colombia

Cara a cara: ¿Acertó la Corte al poner límites al 'Fast-Track'?

Los senadores Roy Barreras, de la U, y Alfredo Rangel, del Centro Democrático, debaten sobre la decisión de la Corte Constitucional, que cambió las reglas del juego para implementar el Acuerdo de Paz.

"Santos no puede dejar que ocurran estos errores políticos con la paz": Barreras

¿Cómo recibe la decisión de la Corte Constitucional de tumbar algunos artículos del ‘fast-track’ que había permitido la rápida implementación de los acuerdos de paz?

Esta es una decisión grave, sin duda es un palo en la rueda en la implementación de la paz. Respeto el fallo de la Corte, pero los magistrados no advirtieron el riesgo enorme en el que ponen el proceso y la incertidumbre que generan a escasos doce días de que se cumpla el Día D+180. Sin embargo, también hay que decir que hay mayorías probadas en el Congreso en favor de la paz y vamos a defender a 6,5 millones de colombianos que nos acompañaron con el Sí en el Plebiscito. 

El presidente de la Corte dijo que lo aprobado sigue en firme, ¿cuál es la preocupación a futuro?

Hay dos elementos fundamentales en riesgo, el primero es la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz, JEP. Como es obvio, apenas a trece días de dejar las armas, esas personas que le apostaron a la paz necesitan seguridad jurídica.

Y esa ley estatutaria debe aprobarse por ‘fast-track’. Y lo segundo, es que la paz tiene sentido si se limpia la democracia. Nunca se ha podido hacer una reforma política en el Congreso por vía ordinaria y esto solo será posible por ‘fast-track’.

Enrique Santiago, asesor jurídico de las Farc, dijo que la manera de salvar la paz es a través de una Asamblea Nacional Constituyente. 
¿Usted qué piensa?

Esa idea es totalmente fuera de lugar. De lo que se trata es de superar un obstáculo de procedimiento que se reduce a una cosa: abre una puerta para que se presenten mil proposiciones por cada artículo, que no son para mejorar los acuerdos, sino para volver trizas la paz, como anunció en su convención el Centro Democrático, pero ahí estaremos las mayorías en el Congreso para defenderla.

Pero estamos ad portas de la campaña electoral y para nadie es un secreto que cada congresista tiene un interés. Incluso en el Partido de la U, el senador Mauricio Lizcano ya se ha mostrado en desacuerdo con temas de la paz...

Por eso es que el fallo de la Corte es un error histórico. Desconoce el efecto que tiene sobre la aprobación de las leyes indispensable para la implementación de la paz y las pone en riesgo. El año electoral es inconveniente para la paz en cualquier país, pero está claro que independientemente de las opciones presidenciales del 2018 ha habido y seguirá habiendo mayorías en defensa de la paz y vamos a tener que hacer un trabajo mucho más intenso.

Esta semana el presidente Juan Manuel Santos posesionó a dos magistrados y justo fueron ellos los que dieron una votación negativa al ‘fast-track’. ¿El Gobierno mismo se clavó el puñal?

El Presidente y el Gobierno tienen que asumir con más firmeza la defensa de la paz. No pueden dejar que ocurran estos errores políticos con la paz. Es una paradoja, los magistrados que ayer le pusieron el palo en la rueda fueron los que ternó el Presidente. Lo que significa que su postulación fue un acto de buena fe.

Pero un mal cálculo político...

Precisamente la ausencia de cálculo del Presidente privilegió las capacidades académicas sobre nada menos que el futuro de la paz, que es lo que está en juego, cuando aquí se necesita parar una guerra que causa pérdida de vidas humanas. Evidentemente, el Presidente de buena fe confió en unos académicos que votaron uno en contra y otra en abstención y con ese voto estamos en esta dificultad enorme.

También hay que decir, en honor a la verdad, que eso significa que se respeta la Corte, que esta es autónoma e independente y que eso es bueno para la democracia. Los que aplauden hoy el fallo de la Corte llevan meses calumniándola, diciendo que es apéndice de las Farc y del Gobierno.

¿Usted cree que al Presidente le faltó su consejo para ternar los magistrados y evitar así estos “errores” políticos?

Al Presidente le sobran consejeros y elementos de juicio, pero creo que en este caso actuó de buena fe y privilegiando las calidades académicas sobre el derecho de todos los colombianos a la paz. Y creo que la decisión del magistrado que él mismo ternó (Carlos Bernal) debe tenerlo sorprendido y preocupado, pero también en alerta.

