contenido premium
1/1
La historia de la millonaria estafa por remates judiciales en la que cayeron decenas de caleños

La historia de la millonaria estafa por remates judiciales en la que cayeron decenas de caleños

Lo único original en el contrato que guarda Miguel Díaz* para demostrar que adquirió varios vehículos en la modalidad de derechos de cesión es su firma autenticada y un parágrafo que asegura que canceló $74,5 millones por ellos.

Por lo demás, todos los datos y la información contenidos en el documento es falsa. Este docente pensionado de la Universidad del Valle fue víctima de una modalidad de estafa que está dejando decenas de víctimas en Cali en los últimos meses: las falsas cesiones de derechos.

Según explicó un abogado especialista a este diario, la ‘cesión de derechos’ es una figura comercial en la que una persona natural o una empresa le compra a un banco o una financiera la cartera de algún cliente y le solicita luego a un juez que lo reconozca como nuevo dueño de esa deuda.

Con el supuesto derecho que lo acreditaba como propietario, llegó el pensionado de Univalle hasta un parqueadero en la Avenida Pasoancho con 66, que funciona como bodega judicial, para reclamar tres de esos vehículos pero lo que descubrió es que los carros no existen y que fue estafado por Cedeinvers, la empresa que lo asesoraba.

Horas antes de entrar en una crisis nerviosa que lo tuvo hospitalizado durante 17 días, intentó comunicarse con la dueña de la empresa, fue hasta su oficina en el Edificio Seguros Bolívar y trató de contactar a otros clientes de Cedeinvers, pero a nadie le respondían.

Lea también: 'Un secuestro exprés terminó con el sueño de un cultivador de café en el Valle'.

De acuerdo con los registros de la Cámara de Comercio de Cali, la empresa Cedeinvers SAS fue creada el 18 de julio del 2013 por Blanca Nidia Cardona con el propósito, entre otros, de prestar servicios de actividades jurídicas como cesión de derechos o remates judiciales de propiedades.

"Todos los remates que tiene los tres despachos judiciales en Cali están publicados en la página web. Es un proceso transparente y no hay manera de que la gente pueda intervenir ahí",
Juez del circuito

Su misión, dice la empresa a través de una llamativa página en internet, “es ayudar de forma ética a nuestros clientes a través de diversas unidades de negocios a identificar oportunidades de inversión rentables y resolver sus problemas jurídicos”.

“Esa es la nueva modalidad de atraco en Cali, comprar derechos de cesión de créditos. El problema es que le dicen a uno que no puede ver los carros porque están en un parqueadero judicial. Yo quería dedicarme el resto de mis días a comprar y vender carros y me quedé sin capital antes de arrancar”, aseguró el docente.

El País consultó con uno de los tres jueces del circuito que deciden sobre cesión de derechos y remates judiciales, quien advirtió que el contrato está mal elaborado y ni siquiera menciona el proceso ejecutivo.

“Yo una cesión de derechos de estas no la acepto porque en este papel la señora le está cediendo unos vehículos y usted como parte demandante no es dueño de lo que tiene embargado; además, le cede tres vehículos que no son de ella. Yo dudo que este documento alguna vez se haya presentado ante un juzgado”, indicó el juez consultado.

Esta es la página web en la que Cedeinvers, empresa de propiedad de Blanca Nidia Cardona, anuncia remates de viviendas o venta de cesiones de derechos:

Cedeinvers
Les vendieron la misma casa

A Manuel y a Lorena, aunque no se conocen, los une el mismo sueño y la misma tragedia. Anhelaban tener casa propia, cada uno pagó $98 millones por un inmueble en Ciudad Córdoba y ambos compraron mediante ‘derechos de cesión’. Hoy, al abrir el periódico, se enterarán que ‘compraron’ la misma casa y que ninguno de los dos es el dueño.

Lo que ambos desconocían de la mujer a la que le confiaron su dinero, es que Blanca Nidia Cardona registra antecedentes judiciales desde el 2012 y que en su hoja de vida tiene 17 anotaciones, de las cuales 14 son denuncias en su contra por los supuestos delitos de estafa en menor cuantía y estafa agravada por tratarse de seguros de vehículos automotores.

La vivienda por la que cada uno esperaba, a la que según la dueña de Cedeinvers solo faltaba que cerrara el proceso judicial para que las escrituras salieran a su nombre, fue rematada hace varios meses por un juzgado de Cali y ellos jamás estuvieron en la lista de posibles compradores.

