Cuatro magistrados responden a los puntos más polémicos de la JEP
Colombia

Cuatro magistrados responden a los puntos más polémicos de la JEP

Octubre 01, 2017 - 07:45 a.m. Por:
Por Alejandra Bonilla Mora/ Colprensa
JEP

La audiencia pública se cumplió en la Comisión Primera del Congreso

Colprensa

En medio de polémicas y un álgido debate legislativo sobre la reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz, esta semana se conocieron los nombres de los 51 integrantes de esta nueva justicia, tanto del Tribunal para la Paz, como de las Salas de Reconocimiento de Verdad, de Amnistía y de Definición de Situaciones Jurídicas.

Las críticas no se hicieron esperar y las redes sociales se llenaron de mensajes en contra de algunos de los magistrados escogidos como Rodolfo Arango, por su filiación al Polo Democrático y las críticas que ha hecho hacia el expresidente Álvaro Uribe Vélez; o Sandra Gamboa, quien fue abogada en el Colectivo José Alvear Restrepo, entre otros.

En medio de los ‘trinos’ y el anuncio de Cambio Radical de no votar la Ley Estatutaria, el presidente Juan Manuel Santos anunció un nuevo decreto para que la JEP pueda iniciar algunas labores de inmediato.

Entre estas, una urgente: el proyecto de ley que deberán redactar los magistrados sobre los procedimientos internos que tendrá la JEP y el Tribunal, que son procedimientos de índole penal y administrativos. Una vez esté listo, este proyecto de ley será presentado por el Gobierno al Congreso para su trámite.

Colprensa cuestionó sobre algunos de los puntos polémicos a la magistrada del Tribunal de Paz Ana Caterina Heyck y a los magistrados de las Salas de Justicia de la JEP, Iván González, Catalina Díaz y Belkis Izquierdo.

1. ¿Cómo recibe su elección?

2. ¿Cuáles son los retos de esta tarea, teniendo en cuenta la cantidad de procesos que se asumirán?

3. ¿Cómo responder a una sociedad polarizada y a un sector que cree que la JEP no es de justicia sino de venganza?

"Es justicia restaurativa": Catalina Díaz Gómez
Catalina Díaz Gómez

Catalina Díaz Gómez.

Especial para El País

Catalina Díaz Gómez, magistrada de la Sala de Justicia.

1. Para mí es un gran honor poder ser magistrada de las Salas de Justicia de la JEP. Creo que es una gran oportunidad para la administración de Justicia en el país, para demostrar que es posible hacer una justicia legítima, efectiva, eficiente, que produzca los resultados que le hemos prometido a la sociedad, a las víctimas y a quienes se acojan a la JEP.

2. Los retos son gigantes. En primer lugar, el reto es producir resultados en un tiempo razonable, resolver la situación jurídica de quienes se acojan a la JEP, satisfacer los derechos de las víctimas. En términos más concretos, la Sala de Verdad tiene una tarea titánica de recibir todos los informes que vienen de la Fiscalía, de la Justicia Penal Militar, de la Procuraduría, cruzarlos con los de organizaciones de derechos humanos y de víctimas, para poder convocar a las personas para reconocer su responsabilidad.

Esos actos de reconocimiento de responsabilidad, la Sala puede determinar que sean en una audiencia pública, con participación de las víctimas. No podrán ser todos, porque sería poco eficiente, pero tendrá que ser muy estratégico sobre cómo hacerlos, y, luego, producir las resoluciones de conclusión, que es donde se remiten los casos, explicando quiénes reconocieron responsabilidad a las Secciones respectivas del Tribunal para la Paz, y quiénes no lo hicieron.

3. El proceso de escogencia ha sido sumamente serio, riguroso, transparente, público. Creo que es francamente histórico lo que ha hecho el Comité de Escogencia, que es un paso trascendental a que haya una equidad de género y en términos de pluralidad y de participación de indígenas y afros en este tribunal.

Los principios por los cuales opera la JEP son muy claros y entre ellos está que se trata de un modelo de justicia restaurativa: no es, por definición, venganza. La JEP no es venganza, todo lo contrario, es un modelo de justicia restaurativa. Me parece equivocado decir que es un Tribunal de venganza, me parece equivocado estigmatizar a algunos porque vienen del mundo de los derechos humanos o a otros porque han administrado justicia en la justicia penal militar, son dos tipos de trayectoria legítimas.

"Aportar justicia": Ana Caterina Heyck Puyana
Ana Caterina  Heyck  Puyana.

Ana Caterina Heyck Puyana.

