colombia

Crece polémica entre Gobierno y Fiscalía por la ley de jubileo

Un nuevo debate se presentó este miércoles entre el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, y el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, por la iniciativa para reducir las penas de los procesados del país, debido a la presencia del papa Francisco, en un proyecto denominado como la Ley del Jubileo. Lea también: Papa Francisco podría 'traer' la libertad a 40 mil presos colombianos

Martínez señaló que las rebajas de penas no pueden obedecer a la coyuntura o a la efervescencia del momento, y volvió a advertir que si el legislativo aprueba dicha ley los implicados en escándalos de corrupción quedarían en libertad, incluso los procesados por el escándalo de Odebrecht.

“Las señales que vamos a dar todos los días son más rebajas, más subrogados penales, no tratamiento penitenciario, no tratamiento intramuros, creo que nos estamos equivocando”, enfatizó el fiscal y agregó: “los implicados en el caso Odebrecht obtendrían la libertad, porque no se excluyen los delitos contra la administración pública de los delitos que no alcanzarían estos beneficios. La Fiscalía no comparte esa política criminal”.

Por su parte, el ministro de Justicia dijo que hay una necesidad para descongestionar las cárceles, dados los altos índices de hacinamiento, y la falta de planeación de política carcelaria, por lo que el Gobierno busca mediante el proyecto de Ley 216 de 2017, otorgar una rebaja en una quinta parte de la pena privativa de la libertad a los condenados.

No obstante el jefe de la cartera de Justicia aclaró que el proyecto impulsado con el Gobierno no está relacionado con la llegada del Papa al país, y sería solo una “coincidencia”.  Según el ministro, esta iniciativa únicamente es una respuesta a la situación carcelaria del país.

"El proyecto que presenta el Ministerio está basado en la política criminal con un estándar humanista de fin de la pena. Que se articula o coincida con lo que la costumbre en los países católicos, coincidió con lo que se ha denominado ley del jubileo. Es una adjetivación que el Gobierno nunca le ha dado", aseguró.

Y agregó que desde el Gobierno también buscarán hacer nuevas cárceles dado el deterioro de algunas de ellas: “De 136 cárceles que hay, 120 fueron construidas entre 1600 y 1999, por su antigüedad queremos reemplazarlas, pues estas no cumplen con la finalidad de la pena que es resocializar y rehabilitar”.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by