Colombia

"Polarización hace que el desarme sea más difícil": Sergio Jaramillo

Mayo 31, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Katherine Vega/ Colprensa
Sergio Jaramillo Alto Comisionado

El Alto Comisionado de paz, Sergio Jaramillo.

Elpais.com.co | Colprensa

En medio de los cambios en los cronogramas para la implementación de los acuerdos de paz convenidos el fin de semana entre el Gobierno y las Farc, ayer se cumplió el esperado Día D+180. Y aunque el mismo no llegó con la terminación del proceso de dejación de armas, sí marca el inicio de la nueva recalendarización, que deberá culminar el 1 de agosto, con la desaparición de las zonas veredales.

Con este nuevo panorama, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo y al hacer un balance de la implementación, afirmó que se necesitan medidas prácticas para cumplir con la seguridad jurídica de lo acordado y que aún faltaría “un par” de menores de edad por salir de las filas de esa guerrilla.

¿Sí serán suficientes los 20 días pactados para culminar la dejación de las armas?
En 20 días todos los miembros de las Farc, incluyendo los milicianos, deben dejar las armas, pero ampliamos también las zonas por dos meses para terminar el resto del proceso. Se tienen que extraer los contenedores y hacer otras acciones y eso pasará el 1 de agosto.

¿Entonces en este tiempo simplemente entregarían el fúsil de manera individual?
Sí, y los que dejen las armas recibirán un certificado de Naciones Unidas. Deben suscribir un acta de compromiso en la que afirmen que no las vuelven a empuñar y recibirán una acreditación de la Oficina, que dice que estos señores son miembros de las Farc.

Se entiende que faltarían seis mil armas por entregar. ¿En esa contabilidad se incluyen las armas de los milicianos?
Los milicianos en general no están armados. Van a ir a hacer su paso a la zona, a acreditarse y los que tengan armas las tendrán que entregar también. En las zonas hay unos 600 milicianos, y esos ya entregaron todas las armas.

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja 86 menores ya han salido las Farc. ¿Faltan más?
Es posible que todavía falte un par, pero lo que tiene que ocurrir es que a más tardar, cuando terminen las zonas, deben haber salido todos.

¿Cómo se hará el tránsito de las zonas veredales de normalización a los espacios de capacitación?
Hay que hablar con los gobernadores, los alcaldes y las comunidades, para, entre todos, montar un modelo viable y sostenible que sirva para capacitar a las Farc en su reincorporación, pero que también les sirva a las comunidades.

¿Esos espacios territoriales también se crearán por decreto y tendrán una fecha límite?
Primero tenemos que montar el modelo, antes de decidir cuánto tiempo va a funcionar. Si es una cosa de capacitación, pues uno puede decir ‘bueno, tiene sentido que durante cierto tiempo funcione la capacitación’, pero esas decisiones todavía no están tomadas.

Sobre las listas de integrantes de las Farc, ¿ya están todas o cuáles faltan?
Ya nos entregaron las listas completas de quienes están en las zonas, la de los milicianos y las listas de los que están en las cárceles. Las hemos revisado todas en la Oficina con las condiciones pertinentes y estamos cerrando la revisión de todos los listados.

Para las caletas se puso un plazo de tres meses. ¿Cómo se ha avanzado hasta ahora en ese proceso?
Se extrajo una muy grande en Tumaco, con muchas armas pesadas y fusiles. Es un trabajo muy dispendioso. Se sigue un plan elaborado que tiene las caletas precisas y entonces hay que conseguir un transporte, llegar al punto, los hombres de las Farc que las tienen que entregar extraen el material y Naciones Unidas va acompañando y verificando, y por eso acordamos que puedan pedir apoyo a las Fuerzas Militares y a la Policía. Una vez pasen los tres meses, eso ya quedará en manos de la Fuerza Pública.

¿Además del decreto que suspende las órdenes de captura, qué más se puede hacer para garantizar la seguridad jurídica de los guerrilleros?
Lo que necesitamos, sobre todo, son medidas prácticas para que se cumpla la ley como debe ser; que los jueces terminen de aplicar la Ley de Amnistía y el secretario ejecutivo de la Jurisdicción Especial para la Paz haga los traslados correspondientes.

¿Cuántos miembros de las Farc faltan por salir de las cárceles?
Según la lista de quienes están en las cárceles son unos 2500 y han salido hasta ahora un poco más de 800.

¿Cómo entender que aún haya problemas con la aplicación de la amnistía, si hay ley y decreto para hacerla efectiva?
Ha habido un problema con los centros de servicios y los jueces de ejecución de penas, que son quienes hacen los oficios que son notificados, y eso ha causado una demora muy grande, pero tenemos entendido que ya se está mejorando.

¿Está tranquilo con respecto a la revisión que la Corte Constitucional debe hacer de los nuevos decretos firmados por el Presidente?
La Corte hará la revisión como lo hizo anteriormente. Yo creo que en esta ocasión se entendió el mensaje de asegurar bien que los decretos correspondan a lo que dice el Acto Legislativo, que es preparar la implementación, pero dejamos para el Congreso y el debate democrático los temas más de fondo, como puede ser el tema de los baldíos, la propiedad de la tierra, de las circunscripciones especiales de paz. Todo eso será objeto de leyes, no de decretos ley.

Con la ampliación del cronograma y la segunda etapa del ‘fast-track’, ¿temen que la polarización siga siendo una constante en esta última fase del proceso de desarme?
La polarización afecta y hace que todo sea más difícil de entender porque todo está coloreado por unos propósitos políticos, pero tenemos que seguir insistiendo en explicar, en mostrar los avances del proceso.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Hoy: FARC sergio jaramillo zonas veredales
Publicidad
Publicidad
Publicidad