Colombia

Clan del Golfo y MRP, en el radar de las investigaciones por atentado en Bogotá

Junio 18, 2017 - 03:34 p.m. Por:
Colprensa
Bogotá Atentado

Aunque el Gobierno no quiso revelar detalles de las "tres hipótesis" que maneja sobre los responsables, expertos señalan que las dos organizaciones criminales estarían en la mira de los investigadores. Tampoco se descarta al ELN.

Colprensa

El presidente Juan Manuel Santos informó que los organismos de inteligencia manejan tres hipótesis sobre los posibles autores materiales del atentado terrorista en el centro comercial Andino que dejó tres personas muertas y once heridas. Sin embargo, el jefe de Estado dijo que no las revelará por ahora mientras avanzan las investigaciones.

Con todo, para los expertos no pasan de tres o cuatro los posibles atentados de este acto terrorista que ha sido asimilado con el accionar del cartel de Medellín de Pablo Escobar en la época más aciaga del terrorismo en el país.

En primer lugar, no descartan que sea el ELN. Para el analista y exmilitar en retiro John Marulanda, hay motivos para pensar en esa guerrilla, que aunque ayer mismo en un trino desmintió la autoría del atentado, tiene antecedentes.

“@ELN_Paz repudia ataque en Centro Comercial Andino contra civiles. Compartimos el dolor y nos solidarizamos con las víctimas” y “pide seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas y temerarias; hay quienes pretenden así hacer trizas los procesos de paz”, escribió el grupo armado ilegal.

“Alias ‘Pablo Beltrán’ dijo esta semana que el ELN seguirá secuestrando, volvió a volar un oleoducto, mató a un soldado en Arauca, hirió a varios Policías en Norte de Sanbtander, el ELN está en franca guerra, tiene más antecedentes en guerra urbana y tiene células en Bogotá”, considera el experto.

De hecho, de los últimos atentados en la Capital del país en los últimos dos o tres años, casi todos de pequeño poder destructivo, algunos han sido atribuidos al ELN, como el del 16 de diciembre pasado cuando milicianos asesinaron a un Auxiliar de Policía que prestaba vigilancia en una subestación en la carrera Séptima con calle 200. Incluso, llenaron el cuerpo de explosivos para accionarlos cuando llegaran sus compañeros.

Inclusive, fue el ELN el que puso una bomba el 18 de febrero de este año en el sector de La Macarena, donde murió un policía que pasaba por el sitio y 20 personas más quedaron heridas.

La otra hipótesis apuntaría al llamado ‘Movimiento Revolucionario Popular’ (MRP), que ha reivindicado la autoría de algunas explosiones contra Porvenir y CafeSalud en la Capital del país.

Este movimiento armado ilegal, según las autoridades, tienen vínculos con algunas células urbanas del ELN y tendría su nicho político en algunas universidades públicas. “Este MRP tiene experiencia en explosivos, en atentados a la Policía y ha ejecutado otros ataques contra uniformados en Bogotá, o sea que no se puede descartar”, agrega Marulanda.

Una tercera hipótesis apuntaría al llamado ‘Clan del Golfo’, la banda criminal que antes era conocida como ‘los Urabeños’, y que hace varias semanas ejecutó el llamado ‘plan pistola’ que cobró la vida de doce policías y dejó heridos a otros tantos en nueve Departamentos del país tras la muerte en una operación policial de alias ‘Pablito’.

Esta bacrim es dirigida por Dairo Úsuga, ‘alias Otoniel’, y a través del ‘plan pistola’ ha buscado presionar al Gobierno para una negociación política para obtener beneficios jurídicos, algo que ha descartado el Estado que solo acepta su sometimiento a la justicia.

“Una banda narcoterrorista como el ‘Cartel del Golfo’ es poco probable que haya cometido este atentado, pero no se puede descartar del todo. Tampoco se puede descartar que haya tenido alguna participación algunas disidencias de las FARC que no están con el proceso de paz y prefiere seguir dedicados al narcotráfico”, agrega Marulanda.

Esta hipótesis cobra fuerza si se recuerda que hace algunas semanas se conoció de un memorando interno de la Fiscalía en el que se advertía de “posibles atentados en contra de las instalaciones de la Fiscalía General de la Nación”, y de una comunicación interna de la Policía Nacional sobre “la posibilidad de asesinatos de policías en Bogotá e incluso de ataques con explosivos en la Capital”.

Un atentado distinto

Por su parte, el analista Ariel Ávila, de la Fundación Paz y Reconciliación y experto en conflicto armado y seguridad nacional, dice que el atentado en el Centro Comercial Andino es diferente a los 23 anteriores ataques con explosivos que ha sufrido la Capital del país en los últimos tres años.

“Este atentado terrorista no guarda semejanza con los anteriores por los horarios, por ser un sitio de aglomeración pública, etc. No hay parámetros para compararlo con los otros”, dice Ávila.

Y explica que se trata de “un atentado diferente, en un centro comercial, dejaron el explosivo en un baño, en horas de la tarde, previo al Día del Padre y sin un objetivo específico, así que el modus operandi es distinto”.

Por eso, el experto dice que “pudieron haber sido estructurales radicales de derecha para ‘tirarse’ el proceso de paz, o estructuras radicales de izquierda seguramente para atacar la clase media y alta que frecuente el Centro Comercial Andino, “pero no hay una hipótesis clara”.

Los dos expertos concluyen que hay que esperar a que avancen las investigaciones de la Fiscalía General de la Nación que desde ayer mismo asignó un Fiscal Antiterrorismo para liderar el proceso.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad