Deportes

El 'poeta' Nicolás Benedetti puso a celebrar al Deportivo Cali ante América

Marzo 19, 2017 - 07:27 p.m. Por:
Redacción de El País
Deportivo Cali

Deportivo Cali celebra la victoria 2-1 frente al América de Cali.

José Luis Guzmán / El País

Aquellos que lo han jugado, cuentan que cada clásico vallecaucano tiene su particularidad, que no es otra cosa distinta a alguna acción o momento que se queda para siempre en la retina del aficionado, tanto verde como rojo.

Y en esta edición del derbi, que volvió a jugarse en la A luego de casi seis años, ese instante que no se olvidará será esa jugada del minuto 43 del segundo tiempo, cuando Nicolás Benedetti, un chico de 19 años, pero de fútbol atrevido, aprovechó una serie de rebotes en el área para empujar el balón en el arco de Carlos Bejarano y poner el 2-1 con el que el Deportivo Cali venció al América en un clásico intenso.

Para el Cali esa victoria significa mucho más que tres puntos, porque jugaba en casa, en un estadio totalmente repleto de verde y ante un archirrival que a pocos minutos de que se terminara el compromiso, se estaba llevando un botín grandísimo.

Lea aquí: '"Hay mucho por corregir": Héctor Cárdenas tras victoria del Deportivo Cali'.

Para América, perder el clásico es un golpe fuerte, de esos que duelen en el alma, puesto que se fueron en ventaja en el segundo tiempo, pero no tuvieron la capacidad de mantener el resultado.

Lea también: '"Perdimos el clásico, y eso duele": Hernán Torres tras derrota contra el Cali'.

Mucha intensidad

Cuando sonó el pitazo, Cali y América saltaron a jugar con los dientes apretados. Los rojos empezaron presionando alto e hicieron que la defensa verde entrara en nervios. En medio de eso, Martínez Borja trató de sorprender a los 12 con un remate que atajó de gran manera Camilo Vargas.

Si Borja se la rebuscaba entre el mar de piernas por América, Jefferson Duque lo hizo por el Cali. El ‘Devorador’, a los 14 y a los 18 recibió el balón de espaldas, volteó con fuerza y disparó, pero sus remates no fueron precisos.

Los verdes en la inicial también se acercaron por medio de un tiro libre de Candelo que atajó Bejarano, y con remates de cabeza de un Mera que en cada intento se acercaba más al gol.

En el segundo tiempo el partido se tornó mucho más disputado en la mitad de la cancha, y el Cali, más con el impulso del público que con fútbol, buscó abrir el marcador frente a un cuadro rojo que fue práctico y pensó en aprovechar esos espacios que los locales estaban dejando atrás.

Y fue así como llegó el primer gol del partido, sobre los 28 minutos del complemento. Ernesto Farías aguantó muy bien un balón en el área verdiblanca y al ver libre a Jeison Lucumí, le mandó un pase preciso para que el volante rematara y venciera a Camilo Vargas.

Por unos segundos, el Palmaseca se quedó mudo… para después empezar a alentar de nuevo a un cuadro verdiblanco que, al ver que con ideas no podía vulnerar el arco rojo, apeló a la garra y a la enjundia.
Y fue así como comenzó una remontada linda para los locales y terrible para la visita. A los 80, el zaguero caleño Germán Mera se levantó en el área para impactar el balón de cabeza y mandarlo al fondo de la red, en lo que fue su cuarto intento de cara al gol.

Pero a la noche le falta un giro más, cuando ‘Nico’ Benedetti fue oportunista, no se dio por vencido y metió el pie para poner el segundo después de unos rebotes que estaban destinados a caer en sus botines.

Fue gol y efusiva celebración, para Cali y para Benedetti, que siempre viene desde el banco a salvarles la papeleta a los dirigidos por Héctor Cárdenas. Corría ya el minuto 90 de partido.

Fue, además, un momento de alegría inmensa para la mitad verde de la ciudad, que tendrá una semana feliz.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad