economía
¿Seguirá subiendo el precio del petróleo?, responde el presidente de la ANH

¿Seguirá subiendo el precio del petróleo?, responde el presidente de la ANH

El momento actual que vive la industria petrolera del país, por cuenta del repunte en los precios internacionales del crudo, genera unas expectativas positivas para el sector en este 2018.

Así lo deja ver el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Orlando Velandia, quien habló de las expectativas con el aumento de los precios, las proyecciones de producción, entre otros temas que afectan directamente a ese sector de la economía.

Lea también: ¿Preocupado por el precio de la gasolina?, estos tips podrán ayudarle a ahorrar

¿Qué balance dejó del sector en el 2017?

Fue un año en el que hubo unas evidentes señales de recuperación. Los indicadores que tenemos que mirar son taladros, pozos exploratorios y producción. Después de un año crítico como 2016, donde habían 27 taladros operando en actividades de exploración o en el desarrollo de campos, el año pasado terminamos casi con 130, significando un enorme aumento en este aspecto.

Terminamos con más de 10.000 barriles de producción diaria por encima de la meta fiscal, que eran 840.000 barriles diarios, y registramos un promedio de 854.121 barriles. Recordemos que al comienzo empezamos con una buena señal de recuperación, pero estábamos todavía en US$47 o US$48 por barril, ya en la parte final del año, y lo que vamos de 2018, tenemos precios por encima de los US$60.

¿Cuáles son las proyecciones que hacen para este año en materia de precios?

Siendo los precios uno de los temas jalonadores del sector, esperemos que se mantenga en un horizonte entre US$65 y US$70 el barril. Esto le permite a las compañías definir su inversión, porque si estamos en un escenario de fluctuación, nos complica la planificación de las inversiones y más o menos lo que hemos logrado es una estabilidad que tiene a las empresas más tranquilas. La mayoría de nuestros campos son rentables con unos precios como los que tenemos en la actualidad e inmediatamente eso contribuye a que se aumente la producción.

¿Por cuánto tiempo se mantendrán estos precios?


Los precios del petróleo se deben a una geopolítica muy complicada en el mundo. Hoy nadie se atreve a decir qué pasará en temas de conflictividad global y demanda, pero más o menos en las expectativas de los analistas podríamos tener un semestre más en un horizonte de estabilidad cercano entre los US$60 y US$75, pero no podemos hacer previsiones más allá de seis meses.

Con todo lo que ha sucedido, ¿qué expectativas hay en materia de exploración?

Este año esperamos mantener una tendencia creciente en pozos exploratorios y nos hemos puesto una meta de 65, es decir crecer casi un 20% respecto a los del año pasado, cuando tuvimos una clara recuperación perforando 54 pozos al 31 de diciembre. Esto teniendo en cuenta que en 2016 tuvimos 21 pozos, cuando en los buenos años 2013-2012 superamos los 100.

¿Y en producción?

Es importante mantener los niveles de producción y aquí quiero destacar que el año pasado en el marco del cese bilateral con el ELN logramos la mejor producción del año en diciembre, gracias a ese escenario de tranquilidad que existía en el país. Seguimos en nuestra meta de no bajarnos de los 860.000 barriles e ir creciendo hacia el objetivo de largo plazo, que es volver a acercarnos a los 900.000 barriles.

Otro de los esfuerzos es seguir buscando crudo e ir promocionando y ofertando áreas, porque el país tiene una posibilidad muy importante de competitividad en América Latina para invertir, no solamente en el petróleo sino en otras actividades. Esperamos este año ofertar un gran número de áreas, porque nuestro horizonte de autosuficiencia puede mejorar con el aumento de los precios y el mejoramiento de la tecnología.

¿Cómo están las reservas petroleras del país?

Nosotros tenemos unas evaluaciones preliminares y con el mejoramiento de los precios podríamos estar aumentando unos siete años nuestras reservas, pero esto es preliminar, porque las cifras reales solo las tendremos hasta que hagamos el balance en marzo.

¿Cuántos recursos dejó el sector petrolero por regalías a la Nación?

Con el incremento de precios el año pasado, en el primer semestre, nos había generado un incremento adicional de más de $600.000 millones, esto implica que en el balance del año podríamos haber superado a poco más de un billón de pesos adicionales al Sistema General de Regalías, que son recursos que no los teníamos en los cálculos del presupuesto de la Nación.

¿Cuánto invirtió el sector privado el año pasado?


Siempre pongo esta comparación: los mejores años, el crítico y cómo estamos mejorando. Nosotros en épocas de altos precios (2013-2014), llegamos a tener inversiones por US$7000 millones, para 2016 caímos a una muy crítica cifra de US$1600 millones y el año pasado superamos los US$3700 millones. Para este año esperamos superar los US$4000 millones. Solo Ecopetrol, en su plan de inversiones, coloca una cifra superior a la que se realizó en el 2017.

¿Cuántos bloques nuevos espera adjudicar la entidad este año?

Nuestra meta es colocar 50 bloques más en el transcursos de los próximos siete meses en oferta, para que las compañías puedan materializar sus inversiones. Esto lo haremos fundamentalmente en el mar Caribe, llanos y en el valle medio del Magdalena, en donde tenemos previstos sacar las próximos áreas a ofertar.

¿El número de contratos de exploración y explotación de la ANH, cuál es en la actualidad?

Desde la creación de la ANH en el año 2003 nosotros hemos suscrito un poco más de 450 contratos de exploración y producción, de los cuales actualmente hay en operación 360, los restantes están en proceso de liquidación, porque su trabajo no fue exitoso o porque cayeron en incumplimientos contractuales y tenemos que hacer uso de las cláusulas.

¿Cómo observa el tema de las recientes consultas populares contra el sector?

Son un mecanismo que nos ha abierto las puertas a buscar mejores maneras de aproximar nuestros proyectos a las regiones. La gente en muchas partes está presa, un poco, de la desinformación sobre un miedo infundado contra la industria porque se acabaría con el medio ambiente, y que no es posible que haya una coexistencia entre el agua y el petróleo, y por eso lo que hemos empezado es una labor de pedagogía, explicando que hay más mitos que realidades sobre estas afirmaciones.

¿Por qué este rechazo tan fuerte a la industria?

Desafortunadamente llegaron muchos agentes a las zonas a inculcar unos falsos temores en las comunidades, pero también reconocemos que se presentaron errores por descuido y durante el conflicto armado.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by