contenido premium
¿Cerveza de lulo y chontaduro?, el proyecto que se 'cocina' en la Universidad Icesi

¿Cerveza de lulo y chontaduro?, el proyecto que se 'cocina' en la Universidad Icesi

Ubicados en las instalaciones de la Universidad Icesi, el semillero COGNOS, compuesto por aproximadamente 20 jóvenes que cursan el programa de Ingeniería Bioquímica, lleva a cabo “Bebidas con carácter” con el fin de desarrollar bebidas fermentadas a base de frutos exóticos del pacífico.

Bajo la coordinación de la investigadora Eliana Hidalgo y liderado por el Jefe del Departamento de Ingeniería Bioquímica, Nelson Caicedo Ortega, el proyecto, que ha culminado su primer semestre de trabajo, arrojó favorables resultados. El proceso de investigación se dividió en tres fases, una teórica, una práctica y finalmente la socialización.

Dentro de la primera fase del proyecto se identificaron los tres frutos autóctonos de la región y de la cultura pacífica. Se destacaron el lulo, por su representación en bebidas típicas como la Lulada y el Champús, propios de la cultura vallecaucana y cuya nota de acidez propone una alternativa para las cervezas tradicionales; la piña que igualmente está presente en bebidas como el champús y la chicha, la cual debido a su alto contenido de azucares fermentables se decidió como sustrato para la elaboración de la bebida Kéfir (producto lácteo, con características similares a las del yogurt) ; y el chontaduro, un fruto emblemático para la cultura del pacífico, y cuyas características lo hace un buen candidato para la elaboración de una cerveza artesanal.

“Su alto contenido en carbohidratos (almidón) lo hace un buen candidato como sustrato complementario a la cebada malteada en el proceso fermentativo para la elaboración de una bebida con carácter” afirma Andrea Zapata, miembro del semillero.

En la fase práctica, se puso en marcha el procedimiento planteado en los diagramas conceptuales de proceso para obtener bebidas fermentadas artesanales.

Lea también: Hoteles de lujo, la nueva apuesta de grandes firmas en Colombia

Y en la fase de socialización, se realizó la cata de valoración y se presentaron los resultados finales entres los grupos del semillero, en busca del reajuste de variables para el perfeccionamiento de la cerveza de lulo y chontaduro, y el kéfir de piña.

“Lo que haremos el siguiente semestre es que vamos a ir perfeccionando el prototipo,… queremos apostarle a dos cosas, que la formación de pomáceas (frutos que poseen huesos o pepitas dentro del pomo) sea más estable, para que el sabor permanezca y con el chontaduro cambiar los tiempos de fermentación, para que evitemos la formación de notas ácidas”, comenta Nelson Caicedo.

En conjunto con otros semilleros que obedecen a diferentes disciplinas, la expectativa de COGNOS es continuar mejorando el prototipo, hasta obtener una bebida que ofrezca a los vallecaucanos una propuesta interesante. Y en el futuro, llegar a una producción en escala mayor para su comercialización.

“Pensamos en algo afrodisíaco, que no se hubiera escuchado antes, algo exótico y refrescante y los resultados han sido excelentes, ha sido muy gratificante haber avanzado todo esto” menciona Daniela López, integrante del semillero.

Según el informe de Euromonitor International, la venta de bebidas alcohólicas en el país sigue en aumento, a pesar de la desaceleración de la economía evidente en los últimos años. Las cifras de las distribuidoras y productoras de estas bebidas, en las que las cervezas de tipos artesanales han venido entrando al mercado con un crecimiento de 30% al año. Un panorama favorable para la nueva iniciativa.

Y para un país que se caracteriza por su naturaleza, la abundancia de los frutos, incluso los autóctonos, el proyecto representa un potencial mercado donde se exalta principalmente lo exótico.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo




Powered by