colombia
Las posibles alianzas que se tejen desde la izquierda en el camino a la presidencia 

Las posibles alianzas que se tejen desde la izquierda en el camino a la presidencia 

Iniciado ya el año preelectoral, la necesidad de que la izquierda busque alianzas es evidente, dado que el Polo Democrático ya no tiene el protagonismo que logró en el 2010, cuando sumó 1.300.000 votos por Carlos Gaviria, por encima de liberales y conservadores.

En el sonajero de posibles candidatos a la Presidencia de la República por ese sector están Jorge Enrique Robledo, designado ya como candidato del partido; Gustavo Petro, líder de los Progresistas; la ministra de Trabajo, Clara López (que no cuenta ya con partido), y hasta la excongresista Piedad Córdoba, en representación de la Marcha Patriótica, luego de que se le restableciera su vida política.
Pero cómo se filtrará esa lista sigue siendo una incógnita, más cuando ha crecido la división interna del Polo tras la designación de Robledo como candidato único cuando un sector de la colectividad reclamaba la participación de la ministra.


División que podría no tener final feliz, según el director de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, Iván Garzón, quien cree que las diferencias no son solo frente al gobierno Santos: “Lo que los une es una visión de izquierda, pero en adelante comienzan todas las diferencias; me parece que acá no solo hay razones personales, también históricas, de militancia, de compromiso con el Gobierno, son tantas las diferencias, que dudo que logren hacer un frente común”.

Agrega que es poco probable que los grupos de izquierda estén cercanos a organizar un frente común, ya que el nombramiento de López en la cartera de Trabajo terminó por fracturar el sector “más de lo que ya estaba y, en ese sentido, es esperable que el Polo sea el reflejo de esa fractura”.

Posible alianza

Sin embargo, el senador Iván Cepeda no solo ve posible una coalición “muy amplia” de la izquierda sino también que se llegue a una consulta interpartidista, a partir de la lucha contra la corrupción, con movimientos de centro como la Alianza Verde y Compromiso Ciudadano, en cabeza del antioqueño Sergio Fajardo.

Así lo dejó entrever también el senador de la Alianza Verde, Antonio Navarro, quien señaló que se están acercando a sectores que están de acuerdo en que ese es el principal problema a resolver a partir de 2018: “Estamos de acuerdo en esto Sergio Fajardo, Jorge Robledo y la Alianza Verde, sería una coalición en torno al tema de la corrupción”.

“Hay que combatir y erradicar la corrupción. El proceso de paz lo apoyamos y lo seguiremos apoyando, pero creemos que ya está en proceso de solución; con las Farc ya desarmadas y convertidas en un partido político, tenemos que afrontar otros temas, que no están resueltos”, agregó Navarro.

La idea tampoco es ajena a Robledo, quien en días pasados confirmó que ya se han reunido directivos Verdes y del Polo, “con el propósito de tener un solo candidato para las elecciones del 2018”, y añadió que “aspiramos a que el día de mañana podamos ponernos de acuerdo con Sergio Fajardo, con el Mais y la ASI y con otros partidos con que podamos coincidir, que no sean de la Unidad Nacional ni el Centro Democrático”.

No obstante, el analista Garzón se pregunta si estos personajes, llamados a ser los candidatos de sus partidos, “son capaces de posicionar un tema alternativo frente a la implementación del proceso de paz, que sería la apuesta de Robledo dentro del Polo, o si prevalecerá la tesis de defenderlo, que sería la apuesta del ala de Clara López y probablemente la de Gustavo Petro, en la medida que tiene su carta de desmovilizado”.

Según él, a la ministra López le va a quedar difícil desmarcarse del Gobierno Nacional “y de ser alguien que aceptó por conveniencia un cargo burocrático”, en tanto que Robledo sí tiene una marca “muy fuerte” de coherencia, pero no ha sido capaz de que su discurso cale más allá que en sus propios partidarios.

“Es alguien al que se le conoce mucha coherencia, pero hay un gran interrogante sobre su capacidad ejecutiva y finalmente estamos hablando de la Presidencia del país y no de una nueva legislatura; su discurso crítico frente al mercado y sobre injusticia social no ha logrado calar en el electorado, más allá de la gente de izquierda”, señaló.

En cambio, conceptúa que Claudia López y Sergio Fajardo, aunque son de una posición de centro, han logrado estar cerca de la izquierda colombiana, y que la senadora está capitalizando de una manera muy inteligente la inconformidad que existe con la corrupción.

“Me parece que tiene las condiciones para jugar en la cancha del discurso antipolítico, a pesar de que es política”, precisó.

Por eso, para él, “el 2018 va a ser un escenario en el que seguramente las alianzas, no solo burocráticas o partidistas, sino programáticas, van a jugar un papel muy importante”.

Ahora bien, varios expertos han coincidido en que, independientemente de su inclinación política, estos candidatos tienen dos retos: poner en la agenda pública un tema que suscite el interés de todos los ciudadanos, y lograr ser vistos como una real alternativa de poder.

“Sería interesante que las elecciones giraran alrededor de la corrupción, pero históricamente esa lucha nunca ha logrado posicionarse como un tema central de campaña; es probable que sea un tema fuerte, pero junto con la implementación del proceso de paz y la situación de la economía”, resaltó el experto de Universidad de La Sabana.

Así, aunque es tradicional que las alianzas se den para las segundas vueltas presidenciales, luego de que en las primeras las bancadas midan su fuerza electoral, no sería extraño que esta vez varios partidos se unan desde el comienzo para hacerles frente a la Unidad Nacional y al Centro Democrático.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by