Especial para El País

Ana Caterina Heyck Puyana, magistrada del Tribunal Especial para la Paz.

1. La recibo con profundo orgullo. Considero que fue un proceso serio, transparente, honesto, responsable, de cara a una gran responsabilidad frente al país y frente al gran reto de aportar justicia. Para mí es un honor haber sido escogida y lo acepto con profunda orgullo y alegría. Le cumpliremos al país y a las víctimas.

2. El reto mayor es la consolidación de la paz, aportar justicia, responderles a las víctimas, al país, poner en marcha cuanto antes la Jurisdicción, dar resultados visibles
. La metodología, los procedimientos, la focalización y la priorización resultan muy importantes a efectos de dar resultados concretos. El país no necesita de teoría ni de diagnósticos sino de resultados visibles.
Hay varios desafíos y uno de ellos es que el sistema no colapse por exceso de información y por esto se requiere un orden, una debida sistematización y priorización para avanzar. Esto implicará un acuerdo y una lógica pragmática. Hay que hacer las cosas bien, no hay lugar para la mediocridad pero tampoco para la eternización; justicia demorada no es justicia.

3. No he encontrado críticas que impliquen un mínimo grado de preocupación. Como todo en la vida, hay críticas pero esto es normal.
La lógica de la diversidad es eso. Creo en la responsabilidad y la transparencia del proceso de selección. No hubo influencias políticas, no hubo presiones. En un momento de crisis, un proceso como este no solamente es ejemplo, también es motivo de orgullo.

Iván González

Iván González.

Especial para El País

"Dar oportunidad": Iván González

Iván González, magistrado de la Sala de Justicia.

1. La designación fue producto del proceso de selección que hasta donde llega mi conocimiento fue objetivo. La parte más importante del proceso de paz viene ahora, arranca ahora.

Hay una cantidad de procesos que hay que atender, de víctimas que reparar y de asuntos sobre los cuales hacer justicia. Hay que asumir la obligación de la mejor manera para que no se repitan hechos como los ocurridos desde la década de los años 60.

2. Será necesario utilizar muchos criterios gerenciales que nos permitan responder a la gran cantidad de procesos que van a llegar en diferentes estadios procesales y con múltiples sindicados. Así que primero hay que organizar el trabajo, determinar cuántos casos son, cuáles se pueden resolver con los mismos criterios, cuáles se deben priorizar e ir atendiendo una gran cantidad de asuntos de la manera más pronta posible.

3. Esa es una de las cosas que tenemos que dejar de lado: dividir. Darle al Tribunal la oportunidad de trabajar y dar resultados. Me parece que la descalificación de las personas elegidas a partir de posiciones políticas anteriores o comentarios anteriores o actividades que han cumplido, es, en todo caso, injusto.

Ni siquiera se ha puesto en marcha el Tribunal y ya lo quieren ‘matar’ de una vez, sin darle oportunidad de mostrar lo que va a hacer y cómo lo va hacer. La sociedad debe darle la oportunidad al Tribunal para que empiece a funcionar.

"La JEP es un reflejo del país": Belkis Izquierdo Torres
Belkis Izquierdo Torres

Belkis Izquierdo Torres.

Especial para El País

Belkis Izquierdo Torres, magistrada de la Sala de Justicia
1. Como mujer indígena, como abogada, para mí es un honor hacer parte de esta gran Sala que realmente se escoge teniendo criterios muy importantes como el enfoque de los territorios, de los derechos humanos, étnico, de género, y creo que refresca mucho la posibilidad de fortalecer la justicia y la reconciliación. Considero muy importante para que la justicia indígena visibilice sus principios y valores y sobre todo que son justicias con un gran enfoque restaurativo.

2. Tenemos que avanzar en una justicia ya no urbanizada sino pensando en el país rural, colocando a las víctimas en el centro. El reto principal es que todos los procesos internos estén en el marco de los estándares internacionales de los derechos humanos y en el marco de la Constitución Política. Creo que habrá una gran oportunidad de ser muy creativos y por eso insisto en la importancia de incorporar elementos de la justicia indígena, que tiene valores muy interesantes, pensando en la restauración y en cómo equilibrar las sanciones.
3. Creo que aquí es muy importante la composición del Tribunal y ese reflejo del país, de un país de regiones, donde hay diversidad ética.
Creo que se recogen estas visiones. Uno no estaría muy cerca de esas polarizaciones, creo que hay una composición interesante y por eso estamos muy contentos. Hombres, mujeres, de muchas regiones, género y territorio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:jepMagistrados
Publicidad
Publicidad
Publicidad