colombia
Congreso solo aprobó el 13% de los proyectos radicados este año

Congreso solo aprobó el 13% de los proyectos radicados este año

Un total de 279 proyectos de ley y reformas fueron presentados en el Senado de la República en lo corrido de este año, aparte de las catorce iniciativas relacionadas con el Acuerdo Final de Paz, y que se tramitó a través del 'fast-track’.

Así está registrado en la página web del Congreso de la República en la que se precisa la comisión en la que se estudio la iniciativa, el estado actual del proyecto y su título.

De lo presentado, 140 iniciativas fueron archivadas por vencimiento de términos o porque el autor así lo decidió, mientras que 103 se quedaron esperando a que le adjudicaran ponentes, a que se discutieran las ponencias en primer o segundo debate o a que pasara de una cámara a otra.

Solamente 29 proyectos ya son Ley, mientras que 5 esperan sanción presidencial; uno que sea conciliado y otro más, que la Corte Constitucional declare su exequibilidad.

Sobre las iniciativas relacionadas con la paz, cinco no lograron tan si quiera ser discutidas en primer debate, una se quedó esperando que le asignaran el ponente, dos fueron archivadas, una espera la sanción Presidencial, tres ya se convirtieron en Ley, mientras que a dos solo les queda el trámite en la Corte Constitucional para ser una realidad.

Precisamente, uno de los proyectos que se hundió, pero el Gobierno ha tratado de salvar es el de las curules especiales de paz.

El jueves, en un nuevo capítulo, un grupo de congresistas instauró una denuncia por prevaricato por omisión contra el presidente del Senado, Efraín Cepeda.

El senador Iván Cepeda Castro y los representantes a la Cámara Germán Navas Talero, Alirio Uribe, Ángela María Robledo y Víctor Correa Vélez, denuncian: “Esa negativa (de aceptar la tutela de un juez) podría ser encuadrable y dar lugar a la derivación de la consiguiente responsabilidad penal por la comisión del delito de prevaricato por omisión”.

Los congresistas sostienen que Cepeda pudo haber incurrido en el delito al negarse a reconocer la aprobación del acto legislativo.

Lea también: ¿Habrá renovación política en el Congreso? Listas demuestran lo contrario

'Fast track'

De los 14 proyectos presentados este año en el Congreso de la República relacionados con los acuerdos de paz que permitieron el fin del conflicto con la guerrilla de las Farc, tres ya son Ley. Una es la que le dio vida a Voces de Paz y Reconciliación y a la presencia de los voceros de las Farc en el Congreso.

También se cuenta que la que reglamenta la amnistía, indulto y tratamientos especiales penales para los integrantes registrados de la organización subversiva. Y la vinculación de los excombatientes a la Unidad Nacional de Protección.

Desde abril, el Estatuto de la Oposición espera que la Corte Constitucional le dé el visto bueno. Mientras que la reglamentación de la Justicia Especial para la Paz llegó a finales de noviembre al alto tribunal.

Pero todo no son buenas noticias para el Gobierno Nacional. El fortalecimiento para la investigación y judicialización de organizaciones criminales, el tratamiento diferencial para judicializar a los pequeños cultivadores de ilícitos, los relacionados con la modificación del Plan de Desarrollo para fijar el gasto relacionado con el posconflicto, la regulación del sistema catastral del país y el que permitía el uso de lotes baldíos para sustitución de tierras, no tuvieron la ponencia lista para iniciar su primer debate en la comisión correspondiente.

Estos proyectos, al igual que los dos archivados (adecuación de tierras y administración especial de justicia), de ser tramitados, tendrán que surtir el proceso ordinario en el Congreso, puesto que el procedimiento rápido o ‘fast- track’ terminó su vigencia el 30 de noviembre.

Entre tanto, desde ese día se debate sobre la aprobación de las circunscripciones especiales de paz, que proveían de 16 curules a los líderes sociales o representantes de víctimas del conflicto armado en territorios donde históricamente se vivió la guerra en Colombia.

La discusión sigue enfrascada en si el proyecto logró la votación necesaria para convertirse en Ley, por lo que el Gobierno agota los pasos jurídicos en la actualidad.

