colombia

Los daños irreversibles que los cambios de clima le hacen a su vehículo

Los cambios severos en la temperatura que sufrieron al menos diez ciudades en el país en los últimos días, han sido un gran desafío para los conductores.

Por ello, Juan Carlos López, gerente de mercadeo de Nissan Colombia, insta a los conductores a ser rigurosos con la revisión del automóvil, ya que el calor y la lluvia pueden causar daños irreversibles en los vehículos.

Los principales aspectos que el experto aconseja revisar antes de poner el vehículo en marcha son:

Motor: verifique el correcto funcionamiento del sistema de refrigeración y la adecuada lubricación del mismo. El motor no tarda mucho en calentarse, por lo que hay que revisar que no existan fugas en las tuberías, que los niveles de refrigerante sean los adecuados y que el termostato esté funcionando bien. Esto permite iniciar el ciclo activo de refrigeración cuando se exceden las tolerancias de temperatura definidas por el fabricante.

Neumáticos: las altas temperaturas causan un aumento de la presión de aire dentro de los neumáticos. Sin embargo, por seguridad y para garantizar su vida útil conviene aumentar la presión cuando se carga mucho el vehículo, siguiendo los valores que indica el fabricante. Los neumáticos inflados correctamente ayudan a obtener un mejor rendimiento de gasolina y reducen los niveles de emisiones.
También es importante mantener los neumáticos con la presión de inflado correspondiente. Recuerde que el límite mínimo en la profundidad de las ranuras es de 1,6 m.m., la cual se indica con los testigos presentes en la banda de rodamiento.

Frenos: las pastillas de frenos pueden verse afectadas por las altas temperaturas. Esto altera la capacidad del sistema de frenos para disipar el calor (energía), disminuyendo su eficacia. Bajar pendientes con el auto “enganchado” y evitar la conducción “deportiva” puede mejorar su desempeño.

Luces: en la lluvia mantenga las luces encendidas para que los demás conductores y peatones lo vean. Si la lluvia es intensa, encienda las luces de niebla traseras. Cuidado con los adelantamientos. Asegúrese de tener “vía libre” suficiente y preste atención a los camiones y autocares, que generan una “nube de agua”.

Aire acondicionado: para su funcionamiento óptimo es importante chequear los niveles del gas refrigerante para lograr una mejor eficiencia del sistema.

Carrocería: los rayos ultravioleta, la sequedad y los elementos presentes en el camino, se pueden adherir a la carrocería y dañarla. Es por ello que, lavar el auto regularmente y utilizar cera absorbente de rayos solares ayudará a un buen cuidado de la pintura y elementos externos.

Visibilidad: la seguridad en la conducción se puede aumentar considerablemente si se goza de buena visibilidad. Por ello es primordial tener los vidrios delanteros, traseros y laterales limpios, así como los espejos retrovisores, por lo que deben asearse forma periódica.

Tenga en cuenta 

  • El lubricante del vehículo debe ser el específicamente indicado por la marca, de manera que logre la viscosidad adecuada a la temperatura de servicio del vehículo. 
  • Cuide que su nivel esté en el rango máximo del depósito y siempre cámbielo en conjunto con su filtro de aceite antes de iniciar un largo viaje. Lo anterior ayudará a prolongar la vida útil del motor y a mejorar incluso el rendimiento de combustible.
Recuerde no reducir la presión de inflado de los neumáticos en caso de lluvia, ya que empeorará las condiciones para que se genere el hidroplaneo.
VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by