deportes

La Selección Colombia recoge su mejor cosecha

En solo cuatro días, la Selección Colombia pasó de tomar un café amargo a uno de mejor sabor.

Tras una semana de polémicas extradeportivas y futbolísticas, la tricolor recogió su mejor cosecha: ganó sus dos partidos (contra Bolivia 1-0 y ante Ecuador 2-0) y enderezó su camino a Rusia-2018.

El técnico argentino José Pékerman consiguió la mejor siembra de café, el de mayor calidad y del que Colombia es el principal productor.

La resurrección cafetera en la eliminatoria mundialista suramericana hizo gala de su fama internacional: exquisitez y suavidad. El País analiza lo que ganó la Selección en esta doble jornada.

Un gran salto en la tabla

El onceno colombiano había empezado la fecha clasificatoria en el sexto lugar, fuera de las cuatro plazas que dan boleto directo a la Copa Mundo y del puesto de la repesca. Y terminó la doble jornada en la segunda ubicación, con 24 puntos, tras las victorias contra Bolivia en Barranquilla (1-0) y Ecuador en Quito (2-0).

De lograr dos victorias en los juegos que vienen (Venezuela de visita y Brasil de local), Colombia sumaría 30 puntos y, teniendo en cuenta que habrá enfrentamientos directos, esa cifra sería suficiente para conseguir el tiquete a Rusia.

Recuperaron su nivel

Pékerman contó con la recuperación de su mejor grano, el volante James Rodríguez. Ante los ecuatorianos, el jugador del Real Madrid marcó su quinto gol en la eliminatoria e hizo una asistencia para el 0-2 definitivo en el estadio Atahualpa, pidiendo de nuevo la atención del técnico de su club, Zinedine Zidane, donde no goza de continuidad.

Otro que estuvo a la altura del compromiso fue Juan Guillermo Cuadrado, quien fue determinante para los triunfos ante Bolivia y Ecuador. Siempre se ha dicho que cuando James y Cuadrado están bien, Colombia es ofensivo y claro en su juego, como ocurrió en Quito.

De las críticas a los elogios

Luego de las fuertes críticas recibidas tras el juego donde Colombia ganó a Bolivia en Barranquilla, el objetivo para el cuerpo técnico nacional era dejar una mejor imagen en el duelo del martes anterior en Quito ante Ecuador.

Cuando se esperaba que el técnico nacional pusiera una línea de tres volantes recuperadores, sorprendió con un planteamiento con tres creativos (James, Cuadrado y Cardona). De esa manera le quitó el balón al conjunto local. Otro acierto fue poner a Miguel Borja como único delantero. El cordobés estaba fresco y desequilibró con su potencia.

Se recuperó la confianza

Ahora el equipo de José Pékerman volvió a ganar confianza tras lograr seis puntos vitales en las cuentas para llegar a Rusia 2018. Se viene una doble jornada especial donde puede sellarse el boleto a la próxima cita orbital.

La próxima cita eliminatoria llegará en el momento en que los clubes están iniciando temporada y el ritmo de juego no es el mejor. El valor agregado será el descanso, pues tras dos años de Copas Américas, este 2017 los jugadores colombianos tendrán vacaciones suficientes para descansar y pensar en la clasificación. La afición se ilusiona nuevamente.

Lo que se debe corregir

A pesar de las buenas sensaciones que dejó Colombia sobre todo en el partido ante Ecuador, hay varios factores en los que el plantel nacional deberá corregir de cara a lo que viene.

Uno de los problemas de esta selección es el fútbol a cuenta gotas que muestra. Se debe tener un rendimiento más parejo y que eso conlleve a consolidar los puntos que se requieren para ir al Mundial.

Otro hecho negativo que juega en contra del cuadro cafetero es la mala racha de los atacantes colombianos, que siguen sin anotar en esta eliminatoria. Ya son ocho juegos sin celebrar.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by