La última decisión fue de un juez, que falló una acción de tutela interpuesta por un grupo de víctimas, que le exige a Efraín Cepeda, presidente del Senado, enviar el texto de acto legislativo a la Corte para su revisión.

Insólitos

De los proyectos que lograron convertirse en Ley durante este año, se cuentan nueve relacionados con la declaración de fiestas patronales en municipios de Tolima, Caquetá, Huila, Santander, Cesar, entre otros.

Incluso, en noviembre, mes en el que se le pusieron más trabas al estudio de la Justicia Especial para la Paz y las Circunscripciones Especiales de Paz y se levantaron las sesiones por falta de quórum, se aprobó una ley con la que se declaró el 25 de octubre como ‘El día nacional de las personas de talla baja’.

También se cuentan los homenajes a municipios que cumplieron o están por cumplir 150 y 235 años de fundación. Y hasta hubo tiempo para sacar adelante una iniciativa que conmemora los 50 años de “vida político-administrativa” del departamento de Cesar.

Este año, el Congreso de la República declaró coo Patrimonio histórico y cultural al municipio de Orocué, en Casanare, “exaltando su condición de cuna de la obra literaria ‘La Vorágine”.

Los archivados

Entre los 140 proyectos que fueron archivados porque el Gobierno lo pidió o porque su ponente así lo decidió o porque se vencieron los términos para su estudio, está la reforma política que tenía algunos de los componentes que se pactaron entre el Gobierno y las Farc en La Habana, como parte de la negociación de paz.

Al final, incluso organizaciones como la Misión de Observación Electoral (MOE) pidieron que esta iniciativa se hundiera porque fueron tantas las modificaciones que se le hicieron en su trámite, que Alejandra Barrios, directora de la organización, dijo que había perdido su esencia. Esa reforma incluía la reglamentación para las coaliciones de los partidos y movimientos políticos a corporaciones públicas y la modificación del Consejo Nacional Electoral (CNE).

También se archivaron el fortalecimiento para prevenir, investigar y sancionar los actos de corrupción en las entidades públicas; la optimización de los trámites de restitución de tierras, el mejoramiento de las condiciones del sistema carcelario y penitenciario del país, la eliminación del “dolor y sufrimiento” durante las corridas de toros; y hasta la prohibición del cobro de retiros de dinero en cajeros electrónicos cuando la cifra es mayor a tres salarios mínimos.

Otro de los proyectos que no corrió con suerte era el que reglamentaba la inseminación artificial y la procreación con asistencia científica.

De los proyectos “folclóricos”, se hundió el que buscaba la declaración del juego del turmequé (tejo) como patrimonio cultural inmaterial de la Nación.

Los pendientes

Tratados económicos con otros países, acuerdos internacionales de medio ambiente, regulación para explotación minera, modificaciones a leyes ya existentes. Así se dividen, en su mayoría, los 103 proyectos de ley que llegaron al Senado entre 2016 y 2017 y que al final de este año quedaron pendientes de estudio para iniciar debate o de adjudicación de ponente.

Así se desprende de los reportes que hace la página web de Congreso de la República. Entre los 103 proyectos que quedaron pendientes se cuenta el régimen de seguridad social para los educadores; la ley nacional de fomento a la lectura; la ley del Vigilante, que buscaba mejorar las condiciones en las que este gremio presta su servicio; la reglamentación de la venta y uso adecuado de antibióticos y se prohibe su venta sin fórmula médica; el mejoramiento de las condiciones de la calidad de vida del adulto mayor.

De los acuerdos que se quedaron estancados, está el de cooperación de la Alianza del Pacífico, que además que fue suscrito en 2013.
Así mismo quedó el proyecto de ley que fija el protocolo al tratado antártico sobre protección de medio ambiente que fue firmado en 1999 y adoptado por el Gobierno en 2005.

De los proyectos que son calificados por algunos como “insólitos”, está el que institucionaliza el día Nacional de la Tolerancia, la Solidaridad y la Convivencia.

En el Congreso también se buscó rendir honores a la memoria y obra del expresidente Julio César Turbay Ayala, con ocasión del primer centenario de su nacimiento, pero quedó pendiente.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by