“Yo quedo lleno de deudas porque me prestaron $48 millones mis suegros y realicé un crédito con el Fondo Nacional del Ahorro por $36 millones y lo otro eran ahorros que tenía de mi trabajo y todo eso se lo llevó la señora”, aseguró Manuel, quien pidió no revelar su apellido por “vergüenza”.

Sin embargo, cuenta Manuel, algunos amigos y él ya habían hecho un negocio con la señora unos años atrás y les ayudó a comprar algunos carros a muy buen precio y para ellos la señora era garantía de seriedad.

Lorena, por su parte, indicó que confió en Blanca Nidia porque ya una hermana suya había comprado una casa en remate con ella y todo salió bien; “entonces decidimos que esa era la oportunidad para tener casa y nunca más nos contestó el teléfono”.

Ante la demora en la expedición de las escrituras, ambos fueron a buscar a Blanca Nidia a las oficinas de Cedeinvers, en el piso 10 del Edificio Seguros Bolívar, y se encontraron con que la mujer había desocupado el inmueble el pasado mes de abril. Adentro quedaron encerrados los sueños de una veintena de personas que desde entonces ha ido a buscarla.

“Cali es el gran laboratorio del crimen en Colombia porque la gente tiene arraigado el sueño del dinero fácil. La mayoría de las nuevas modalidades de estafa que se dan en el país las ensayan primero en la capital del Valle y luego las implementan en otras ciudades”, aseguró un investigador de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía.

¿Soñar no cuesta nada?

Después de una década de creada, una reconocida sociedad de ingenieros en la ciudad de Cali descubrió de la manera más cruda que no era cierta la premisa de que ‘soñar no cuesta nada’.

El sueño de hacer de su firma de construcción una de las principales empresas de la ciudad les costó más de $1100 millones. Ese fue el valor del último negocio que les asesoró judicialmente Blanca Nidia Cardona antes de que desapareciera.

Ante el modelo que ofrece la mujer de asesorías legales, la Unidad Investigativa de El País solicitó al Consejo Superior de la Judicatura información sobre ella, pero nunca han expedido una tarjeta profesional con su nombre o número de identidad que la acredite como abogada.

“Ella hace creer que es abogada, pero no es cierto. Ella aprendió a trabajar ese tema de remates judiciales con un señor de apellido Encinares, pero él se ahorcó y lo que hizo esta señora Blanca Nidia fue que empezó a llamar a todos su clientes”, aseguró una persona que trabajó cerca a ella.

Entre esos clientes estaba esta sociedad de ingenieros, quienes siguieron comprando casas en remate a través de Blanca Nidia para hacerles mejoras en su estructura y revenderlas.

“Desde esa época hasta hace poco, ella se portó muy bien; nos informaba sobre los remates, averiguaba y se movía bien en ese mundo y se fue ganando la confianza de nosotros al punto que era como un miembro más de mi familia”, dijo uno de los ingenieros.

Blanca Nidia empezó pidiendo dinero para negocios exitosos de $50 millones o de $100 millones y luego eran de $800 y $1000 millones hasta que un día no respondió por la plata.

“Ella tiene una colección de denuncias por estafa en la Fiscalía y eso allá ni le ponen cuidado porque es el pan de cada día; no les importa porque es un delito leve y excarcelable y por eso el bandido lleva la ventaja. Esa señora se nos llevó la vida, los ahorros de toda la vida y prácticamente acabó con mi familia y no pasó nada”, aseguró otro de los ingenieros asociados.

Aseguran que Blanca Nidia tenía cerca de $3000 millones de la empresa y en agosto del 2017 le pidieron parte del dinero y dijo que solo tenía mil millones; luego que no eran sino $300 millones y al final les dijo que la habían estafado y no tenía ni un peso.

“Es importante que los caleños estén atentos con esta señora porque sabemos que sigue rondando los juzgados y que anda ‘jineteando’. Es decir, con el dinero que les roba a algunos les va cumpliendo a los que serán sus próximas víctimas”, aseguró uno de los comerciantes afectados.

Fuentes de la Fiscalía indicaron que van a unificar todas las denuncias contra Blanca Nidia Cardona para hacer un solo caso por supuesta captación ilegal de dinero y otros delitos.

El País intentó contactar a Blanca Nidia Cardona en varios de los números telefónicos que les ha dado a sus clientes y a través de cita previa en la página web de Cedeinvers, pero no hubo respuesta.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by