Cali

Reducirán carriles en 59 tramos de vías de Cali para dar espacio a ciclorrutas

Junio 18, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
Cali ganaría 98 kilómetros de bicicarriles si señalizara las vías

Este es el panorama de muchas de las ciclorrutas. La mayoría tienen tramos inconclusos y los ciclistas tienen que salir a las vías, a unirse al tráfico que se disputan los carros y las motos. Cali no tiene ni siquiera el 10 % de la infraestructura que planeó para este actor de la movilidad.

Este es el panorama de muchas de las ciclorrutas. La mayoría tienen tramos inconclusos y los ciclistas tienen que salir a las vías, a unirse al tráfico que se disputan los carros y las motos. Cali no tiene ni siquiera el 10 % de la infraestructura que planeó para este actor de la movilidad.

Garantizar la movilidad sostenible y realizar los 228 kilómetros de ciclorrutas y bicicarriles que proyecta tener Cali en los próximos dos años implicará la reducción de carriles en 59 tramos de vías de la ciudad.

Así quedó consignado en la Resolución 4132.010.21-182 del 9 de junio de 2017, en la que el Departamento de Planeación Municipal definió cuáles serán los corredores principales y secundarios que sufrirán una redistribución de espacio, de cara a la construcción de cicloinfraestructura.

Entre las vías seleccionadas para reducir su capacidad para automotores y dar prelación a la bicicleta, se cuentan la Calle 16 entre carreras 39 y 66, la Carrera 56 entre calles 5 y 25, la Avenida 3N entre la Avenida Vásquez Cobo y Carrera 1, la Calle 44N entre carrera 39 y Avenida 6N, la Avenida 6N entre calles 12N y 36N, la Avenida Cañasgordas entre carreras 111 y 114, la Avenida Simón Bolívar entre calles 66 y 47, la Calle 72 entre avenidas 3N y Avenida 2N, entre otras. (Ver mapa)

Gráfico El País

Gráfico El País

El País

Según informó el Departamento de Planeación Municipal, la decisión de reducir los carriles en los tramos seleccionados obedece a que “se hace necesario gestionar los anchos de los carriles destinados al transporte privado, sobre todo en los tramos considerados críticos en relación con la disponibilidad del espacio. Esto implica, para el caso de los tramos críticos, la necesidad de introducir una modificación del ancho mínimo requerido de manera tal que a la vez se libera espacio para otros modos de transporte de mayor sostenibilidad y se garantice la seguridad vial a los bici-usuarios”.

Cabe anotar que las ciclorrutas deben tener un mínimo de 1,20 metros de ancho en cada sentido. Además, deben estar aisladas de la calzada vehicular, mínimo a 60 centímetros de distancia; sin embargo, cuando la ciclorruta se proyecta a nivel del andén, se debe garantizar una distancia mínima de 60 centímetros libre de obstáculos sobre la franja de amoblamiento.

De acuerdo con la Encuesta de Movilidad Cali 2015, realizada por el Centro Nacional de Consultoría y la firma Steer Davies Gleave, el 5,4 % de los viajes de los caleños (hacer un desplazamiento con un destino y objetivo definido y que tiene una duración mayor a tres minutos) se hacen en bicicleta.

Duvalier Sánchez, asesor para la movilidad en bicicleta de Cali, señaló que este “es un paso muy importante para cumplir con la Ley 1083, que establece que la prioridad en la movilidad la deben tener las formas sostenibles sobre los automotores”.

Sánchez dijo que al finalizar julio estarían listos los diseños de los tramos de ciclorrutas que se van a intervenir en los próximos dos años y que espera que al finalizar el 2017 se ejecuten al menos 40 kilómetros de cicloinfraestructura en diversos tramos de la ciudad.

“Con $9000 millones de Metrocali más $10.000 millones de la Secretaría de Movilidad, vamos a poder hacer otros 40 o 60 kilómetros de cicloinfraestructura el próximo año. A todo esto se van a sumar los recursos del empréstito por $30.000 millones, los cuales van a ayudar a cumplir con los más de 100 kilómetros que tenemos pensados ejecutar antes del 2019”, dijo Sánchez, quien indicó que no se tiene pensado captar más carriles vehiculares por el momento. 

Para la ciclista Daniela Rodríguez la decisión de reducir los carriles vehiculares está en sintonía con la promoción de una movilidad no contaminante. “Esto se hace en todas las ciudades del mundo y es un reconocimiento para quienes nos movemos de forma eficiente. Ojalá las ciclorrutas se concreten rápido y sean eficientes porque esa es una deuda pendiente en la ciudad”.

Roberto Marín, quien tiene una oficina en el barrio Ciudad Jardín, dijo no estar de acuerdo con la reducción de calzadas en la Calle 16 entre carreras 39 y 66. “Esa es la única vía que medianamente agiliza el paso para quienes nos movilizamos por el sur de la ciudad. Es funcional, precisamente, porque tiene tres carriles en cada sentido y permite desplazarse a una velocidad constante. Si se quitan carriles para los carros, ese va a ser otro nudo de congestión”.

Ante esto, Sánchez indicó que “en un principio los diseños planteaban cambiar un carril vehicular por uno para biciletas, pero se llegó a la conclusión de que si hay dos carriles de 3,50 metros se redujeran a 2,90 metros cada uno. Allí sobra 1,20 metros para un tercer carril para usuarios de bicicleta. Esta es una medida de seguridad vial y pacificación de tráfico porque en ya no se van a poder desarrollar velocidades de 80 o 100 kilómetros por hora, sino que se van a tener velocidades constantes de 30 o 50 kilómetros por hora”.

Por su parte, Ciro Jaramillo, experto en movilidad, indicó que “hacer una cicloinfraestructura segura, legible y que sea continua para favorecer los desplazamientos de la gente es lo mejor que puede hacer la ciudad para apuntarle a una movilidad sostenible

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad