economia
El 2017 fue un buen año para las finanzas del Valle, conozca las cifras

El 2017 fue un buen año para las finanzas del Valle, conozca las cifras

Los ingresos totales del Valle del Cauca en el 2017 reportaron un crecimiento del 13% frente al 2016 y alcanzaron los $2,27 billones, cifra que si bien es positiva pudo haber sido mejor si los ingresos proyectados de la Industria de Licores del Valle (ILV) se hubieran alcanzado.

Pese a ello, las rentas de la región se fortalecieron con los impuestos recaudados en vehículos, cervezas, licores y registro.

Al cierre del 31 de diciembre de 2017, el departamento recaudó el 98% de lo presupuestado; esto significa que al Valle del Cauca le ingresaron un total de $2,27 billones.

Lea también: Reporte de inflación confirma buen comportamiento en precios de alimentos

“Los ingresos, son estructuralmente de consumo lograron un repunte, el recaudo alcanzó el 98% de lo presupuestado, pese a que fue un año económicamente difícil para el país debido al bajo crecimiento de la economía que alcanzará tan solo el 1,8%, según las proyecciones”, expresó la directora del Departamento Administrativo de Hacienda y Finanzas Públicas de la Gobernación del Valle, María Victoria Machado Anaya.

Las cifras del cierre fiscal son positivas, en comparación con vigencias anteriores: en el 2015 fueron de $1,91 billones y en el 2016 de $2,01 billones.

De acuerdo con la señora Machado Anaya, con la gestión financiera el departamento del Valle logró bajar el indicador de Ley 617 al 46%, controlando el gasto de funcionamiento y mejorando la cifra alcanzada en la vigencia 2016. “Con esta calificación se garantiza la categoría especial para el año 2019”, indicó.

Los recursos de inversión durante el año 2017, lograron un crecimiento del 20%. Se pasó de $1,23 billones en el 2016 a $1,45 billones en el 2017, no obstante no haberse alcanzado las metas de venta de la ILV.

“La Administración Departamental logró salvaguardar e incrementar la inversión en salud, educación y deporte, principales destinatarios de la participación de licores; esto fue posible gracias al seguimiento oportuno y el control eficiente de los ingresos que permitió tomar las decisiones administrativas en materia de congelamiento del gasto con esta fuente de financiación y fortalecimiento del ingreso con la modernización tecnológica que garantizó la disponibilidad de recursos en tiempo real”, agregó la fuincionaria.

Señaló que “en el último trimestre del 2017 el Gobierno departamental decidió fortalecer los sectores de la salud y el deporte con los recursos provenientes de la depuración del acuerdo de reestructuración de pasivos que fueron liberados por el Comité de Acreedores, a fin de mitigar cualquier riesgo que atente contra la estabilidad financiera del departamento, especialmente por las situaciones detectadas con antelación en la Junta Directiva de la ILV”.

Durante el 2017 el sector salud recibió recursos adicionales por $45.000 millones, y cuadriplicó la inversión en deporte.

Otras cifras del departamento

Los ingresos de libre destinación en el 2017 sumaron $504.700 millones, cifra superior a las del 2016, cuando en esa vigencia alcanzaron los $503.500 millones, según el informe de la Secretaría de Hacienda.
El recaudo tributario llegó a los $391.000 millones el año pasado, inferiores a los $451.000 millones del 2016.

Los gastos en el 2017 sumaron $231.704 millones, cifra inferior a la registrada un año atrás, cuando alcanzó los $234.000 millones.
Las transferencias alcanzaron los $147.000 millones, inferior a la cifra del 2016, que fue de $158.700 millones.

Habla la Secretaria de Hacienda del Valle
María Victoria Machado es la secretaria de Hacienda del Valle.

María Victoria Machado es la secretaria de Hacienda del Valle.

Wirman Ríos / El País

En el mes de octubre del 2017 la Gobernación del Valle del Cauca detectó una reducción en las ventas de la Industria de Licores (ILV) y en seguida activo un plan B para evitar que se afectaran los recursos que se destinan para la salud, la educación y el deporte.

Así se lo hizo saber la secretaria de Hacienda departamental, María Victoria Machado Anaya, a la gobernadora Dilian Francisca Toro, quien aprobó la puesta en marcha del plan.

La señora Machado Anaya le contó a El País las alternativas de solución que se pusieron en marcha.

¿Qué estrategias acordaron?

Una vez depurado un gran porcentaje del acuerdo de pasivos, pudimos demostrar que había $150.000 millones que no debían figurar como tal, pues el departamento no los debía. Entonces le dijimos al Comité de Acreedores que nos liberara parte de esos recursos con el ánimo de mitigar cualquier riesgo en los sectores clave.

Con base en ello la Gobernadora le inyectó a la salud, a la educación y al deporte $45.000 millones para no generar impactos en esos sectores en caso de que no se lograran los ingresos de la ILV, tal como efectivamente pasó.

En otras palabras, tomamos acciones rápidas que nos permitieron evitar el colapso en esos tres frentes básicos.

¿En cifras redondas al Valle le dejaron de ingresar $30.000 millones por la caída en las ventas de la ILV, cómo los van a tratar de recuperar?

Lo primero que le quiero decir es que somos optimistas de que esos recursos los recuperaremos. Lo haremos porque tenemos la tranquilidad que los inventarios están en la Industria de Licores del Valle y eso nos permite salir a monetizarlos, tenemos que salir a vender esas unidades que están allí.

Para lograrlo estamos generando un plan de reingeniería integral que parte de la base de que vamos a posicionar nuestra empresa de licores. Para ello estamos buscando mecanismos alternativos que nos permitan seguir posicionando los productos que elabora la ILV. Ese plan B es un reto que cumpliremos a cabalidad.

No parece una tarea fácil...

Mire, vamos a salir a vender unas 8,5 millones de unidades nuevas a las que se suman las tres millones que el comercializador no logró vender el año pasado, pero como le digo , están allí, en el inventario.

¿Pero en esencia qué puntos puede contar de la estrategia que pondrán en marcha?

La estamos construyendo, pero como usted comprenderá debemos actuar con moderación, ya que se deben analizar todas las medidas legales porque tenemos que garantizar la prevención sobre un eventual daño de orden jurídico para el Valle del Cauca.

Lo cierto es que vamos a hacer cumplir las reglas del contrato que se pactaron con el distribuidor. Estudiaremos muy bien lo que se acordó con el comercializador y lo que se comprometió a hacer la ILV.

Lo único claro es que nuestra prioridad es sacar adelante a la empresa porque es un patrimonio de nuestra región.

¿No cree que la Junta Directiva de la ILV, de la cual hace parte la Gobernación, le faltó actuar de manera más rápida y contundente para evitar la caída de los ingresos?

No señor, no nos quedamos cruzados de brazos. Tomamos algunas medidas, pero como se trata de un contrato tenemos que respetar el debido proceso y esperar a que terminara el año.

Pero como ya le dije, hicimos una sustitución del gasto con esa fuente (la de la ILV), modernizamos el recaudo financiero, hicimos las monitorías cada mes y fortalecimos todas las rentas del departamento.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by