contenido premium
1/2
¿Qué hay tras la salida de Marcela Huertas de Colombia Sostenible?

¿Qué hay tras la salida de Marcela Huertas de Colombia Sostenible?

La salida de Gloria Ospina, quien hasta el pasado lunes fue directora ejecutiva del Fondo Colombia en Paz, por presuntos malos manejos de recursos del posconflicto, disipa de paso el episodio tenso que bajo la mesa se venía registrando con la comunidad internacional desde finales del 2017, según fuentes oficiales.

Justo la fecha en la que Marcela Huertas, entonces coordinadora de la Unidad Técnica del Fondo Colombia Sostenible, preocupada por la escasa ejecución de los dineros para el posconflicto, buscó al vicepresidente de la República, Óscar Naranjo, tratando de que se le diera celeridad al desarrollo de proyectos en las regiones.

Esa misma inquietud fue expresada en una primera carta enviada en diciembre por los embajadores de Suiza, Noruega y Suecia, en la que le pedían al Gobierno colombiano que aclarara la gestión que se venía adelantando con los dineros que aportaron esos países para ejecutar en la etapa del posconflicto.

Una misiva que, según fuentes cercanas al Fondo Colombia y Paz, volvieron a enviar en enero las misiones diplomáticas de los países aportantes planteando además la necesidad de iniciar cuanto antes con los proyectos productivos y advirtiendo que la operatividad del Fondo “se encuentra en un momento crítico”.

El miércoles 7 de febrero Marcela Huertas le expresa al alto consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, su preocupación porque ni los proyectos ni la ejecución de recursos avanza. Pero Pardo, quien estaba ad portas de un viaje a Viena, respondió que a su regreso hablaban del tema.

Sin embargo, a su llegada no solo no hablaron de los problemas internos en el Fondo, sino que, en aparente malestar por sus cuestionamientos, Pardo habría empezado a preparar la salida de la funcionaria.

Reunión en Palacio
Marcela Huertas exfuncionaria del Fondo de la Paz

Marcela Huertas exfuncionaria del Fondo de la Paz.

Foto: Archivo de El País

Cinco días después, en la mañana del 12 de febrero, el vicepresidente Naranjo y Marcela Huertas acudieron a hablar directamente con el presidente Juan Manuel Santos para enterarlo del malestar de la comunidad internacional por la falta de ejecución de los recursos del posconflicto, lo que causó el disgusto del Mandatario.

En comunicación con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, Santos cuestionó por qué, si todo estaba listo para echar a andar las iniciativas, aún no habían sacado las convocatorias para el desarrollo de los proyectos y la ejecución de los dineros.

“La respuesta que obtuvieron, a través de los viceministros y de la directora ejecutiva del Fondo Colombia y Paz, Gloria Ospina, fue que no se puede hacer nada, ni se puede cambiar ni acelerar esos procesos porque hay un documento Conpes y ese tipo de documentos no es vinculante”, asegura una fuente oficial.

Además de ello, que había que esperar hasta junio a que la señora Wendy Arenas, asesora de medio ambiente de Gloria Ospina, quien es la ordenadora del gasto y quien trabaja desde hace varios años con Rafael Pardo, tuviera los proyectos estructurados.

Marcela Huertas, dicen las fuentes, se habría molestado con la respuesta y al parecer aseguró que no iba a esperar porque estaba en capacidad de salir de inmediato a convocatorias para que todo el que esté interesado en los proyectos compita abiertamente.

Un hecho que coincide con las declaraciones del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien aseguró que, según evidencias obtenidas mediante controles técnicos y seguimientos legales, “hemos sabido de una red de intermediarios que estaría interesada en la adjudicación de esos proyectos en beneficio de ciertos empresarios y contratistas”.

Para entonces ya corría el rumor en los pasillos del Fondo Colombia y Paz que Marcela Huertas, cuyo contrato a seis meses vencía el 20 de marzo, se había convertido en una funcionaria incómoda que además de expresar su desacuerdo con la “inoperancia” del Fondo, propuso independizarlo y sacarlo para Fonade, Findeter o la Financiera de Desarrollo Nacional, donde hay capacidad de ejecución y estructuradores financieros y técnicos.

La cita anunciada

El 2 de marzo el viceministro técnico de Hacienda, Andrés Velasco, cita a las 5:00 de la tarde a Marcela Huertas en la oficina de Gloria Ospina, donde le notifica que, por decisión de Rafael Pardo, no se le renovaría el contrato.

Situación que aumentó el malestar y la desconfianza de los embajadores de Suecia, Noruega y Suiza, toda vez que ellos hacen parte del Consejo Directivo del Fondo y no fueron consultados sobre la decisión de no renovar el contrato a Huertas.

Gloria Ospina

Gloria Ospina, exdirectora ejecutiva del Fondo Colombia y Paz.

Foto: Archivo de El País

“Sintieron que les cambiaron las reglas del juego y se saltaron el reglamento del Consejo Directivo y del Fondo, donde los embajadores son miembros, y sin quórum y sin su venia, decide el doctor Pardo unilateralmente cambiar la coordinación técnica del Fondo Colombia Sostenible”, aseguró una fuente bajo reserva de su identidad.

Con fecha del mismo 2 de marzo, los embajadores de Suiza, Noruega y Suecia en Colombia envían la carta que desató la polémica la semana anterior en la que pidieron una vez más claridad sobre la gestión con los recursos del posconflicto y llamando al Ministro de Hacienda a convocar a una reunión extraordinaria para que justifique los motivos por los cuales fue retirada Marcela Huertas.

Aunque la respuesta ante el Comité Directivo es que Pardo se reserva el derecho a decidir, la salida de Gloria Ospina, cercana a él y que está en la mira de la Fiscalía por un contrato millonario con su novio, le da un alivio a la comunidad internacional y abre el espacio para que los recursos del posconflicto le aporten a la consolidación de la paz en el país, dicen las fuentes.

Fondo de la paz

Son cuatro las subcuentas que conforman el Fondo Colombia y Paz: el Fondo Colombia Sostenible del BID, el Fondo de la Unión Europea, el Fondo del Banco Mundial y el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas.

Del Fondo Colombia Sostenible se ha ejecutado el 0 % del presupuesto; del Fondo de la Unión Europea, el 94,3 % de los recursos; del Fondo del Banco Mundial se ha gastado el 100 % de los dineros y del Fondo Multidonantes de las Naciones Unidas el 81,1 %.

Precisamente, la Fiscalía General de la Nación ha puesto la mira en los contratos y la ejecución de recursos del Fondo Multidonantes, que tuvo aportes por US$83,5 millones, ejecutados en 68 proyectos.

El manejo del fondo lo tienen el Consejero para el Posconflicto; el Ministro de Hacienda, el Secretario de Presidencia, la Consejera para la Competitividad, el Minambiente y la Viceministra de Hacienda

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo




Powered by