cali

Temporada de lluvias en Cali se extendería hasta mediados de junio

Cali bajo la lluvia

Un torrencial aguacero se presentó este miércoles en la mañana en Cali.

Raúl Palacios/ El País

Las fuertes lluvias que se han presentando en los últimos días en la ciudad, prendieron las alarmas de los entes de control de Cali, ya que debido a la saturación de humedad de los suelos aumenta el riesgo de deslizamientos y derrumbes.

La Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) confirmó que estas lluvias se extenderán hasta el mes de junio aproximadamente. 


“Las lluvias van a continuar porque prácticamente ya estamos en el primer periodo lluvioso del año. Marzo ha sido históricamente un mes de transición, pero esta vez las lluvias se adelantaron unos quince días porque está entrando bastante humedad del suroccidente del país y eso es lo que ha provocado las lluvias intensas y frecuentes que se han presentado desde el fin de semana pasado”, explica Harold González, coordinador de la Red de Hidroclimatología de la CVC.

Según la investigación de esta entidad,  en las últimas 24 horas han caído 83 milímetros de agua en el oeste de la ciudad.

“También hemos tenido lluvias fuertes en diferentes cuencas del departamento como la cuenca de Guadalajara donde cayeron alrededor de 54 milímetros. Asimismo, hubo precipitaciones en el norte del Cauca en la cuenca del río Ovejas. Lluvias entre ligeras y moderadas cayeron en todo lo que es la zona de los Farallones de Cali y también en la Cordillera Central, estamos hablando de Palmira y Cerrito”, agregó González. 

En estos frentes frío, según la CVC,  las lluvias estarían acompañadas de tormentas eléctricas y vientos fuertes especialmente en el sector de Pance y sus alrededores. 

“Tuvimos un leve ‘veranillo’ entre enero y febrero, y a finales del segundo mes aparecieron las lluvias que se fueron intensificando a principios de marzo las cuales no son típicas para esta época lo que conllevó a que los suelos se saturen de humedad volviéndolos más vulnerables a los deslizamientos de tierra sobre los farallones de Cali, la vía a Buenaventura, los municipios de Trujillo, Sevilla y en las partes altas de las cuencas de los ríos Guadalajara y Tuluá", advirtió González.

Valle empieza a padecer por temporada de lluvias

Veinticinco viviendas afectadas por vendavales en San Pedro y Palmira, cultivos que se perdieron por una granizada en El Águila y la inundación de la vía de ingreso a una urbanización en Jamundí, son las emergencias que dejaron las lluvias de las últimas horas en el Valle del Cauca.

Así lo aseguró el secretario departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, Jesús Copete, quien indicó que hasta ahora el municipio más afectado por el invierno es San Pedro, donde diecinueve casas resultaron afectadas en sus techos por los fuertes vientos que se registraron esta semana. De igual forma, otras seis viviendas también perdieron sus tejados por un vendaval en Palmira.

Ya las Secretarías de Gestión del Riesgo de esos municipios están gestionando las ayudas para los habitantes de esas casas”
Jesús Copete
Secretario departamental de Gestión del Riesgo de Desastre

Otra de las afectaciones que se registró en el departamento como consecuencia del invierno, fue la pérdida de varias hectáreas de cultivos de uva en el municipio de El Águila, en el norte del Valle. Las ayudas para los damnificados por este fenómeno están pendientes de coordinación, indicó el Secretario de Gestión del Riesgo de Desastres del Valle del Cauca.

El funcionario indicó que actualmente se están monitoreando los caudales de los ríos La Paila, Cauca y Desbaratado. “Esos son los afluentes que más nos preocupan porque, por sus condiciones, son los que podrían presentar crecientes. Los municipios ya identificaron otras quebradas que pueden representar riesgo y están preparando alertas para que la comunidad esté atenta a cualquier evento”, dijo.

En ese sentido, el Ideam emitió una alerta naranja por posibles crecientes súbitas de los ríos Guadalajara, Vijes, Yumbo, Cali, Pance, Lili, Meléndez, Cañaveralejo, Jamundí, Claro, Guachal (Bolo - Fraile, Parraga), Amaime, Cerrito, Guabas, Sabaleta, Sonso, Tuluá, Morales y Bugalagrande.

Asimismo, la entidad meteorológica replicó la alerta naranja por las crecientes que pueden registrar los ríos que desembocan al océano Pacífico, como el Bajo San Juan, Dagua, Munguidó, Calima, Frío, Anchicayá, Tuluá, Paila, Morales, Cajambre, Naya, Micay, Saija, Timbiquí, Guapi, Napi, Iscuandé y Tapaje.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by