contenido premium
Más de 32.000 conductores en problemas por traspasos abiertos en el Valle

Más de 32.000 conductores en problemas por traspasos abiertos en el Valle

Cerca del 90 % de los reclamos que recibe la Gobernación del Valle por cobros coactivos se debe a los llamados traspasos abiertos, es decir, personas que en el momento de negociar un vehículo usado no legalizaron ante el Tránsito la compra o venta del mismo.

A pesar de que en el campo legal la figura de traspaso abierto o en blanco no existe, se recomienda que los propietarios no incurran en este error, porque esto hace que se siga respondiendo por todo lo que pase durante la vida útil del automotor.

“Esta informalidad es muy común en la negociación de motos y carros particulares, en la que muchas veces ni siquiera hay un contrato de compraventa de por medio. La obligación del comprador o el vendedor es de concretar el traspaso del vehículo ante la respectiva autoridad de tránsito, en un tiempo límite de sesenta días”, aseguró Víctor Hugo Vallejo, abogado experto en derecho de tránsito.

Lea también: 'Más de 90.000 vehículos se han movilizado durante este puente festivo en el país'.

Los riesgos de dejar un traspaso abierto son múltiples para la persona que figura como propietaria del vehículo, pues es ella quien deberá asumir los comparendos, fotomultas, impuestos y demás obligaciones tributarias que correspondan al automotor.

William Soto fue uno de los caleños que resultó afectado económicamente luego de no legalizar el traspaso de su vehículo.

“En el 2007 le vendí mi carro a una persona que me dijo que se iba a encargar de realizar el respectivo traspaso ante el Tránsito. La sorpresa fue que el año pasado me empezaron a llegar unas multas y unos impuestos de ese auto, y cuando fui a hacer las averiguaciones respectivas, me di cuenta de que esa persona nunca legalizó el traspaso y, por ende, yo seguía figurando como propietario. Pagué cerca de $4 millones en deudas por el carro, y lo peor fue que nunca me pude acordar a quién se lo vendí. Probablemente, este vehículo ya no lo tenga el comprador inicial”, dijo.

Sin embargo, las consecuencias de los traspasos en blanco no solo son de carácter legal, sino que pueden llegar a instancias penales. Si con ese vehículo se llega a cometer un homicidio o algún otro delito, a quien se le hace extensiva esa responsabilidad es a quien aparece registrado como su propietario.

Ese fue el caso de Imelda Perea, una ciudadana que se vio envuelta en problemas por no completar el proceso de venta de su vehículo. “Yo le vendí un carro a un señor que me quedó debiendo $1’000.000. Cuando me lo compró me dijo que cuando hiciéramos el traspaso me lo terminaba de pagar, pero nunca apareció y yo dejé las cosas así. Luego de tres años me llamó la Policía para informarme que ese carro se había usado para robar un banco. Por esto estuve a punto de ir a la cárcel, pero después de muchos trámites demostré que no era una delincuente”, afirmó.

Para solucionar este tipo de situaciones, cuando no se han concretado los papeles de un automotor, existe una figura jurídica que pone fin a la posesión jurídica de un vehículo. Se trata del traspaso a persona indeterminada, un trámite con el propietario inscrito puede salvar su responsabilidad con relación al mismo en materia legal y penal.
Actualmente, en Cali hay cerca 7000 vehículos que están a nombre de persona indeterminada.

“El titular de la propiedad puede solicitar, ante el organismo de Tránsito donde se encuentra registrado el vehículo, el cambio de propietario mediante el traspaso a persona indeterminada después de tres años, contados desde el momento en que dejó de ser poseedor”, explicó José Mauricio Cadavid, jefe jurídico de la Secretaría de Movilidad Municipal.
No obstante, es importante precisar que para realizar esta diligencia, el propietario debe estar a paz y salvo por concepto de multas, comparendos y obligaciones tributarias que graven el vehículo.

“Esto se debe hacer cuanto antes, porque la deuda por el impuesto automotor aumenta cada primero de enero. Si la persona deja de pagarlo, se vuelve moroso y empiezan a correr intereses que crecen a diario, dependiendo del valor de la liquidación de este impuesto, que es particular para cada automotor. Después de un tiempo, si el contribuyente sigue sin pagar, se le hace un proceso de cobro coactivo donde le podemos embargar sus bienes y cuentas bancarias”, advirtió Marlene Victoria Llanos, directora (e) de la Unidad de Rentas de la Gobernación del Valle.

Lea también: 'Se avecina un mayor caos vial en el Sur, ¿cómo enfrentarlo?'.

Tenga en cuenta que transcurridos tres años de haber realizado el traspaso a persona indeterminada, la autoridad de tránsito procederá a cancelar la licencia de rodamiento del mismo. Además, si un automotor con licencia de tránsito cancelada es detenido por cualquier agente, este podrá ser inmovilizado o incluso chatarrizado.
Sin embargo, Cadavid advirtió que es posible recuperar un vehículo al que se le haya hecho el traspaso a persona indeterminada, siempre y cuando no hayan transcurrido tres años desde el momento que se realizó este trámite.
“El poseedor del vehículo deberá ponerse al día en materia de multas, impuestos y demás obligaciones tritubarias que correspondan al mismo”, indicó el funcionario.

Según datos del Tránsito, hasta el 2016 había 6130 vehículos en Cali, a los
que se les hizo el traspaso a persona
indeterminada.

El costo del traspaso de un vehículo matriculado en Cali es de $259.900.

32.872
vehículos se encuentran con deudas en la Gobernación del Valle del Cauca.

Negociación de vehículos

Al momento de realizar la compra o venta de un automotor, tenga en cuenta:

1. Solicitar el certificado de tradición del vehículo. Este documento le permitirá conocer el historial de propietarios del automotor y si este se encuentra libre de deudas y embargos.

2. Realizar un contrato de compraventa. Este documento debe tener las características del vehículo y el valor por el que se está negociando. Además, debe estar firmado por el comprador y vendedor. Si se pone un testigo, es mucho mejor.

3. Diligenciar el Formulario Único Nacional (FUN). Es obligatorio llevar ante el tránsito este documento, el cual debe estar firmado por el comprador y vendedor con huellas autenticadas. Se recomienda anexarle el contrato de compraventa.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by