economía
Comprar carro vuelve a ser atractivo para los colombianos

Comprar carro vuelve a ser atractivo para los colombianos

El alza del IVA del 16 % al 19 % aprobada en la última reforma tributaria, la desaceleración económica, las altas tasas de interés y un dólar que saltó a $3000, llevaron a muchos hogares colombianos a aplazar sus decisiones de compra de carro nuevo durante los primeros meses del 2017.

Es el caso de Eugenio Mejía, un ingeniero caleño, quien hasta finales del 2016 estuvo interesado en un Renault Sandero, pero a principios de este año se desilusionó cuando el precio del carro subió, por lo que el crédito que tomaría quedó sujeto a ese nuevo valor.

“Mi presupuesto de gastos me permitía una deuda hasta de $30 millones, pero el carro que quería estaba en $39 millones, y por eso desistí de comprarlo”, señala. Sin embargo, no ha abandonado ese sueño y espera que haya nuevas facilidades.

Precisamente, ese panorama ya empezó a cambiar. Y una muestra de ello es que en solo en julio las ventas de vehículos en el país pisaron el acelerador al crecer 6,2 % con 18.625 unidades vendidas, de ellas 2.444 en el Valle (un 2% más) y 2030 en Cali.

Sin embargo, en el acumulado de los primeros siete meses del año van 131.726 carros nuevos comercializados en Colombia, cifra inferior en 2,3 % frente a la de igual periodo del 2016.

Ante esta coyuntura, los diferentes concesionarios y las entidades financieras están adelantando todo tipo de promociones y descuentos.
Al respecto, la directora de la Cámara Automotriz de la Andi, María Juliana Rico, señala que “el ambiente de poca confianza de los primeros meses está cambiando, pues el impacto de la reforma tributaria ya lo absorbieron las familias”.

Tanto que las ventas volvieron a reaccionar, en especial cuando las tasas de interés empezaron a bajar.

Eso se explica, anota la dirigente, porque el 80 % de los carros nuevos que ruedan en el país son financiados y la gente espera que haya más alivios para poder comprar. “Por eso esperamos que el segundo semestre sea mejor”.

Para vender más

Como una estrategia para reactivar el mercado, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero señala que “las empresas están construyendo ofertas más creativas que buscan dinamizar el mercado como precios rebajados, nuevos lanzamientos, mayores plazos de financiación y regalos a los clientes”.

Una de estrategias es la que impulsan, por ejemplo, concesionarios como Nissan que ofrecen bonos de descuento, matrícula gratuita, accesorios gratuitos y prestaciones adicionales como cámara de reversa y GPS en sus vehículos.

“Es una forma de motivar a los clientes, y sobre todo para favorecer a quienes desean cambiar de carro”, dice uno de los representantes de ventas de esa firma en el sur de Cali.

Por su parte, Renault cuenta con bonos de descuento como parte de pago de la matrícula, póliza todo riesgo gratuita por un año y hasta dos años de mantenimiento mecánico del carro exentos de pago, dice otra promotora. Y en los carros Volkswagen se ofrece pagar el cobro por congestión.

Como complemento de esas campañas de ventas, bancos y compañías financieras tienen hoy tasas más bajas para los créditos de vehículo.
Sufi, por ejemplo, tiene un interés del 0,83 % mes vencido, mientras en Occiauto las tasas arrancan desde el 0,92% para vehículos nuevos. 

En otros concesionarios se puede negociar el 50/50. Es decir, pagar de contado el 50 % del valor carro y el resto en el 2018 sin intereses. E incluso se puede entregar en retoma el carro usado como parte de pago.

Hay hasta propuestas audaces como la del Presidente de Fenalco para que se rebaje temporalmente el IVA del 19 % al 16 % para los meses de noviembre y diciembre como una forma de estimular las compras durante el fin de año. Pero el Ministerio de Hacienda ya la descartó porque, según esa cartera, se podrían afectar las finanzas públicas del 2017.

“Todo eso es bueno para dinamizar el mercado, pero sin que la gente caiga en morosidad o exceso de endeudamiento. Pero a decir verdad el 85 % de las personas que consultamos aún quieren tener carro antes que una vivienda”, pone de presente Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes.

Las metas

Juliana Rico de la Andi estima que con base en las nuevas estrategias de mercadeo de las empresas, la meta es que se vendan este año unos 250.000 carros, cifra un poco inferior a la del 2016 cuando se llegó a 253.698.

Pero Botero tiene otro cálculo. Estima que se llegará como máximo a 240.000 unidades, ya que “será complicado recuperar a la carrera, en la recta final del año, lo que no se vendió antes”.

Aún así, todo indica que el consumo de las familias continuará recuperándose. En julio ese consumo creció 1,2 %, y se espera que los bancos sigan reduciendo sus tasas de interés.

El investigador de la firma Raddar, Samir Campo, considera que todo dependerá también de la velocidad con que se presente la reducción de esas tasas para “que la gente no aplace más su decisión de compra de carro, ya que tendrá menos excusas para no hacerlo”.

Para Fenalco la proximidad de la campaña electoral no afectará esas expectativas comerciales, lo cual es un aliciente más para estrenar carro.

El usado

Muchos colombianos siguen teniendo como alternativa el carro usado de modelos más recientes, debido al alto costo de los nuevos.
Un ejemplo de ello es que entre enero y junio de este año, se realizaron 509.906 traspasos de vehículos usados en Colombia, que frente a los 493.085 del año anterior, reflejó un aumento del 3 %.

En Cali, según registros del Runt, se vendieron en ese lapso 34.098 carros de segunda mano.

Según Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior y Sector Automotor de Fenalco, al país le va “bien” en la venta de carros usados, tanto familiares como utilitarios, al señalar que por cada matrícula vehicular (de uno nuevo) se hacen entre 3 y 4 traspasos.

Hora del recambio

Para el investigador de la firma Raddar, Samir Campo, el 2017 y el 2018 serán años claves para que se redinamice
el sector automotor.

Todo, porque asegura, que “quienes tienen vehículos de modelos 2012
y anteriores buscarán cambiar de carro si las tasas siguen bajando”.
Recordó Campo que el 2012 fue un año histórico con 315.580 unidades vendidas.

"Estimamos que habrá pronto una renovación gradual del parque vehicular. Y allí jugará también el mercado del usado”, señala. Y aunque el dólar, el IVA y la inflación han afectado el mercado, Campo considera que “el carro sigue siendo sinónimo de bienestar en la clase media. Por eso muchos hogares le apuestan a ese sueño”.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by