MÍO

Especial para El País

Sin primeros auxilios 

Como en la mayoría de casos donde hay hechos de sangre en Colombia, la multitud rodeó a la joven para ver qué le había hecho el ladrón.  Sus heridas daban cuenta de la poca compasión del sujeto, del que hasta ahora no hay pistas. 

"En la estación no hay ninguna persona que supiera de primeros auxilios. No hay nada, uno se puede morir allí y eso no debería ser así, porque lo que me pasó a mí le puede pasar a muchas personas. La ambulancia se demoró media hora en llegar", agrega la joven. 

Más preocupados por la foto

A pesar de sus llamadas de auxilio, los otros usuarios que se encontraban en la estación tan solo se acercaron a la joven minutos después del hecho, denuncia la estudiante. 

"Cuando me atacaron la gente estaba más preocupada por tomarme fotos y por grabarme, más que por ayudarme. Eso fue indignante",

"Cuando me atacaron la gente estaba más preocupada por tomarme fotos y por grabarme, más que por ayudarme. Eso fue indignante", dice. 

Luego de la llegada de la ambulancia, fue trasladada hasta un centro médico. Afortunadamente sus heridas no eran de gravedad, por lo que los médicos la remitieron a su casa con una incapacidad de cinco días. 

Ahora, reina el miedo...

"En estos momentos tengo miedo de salir a la calle y encontrarme a ese violento; porque es un violento, no le bastó con que ya tenía el celular y me agredió así de esa manera. Me quería matar", complementa. 

Contó, además, que era la primera vez que la robaban en Cali. "No vuelvo a sacar el celular en la calle". 

"No me explico cómo una persona le puede quitar la vida a otro por un celular. Es terrible. Mi familia y yo estamos traumatizados y muy asustados", concluye. 

Metrocali rechazó el hecho 

Uno de los primeros que salió a rechazar este hecho fue Nicolás Orejuela, presidente de Metrocali, quien calificó este acto como inaceptable. 

"Es un acto repudiable, gracias a Dios no tuvo mayor consecuencia para la víctima, pero es un hecho que por supuesto rechazamos", agregó. 

Igualmente anunció reuniones con la Policía Metropolitana de Cali y la Secretaría de Seguridad Municipal con el fin de diseñar nuevas estrategias para impedir más robos en el Sistema. 

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by