El Gobierno debe asumir el poder constitucional y legal que las normas le ofrecen para defender la paz, porque se necesita firmeza, no basta con haberla firmado.

"La Corte ha debido tumbar todas las leyes aprobadas por ‘fast-track": Rangel

¿Cómo recibe la decisión de la Corte Constitucional que tumba algunos aspectos del ‘fast-track’ que había permitido la rápida implementación de los acuerdos de paz?

La Corte Constitucional ha defendido la democracia y la institucionalidad al eliminar esos artículos que convertían al Congreso en una notaría de registro de las iniciativas del Gobierno y le otorgaba al Ejecutivo facultades legislativas, aunque se quedó corta porque ha debido tumbar todas las leyes que han sido aprobadas a través de ese mecanismo.

Precisamente, hay quienes rescatan en el Gobierno que temas fundamentales como la amnistía y la participación política de las Farc se salvaron...

Lastimosamente la Corte careció del valor civil suficiente para haber tumbado todas esas leyes y reformas constitucionales que hasta ahora han sido aprobadas mediante un procedimiento que es absolutamente inconstitucional.

Pero todavía falta la reforma política, que es fundamental y fue presentada el pasado miércoles por el Ministro del Interior para su estudio. ¿Qué cree que va a pasar con ese proyecto?

Pues en adelante el Congreso tendrá la oportunidad de examinar las proposiciones de los congresistas y decidir de manera autónoma sobre ella, sin esperar el visto bueno del Gobierno, que era lo que hasta ahora había sucedido. Seguro esas iniciativas van a ser aprobadas, pero ahora tendrán una mayor discusión.

Al Centro Democrático se le ha cuestionado que asista a los debates, pero que jamás vote los proyectos relacionados con la paz. ¿Ahora, que pueden hacer proposiciones, sí van a votar?

El Centro Democrático se había abstenido de votar todas las iniciativas que se han presentado hasta ahora mediante el ‘fast-track’ precisamente por considerar que ese camino era inconstitucional tal y como lo ratificó la Corte. En adelante, el Centro Democrático examinará esos proyectos del Gobierno para debatir y decidir si vota negativo, positivo o se abstiene, porque el Congreso se sigue manteniendo castrado en el sentido de que no puede presentar de manera autónoma sus propuestas.

El senador Roy Barreras dijo que la decisión de la Corte abre una puerta para que el Centro Democrático presente mil proposiciones y haga trizas el acuerdo de paz. ¿Usted qué le responde?

La democracia requiere sus tiempos, no por más madrugar amanece más temprano. Podrían esas mismas leyes expedirse mediante decretos ley del Presidente, para lo cual está facultado por esa reforma constitucional que dio origen al ‘fast-track’, pero es preferible tomarse un poco más de tiempo para estudiar y analizar unas leyes que correspondan a los intereses nacionales, en lugar de ir por la vía rápida de la inconstitucionalidad, como ha sucedido.

Barreras también dice que los que aplauden hoy el fallo de la Corte, antes la criticaban por ser un apéndice de las Farc...

La Corte Constitucional ha tenido un comportamiento errático en estos temas de la paz. La evidencia más grande es el hecho de que hubiera aceptado el resultado del plebiscito que negaba los acuerdos entre las Farc y el Gobierno Nacional y dijera que podría ser reformulado y tramitado a través del Congreso.

De esa forma se burló de la voluntad popular que rechazó los acuerdos de La Habana. Pero tratando de enmendar la plana, creemos que la Corte Constitucional ha actuado de una manera más acertada, aunque a veces se pronuncia haciéndole el favor al Gobierno con decisiones inconstitucionales.

¿Usted cree que el Gobierno se hizo el ‘harakiri’ con la terna del magistrado Carlos Bernal, que dicen tenía un trato con el presidente Santos y terminó votando en contra el ‘fast-track’?

Diría que afortunadamente los cinco magistrados que votaron en contra del ‘fast-track’ lo hicieron de esa manera, sin importar si son recién llegados o antiguos.

Lo importante es que se tomó una decisión que es acorde con la defensa de la Constitución y que va en contra del proceso con una clara inspiración chavista que le otorga facultades legislativas al Gobierno y que ha convertido hasta ahora al Congreso en una simple notaría.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by