economIa

Operadores de celulares rechazan multas de la SIC

La decisión de multar a las empresas de telefonía celular de Colombia por ‘amarrar’ a los usuarios con planes por un año o más, va en detrimento de los mismos consumidores.

Según directivas de Tigo, una de las empresas sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio con $1057 millones, con esa determinación se limita las opciones de los usuarios para comprar teléfonos.

El presidente de la compañía, Marcelo Catalco, dijo a los medios de comunicación que se está generando un detrimento a los usuarios porque estos tienen pocas opciones para comprar un teléfono y los costos de los equipos se han incrementado en un 100%.

“Además, limita las promociones que podemos hacer desde las empresas de telecomunicaciones, pero no las de las grandes superficies y con eso no podemos competir”, aseguró.

Para el directivo, las cláusulas de permanencia deben ser una opción adicional como las varias que existen para la compra de vehículos.

De acuerdo con cálculos de Tigo, en el 2014 un teléfono de alta gama estaba en $900.000 (pagado a crédito). Hoy, de contado, ese teléfono con intereses cuesta hasta $4 millones.

La Superintendencia de Industria y Comercio sancionó en segunda instancia a Claro, Tigo y Movistar con multas por $9200 millones por ‘amarrar’ o condicionar los beneficios otorgados a sus clientes en la venta de teléfonos celulares a sus planes de telefonía móvil, violando así las normas establecidas por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC).

Según la entidad, se comprobó que estas empresas ofrecían cuotas gratis en la venta del equipo celular adquirido por los usuarios, siempre y cuando, sus usuarios suscribieran un plan de comunicaciones por un valor mínimo y ciertas condiciones que de cumplirse, generarían la pérdida de las cuotas gratis ofrecidas en la venta de los teléfonos.

En el caso de Tigo, la Superintendencia de Industria y Comercio tuvo en cuenta para atenuar la multa, que esta empresa cesó la conducta ilegal tan pronto le fue notificada la sanción de primera instancia.

Pero en el caso de las compañías de telefonía Claro y Movistar la conducta siguió ejecutándose hasta la actualidad cuando se profirió la decisión de segunda instancia, según el análisis realizado por el superintendente, Pablo Felipe Robledo.

Usuarios

Según cifras del Ministerio de Tecnologías y Comunica-
ciones (Mintic), al septiembre del 2016 había en Colombia 58.523.750 de abonados a la telefonía celular, es decir, que hay 120 % de penetración.

El 48,6 % de los afiliados a la telefonía celular está con la compañía Claro, el 23,20 % con Movistar y 18,17 % está con Tigo.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by