Cali

¿Qué hacer con las prebendas a empleados de Emcali? Crece el debate

Marzo 18, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Sede principal de Emcali

Edificio de las Empresas Municipales de Cali, Emcali.

Foto: José Luis Guzmán | El País

La Alcaldía y la Gerencia General de Emcali deberán realizar una revisión exhaustiva de las convenciones colectivas y beneficios a los que acceden los trabajadores oficiales de las Empresas Municipales, si se quiere garantizar la sostenibilidad y eficiencia de la compañía.

En eso coinciden exgerentes de Emcali y concejales de la ciudad, quienes hicieron un llamado al Municipio para que agilice la revisión de las prebendas y que inicie una mesa de concertación con los sindicatos, para lograr establecer acuerdos que equilibren las demandas de los trabajadores y las finanzas de la empresa.

Dicho llamado se realizó luego que el alcalde Norman Maurice Armitage advirtiera que algunas prebendas que actualmente tienen los empleados hacen que la compañía no sea viable en el mediano y largo plazo y, de hecho, las calificó de “impresentables”.

Según el Mandatario “cualquier empleado, por humilde que sea, le cuesta casi $9 millones por mes a la empresa” y añadió que “hay empleados que tienen derecho a que los nietos y bisnietos se puedan ubicar en cualquier universidad”.

De acuerdo con Emcali, entre el 2016 y lo que va del 2017, se han pagado $17.251 millones en beneficios a dos de sus sindicatos (ver tablas).

Para Ramiro Tafur, exgerente general de Emcali, “debe hacerse una revisión real de cómo los sindicatos están aplicando las convenciones y la Gerencia tiene que hacer un control efectivo de que lo que se pactó se esté cumpliendo y no se estén utilizando recursos públicos en cosas adicionales. Esto debe ir de la mano con un cálculo fidedigno de las prebendas que se pactaron en las convenciones colectivas, para evitar un desfase económico”.

Tafur añadió que “se debe conciliar con cada uno de los sindicatos cuáles son las prebendas diferentes a todas las demás que tengan las empresas afines. Estos son derechos adquiridos y no es fácil abolirlos a ‘pupitrazo’, por lo que deben revisarse conjuntamente; la situación actual de la empresa es delicada y algunos gastos tienen que replantearse urgentemente”.

En esto coincidió el concejal Henry Peláez, quien manifestó que la mediación con Sintraemcali y la Unión Sindical Emcali será el pilar para disminuir algunas cargas laborales que impiden la competitividad de las Empresas Municipales.

“Uno de los aspectos que hacen a esta empresa poco competitiva son las becas a trabajadores, hijos y familiares, porque son muy onerosas. Cuando estos beneficios se dan es porque la empresa va a salir beneficiada de los estudios que va a realizar la persona, pero en el caso de Emcali esto no se ha dado porque la mayoría de beneficiarios no necesariamente dejan esa formación educativa al servicio de la empresa, allí el recurso se está malogrando”, aseguró Peláez.

No obstante estas referencias, José Roosevelt Lugo, presidente de la Unión Sindical Emcali, indicó que “el Alcalde tiene que ser claro y decir a dónde quiere llegar, porque lo único que desató fue una discusión sobre nuestros derechos y decir que estamos llevando a la quiebra a la empresa, cuando eso no es cierto. Los empleados le costamos a la empresa el 10,72 % del presupuesto de la empresa, incluyendo las primas, becas y demás conquistas laborales; el 70 % del presupuesto de Emcali se lo lleva la contratación, que es el problema real”.

Lugo dijo que su sindicato estaría dispuesto a revisar “temas de orden convencional sin que ello signifique que vamos a entregar derechos laborales adquiridos (salud, educación, primas, entre otros), porque en el 2003 se hizo un esfuerzo al entregar $64.000 millones para garantizar el funcionamiento de la empresa y no sirvió. Tenemos que hacer una asamblea para votar cuál podría ser la negociación colectiva que vamos a hacer de las convenciones”.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad