colombia

Nació hermano de Yuliana Samboní, niña violada y asesinada en Bogotá

El equipo de pediatría infantil del Hospital Universitario San José de Popayán fueron los encargados de recibir este retoño de la vida: Julián Andrés Samboní Muñoz, el hermanito recién nacido de Yuliana Samboní, la pequeña que  fue violada y asesinada por el arquitecto Rafael Uribe Noguera, hechos registrados en diciembre pasado.

En medio de la dura situación que atraviesa la familia de la pequeña, esta noticia es una muestra de la esperanza de la vida, como bien sostuvo Juvencio Samboní, el padre de los niños, antes de partir de Bogotá para asistir a una diligencia judicial en medio de proceso penal que se adelantan en el confeso responsable de este atroz crimen.

“Es un regalo de Dios en medio de esta dura situación, es volver a creer en la existencia, de tener fuerza para seguir peleando, de estar atento de lo que vaya a pasar con el ese señor que mató a mi pequeña, quien debe ser condenado severamente porque el daño que nos hizo fue muy grande. Ahora está Julián Andrés, que empieza este camino que Dios nos dio, es una bendición”, dijo  Juvencio Samboní antes de emprender viaje hacia la capital del país.

Por el momento, la mamá del pequeño permanece en el hogar de paso del centro asistencial, permitiéndole amantar a Julián, que en las próximas horas será dado de alta luego de recuperarse de unas dificultades físicas que presentó a la hora de llegar a este mundo.

“El nacimiento se dio alrededor de las 11:00 de la mañana del pasado viernes, con un peso y talla óptimos, ahora se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de la Unidad de Neonatos porque presentó un cuadro de dificultad respiratoria, además recibió una fototerapia porque también se le detectó una ictericia, respondiendo de manera muy positiva a los procedimientos, por el momento se encuentra en excelente condiciones y pronto será dado de alta”, explicó Gloria Martínez Orozco, directora del área de neonatología del hospital Universitario San José.

La noticia de la llegada de Julián Andrés llama la atención del personal médico de este centro asistencial porque son testigos de lo que ellos también consideran una bendición.

El nombre, como quedó ya notificado en la Registraduría, es alusivo a su hermanita, la pequeña de 9 años que encontró la muerte en Bogotá, la ciudad que recibió a esta familia para supuestamente encontrar un futuro económico.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by