Colombia

El general Luis Mendieta ahora toma las 'armas'... de la política

Abril 02, 2017 - 07:45 a.m. Por:
Colprensa/ El País
Luis Herlindo Mendieta

El general Luis Herlindo Mendieta fue el oficial de más alto rango secuestrado por las Farc. Estuvo doce años en poder de esa guerrilla. Ha sido crítico con algunos aspectos del proceso de paz, especialmente en el tema de la justicia especial.

Colprensa- El País.com.co

Las elecciones del 2018 en Colombia contarán con un nuevo movimiento político, que aspira a restarle en las urnas a todos los partidos que hoy están en el escenario político nacional.
Patria Nueva, la naciente colectividad, parece irrumpe en la contienda con las botas bien puestas, pues es liderado por el mayor general Luis Herlindo Mendieta, quien estuvo secuestrado doce años por las Farc, y al que den ahora en adelante se le verá haciendo proselitismo político.

Este colectivo ya empieza a ser considerado como el movimiento político que representa a los militares y policías en el país, por lo menos a los retirados, aunque también en él hay muchos civiles, entre ellas víctimas.
Si bien el movimiento está en su etapa de formación, haciendo el papeleo necesario ante en el Consejo Nacional Electoral, CNE, para tener vida jurídica, la ideología está más que clara: de “centro derecha”, como lo dice el propio Mendieta.

Como base ya cuentan con 50 generales, mayores, coroneles y también soldados y policías en retiro.

La idea de crear este partido se gestó hace pocas semanas y el foco se ubicó en el exoficial Mendieta, quien es reconocido por la tragedia del secuestro que vivió por cuenta de las Farc, tras la toma a Mitú, como el uniformado de más alto rango que tuvieron en su poder, y que también ha sido representante de la ‘Federación de víctimas’.

Luis Hernando Mendieta reconoce que sus viajes y sus charlas con comunidades han servido para ir abonando el terreno. “En los desplazamientos que he hecho a lo largo del país, reuniéndome con víctimas del conflicto armado, he asistido a eventos y me he reunido con líderes regionales tanto de la Fuerza Pública como de las víctimas”.
La idea de fundar un partido político nació de oficiales que le plantearon a Mendieta “hacer algo hacia el futuro”.


En ese camino, hace una semana y media se decidió que, si bien el grueso de Patria Nueva lo formarán militares en retiro, las puertas también quedaron abiertas para los civiles.

Los promotores de la iniciativa se reunieron con militares y policías retirados de diferentes agrupaciones y ciudades que ya han participado en actividad política en partidos y movimientos, para diseñar la plataforma de la nueva colectividad.

Un objetivo del partido y que está claro en el horizonte es mantener la lupa sobre las Farc, atender las necesidades de las víctimas y responderles a ellas económicamente con sus recursos, además de los dineros de ayudas internacionales.

La primera idea que moverán los gestores de Patria Nueva en los foros políticos es que las víctimas de las Farc sean incluidas en todos los escenarios y procesos de los que hoy se sienten excluidas.

Por eso plantearán una reforma a la Ley de Víctimas, aprobada en el primer gobierno de Juan Manuel Santos.

En la tarea política de los próximos meses será inevitable que al nuevo partido se le quiera identificar como un apéndice del Centro Democrático, de Álvaro Uribe Vélez.

Pero por ahora, Mendieta traza una separación, aunque con una línea muy tenue: “En nuestras filas hay participantes que han estado en otros movimientos políticos, pero nos une un espíritu de cuerpo como retirados de la Fuerza Pública. Por ahora lo que queremos es ir a las elecciones con candidatos propios. Con el paso del tiempo miraremos qué rumbo tomaremos”.

Asegura que no han tenido acercamientos con el senador Álvaro Uribe, pero sí con otros dirigentes en reuniones preliminares, “pero han sido de todas las corrientes políticas. De momento somos autónomos, en el futuro, en una convención podría tomarse una decisión acerca de hacia dónde ir”.

Los integrantes de este nuevo partido tienen como meta llegar al Congreso de la República el año entrante, y luego medir fuerzas en el poder local y regional, es decir en Asambleas y Concejos.

