contenido premium
Servicios públicos de Cali, los otros afectados por la temporada de lluvias

Servicios públicos de Cali, los otros afectados por la temporada de lluvias

El incremento en el número de cortes del fluido eléctrico, sumado a la suspensión de la operación de las plantas de tratamiento de agua potable y el colapso del sistema de alcantarillado, son algunas de las afectaciones frecuentes que se viven en medio de la primera temporada de lluvias del año en Cali.

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, las precipitaciones y tormentas eléctricas se prolongarán hasta mediados de junio y el Valle del Cauca es una de las zonas del país donde los fenómenos se registrarán con mayor intensidad. Según explicó el gerente general de Emcali, Gustavo Jaramillo, la ciudad tiene cerca de 150 circuitos de energía y con las fuertes lluvias, generalmente, cerca de 50 circuitos salen de servicio en la zona urbana y rural.

Lea también: Emcali anuncia su ingreso en el negocio de la energía solar

En dichos casos, indicó el funcionario, los apagones se atienden con el grupo operativo de las Empresas Municipales inmediatamente se notifica el evento. No obstante, Jaramillo señaló que algunos daños o sectores son complejos de atender, por lo que el servicio de energía puede demorar entre uno y dos días en ser normalizado.

“Para mitigar estos daños estamos instalando cable ecológico y reconectadores. El primero de estos mecanismos permite que no vuelvan a ocurrir los cortes en la red por la caída de una rama en las líneas de energía, mientras que los reconectadores permitirán que cuando caiga una rama en una línea tradicional y se vaya la energía una vez, en menos de un minuto se restablezca el servicio sin la necesidad que un grupo operativo vaya a verificar si el daño persiste o no”, dijo Jaramillo, quien apuntó que estos elementos ya se están instalando en la Comuna 22 y en otros sitios de la ciudad.

Cada año un promedio de cerca de 50.000 usuarios de Emcali se ven afectados con el corte de energía a causa de las lluvias.

Acueducto, un servicio en vilo

Si bien hasta el momento las lluvias en Cali han sido intermitentes pero de una alta intensidad, aún no se han registrado eventos de alta turbiedad o bajos niveles de oxígeno que obliguen a suspender la captación de agua en algunas de las plantas de tratamiento.

El jefe del departamento de distribución de agua potable de Emcali, Roberto Pomar, indicó que el último evento de turbiedad en las aguas del río Cauca, que abastece a más del 70 % de la población caleña, ocurrió durante la Semana Santa.

Le puede interesar: Contraloría denuncia que planta de lixiviados en Cali sigue sin operar

“El servicio se suspende por completo cuando existe un arrastre de material orgánico muy fuerte desde el canal CVC Sur o cuando hay vertimientos industriales o domésticos aguas arriba de las captaciones. Cuando hay lluvias en las cabeceras de los ríos y talas, la capa vegetal se pierde y la tierra y arena son arrastradas con el agua y generan alta turbiedad, algo que podemos manejar hasta cierto punto pero que puede colapsar las plantas de tratamiento”, advirtió Pomar.

Como parte del plan de contingencia ante eventos de este tipo que se puedan presentar en la ciudad durante la temporada de lluvias, el funcionario señaló que, en el caso de la planta de Puerto Mallarino se está incorporando agua del río Cauca con alta turbiedad y agua del reservorio para mezclarlas y lograr una turbiedad combinada que puede ser tratada.

Entre tanto, en la planta de tratamiento de San Antonio se mantiene un almacenamiento alto para que, cuando ocurra una empalizada y se tenga que cerrar la bocatoma, se provea el servicio durante ocho horas mientras pasa el evento de turbiedad y se puede volver a captar agua del río Cali.

Cabe recordar que los reservorios cuentan con una capacidad de 180.000 metros cúbicos de agua que sirven para garantizar el servicio entre ocho y doce horas.

Cultura ciudadana para evitar colapso del alcantarillado

Según Emcali las basuras arrojadas a canales de aguas lluvias generan emergencias por el desbordamiento de la capacidad de estas estructuras, sobre todo en medio de la temporada invernal.

Diariamente operarios de las Empresas Públicas retiran 111 toneladas de residuos y escombros del sistema de alcantarillado, por lo que se hizo un llamado a la comunidad a evitar este comportamiento para ponerle coto a las inundaciones.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo




Powered by