“Estoy en esto de manera desinteresada”

¿Por qué el partido se llama Patria Nueva?
Esa fue una decisión de la colectividad, queremos significar lo que representa el partido en este momento del país.

¿Aspirará a la Presidencia de la República en 2018?
Es muy aventurado decirlo. Eso se está definiendo en reuniones. Por ahora estamos convocando a los líderes de las Fuerzas Militares en retiro y a personas de la sociedad civil para establecer quién va a llegar a los centros de poder.

¿Pero sí le apuntan como colectivo a las elecciones del 2018?
Claro que sí, esa es la apuesta. Ojalá pudiésemos ir con candidato propio por las diferentes instancias de poder, como la Presidencia de la República.

No es la primera vez que los militares intentan llegar al poder por la vía democrática. ¿Qué otro oficial o exoficial está en la lista?
Hay varios generales que se están sumando, así como personal administrativo, patrulleros, soldados, civiles y líderes sociales.

¿Qué nombres se pueden dar a conocer?

La junta directiva de Patria Nueva estará conformada por el brigadier general Hipólito Herrera, el capitán Juan Bautista Medina, la abogada Carolina Montealegre, el mayor Hernán Tapia y los sargentos Gonzalo Jiménez, Arlex Ortega y Héctor Augusto López.


¿Patria Nueva nace a raíz del proceso de paz con las Farc y lo que está pasando con los desmovilizados?
Indudablemente que todo lo que ha pasado en la negociando tiene que ver. Lo primero es el acuerdo con las Farc y ahora la implementación.

¿Cómo ve lo que está sucediendo con las Farc en materia de reconocimiento y financiación?
Ese es un punto a tener en cuenta. Si a las Farc se les está dando reconocimiento político, financiación y hasta curules, y se habla de más privilegios, pues a nosotros debe tratársenos en igualdad de condiciones.

¿Cómo se siente haciendo política?
Entusiasmado, pues quiero participar y aportar mi grano de arena. Estoy en esto de manera desinteresada. Lo que espero es que los sectores por los que trabajo puedan obtener mejores condiciones de vida.

Otro policía retirado es vicepresidente de la República (Óscar Naranjo). ¿Se siente representado por él, como integrante de ese cuerpo armado?
Esa es una decisión del Presidente de la República, el nombramiento seguramente se da porque el general Naranjo reúne las condiciones, le deseamos la mejor de las suertes. Sobre la representación, es posible que en algunos casos tengamos afinidad, pero en otros, críticas.

¿Y cómo ven los oficiales de Patria Nueva a sus colegas generales que estuvieron en la mesa de diálogo con las Farc (Jorge Enrique Mora y Javier Flórez)?
Ese tema no se ha tocado. Nosotros queremos lanzarnos a la arena política con nuestros propios ideales, nuestros propios objetivos y nuestra propia gente.

Usted ha sido muy crítico de los acuerdos con las Farc. ¿Cuál será el futuro de estos, si Patria Nueva llega al Congreso?
Como representante de las víctimas he visto que no nos han puesto cuidado a las observaciones. Esperamos que con este nuevo movimiento sí nos tengan presentes. Sobre el futuro de los acuerdos, creo en ellos, pues todo el mundo quiere la paz. La cosa es definir quiénes son los beneficiarios de ese proceso. Infortunadamente en este caso solo fueron las Farc. Lo que queremos es que la atención, la asistencia y la reparación se den para las víctimas que nosotros representamos.

Cuestiona mucho usted la reparación, ¿qué hay de la Ley de Víctimas?
Esa ley hay que reformarla, ese es uno de nuestros focos.

¿Cómo ven la justicia especial en este proceso?
Es claro que se cedió soberanía jurídica, pues van a ser juristas internacionales quienes nos digan cómo juzgar a nuestra gente. Deben ser las instituciones que le han puesto el pecho a la guerra las que apliquen la justicia. Acá se desconoció la justicia penal militar, no se ha hablado de un tribunal militar, como se dio en otros conflictos.

¿Se ve sentado junto a ‘Iván Márquez’ en el Congreso?
De seguro habrá lugares especiales para cada bancada...

Eso qué quiere decir…
Mientras los integrantes de las Farc no cuenten la verdad, no pidan perdón, no haya justicia y se dé la reparación, mal podríamos estar participando con ellos.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad