economía
¿Tiene futuro el sector papelero?, las respuestas del presidente de Smurfit Kappa

¿Tiene futuro el sector papelero?, las respuestas del presidente de Smurfit Kappa

Smurfit Kappa (Cartón de Colombia) es una de las empresas más representativas del Valle del Cauca, y tras varios años de innovaciones, modernización de equipos, plantas e instalaciones, dedicará el 2018 a consolidar sus inversiones.

Esta será la estrategia que desarrollará la compañía, confiando en la reactivación económica y el consumo de los hogares. Hoy, la empresa fabrica 450.000 toneladas de papeles blancos y para cajas de cartón y empaques de cemento. Las ventas de la firma alcanzan US$350 millones.

Y frente al futuro del sector, Álvaro José Henao, presidente de la empresa, recalca que siguen existiendo grandes oportunidades pese a la dura competencia en los mercados, el vaivén de precios y el auge digital que recomienda usar menos papel.

Luego de un año difícil como lo fue el 2017, ¿cuál es su percepción frente a la economía en 2018?

Esperamos, luego de la caída del 5% en las ventas en el último trimestre, una recuperación leve para el primer trimestre del 2018 del 3%, que son cálculos similares a los del Gobierno.

Sin embargo, todavía hay incertidumbre sobre lo que está pasando, pues la economía se nutre mucho de lo que dice la gente. Pese a todo, hay cosas buenas, entre ellas la baja de las tasas de interés por parte del Banco de la República, la cual se debe ver reflejada en el desempeño de economía, aunque se demorará un poco. Lo otro es que el aumento en los precios del petróleo le ayudará al Gobierno a recuperar sus finanzas, aunque por ahora el gasto oficial se va a frenar un poco por la temporada electoral y la ley de garantías.

Lea también: 'Smurfit Kappa inauguró Centro de Experiencias de Empaques en Yumbo'.

Y, ¿qué viene para la empresa?

Nuestro objetivo es consolidar las inversiones adelantadas en los últimos dos años por la empresa. El 2018 será un año de transición después de un ritmo grande de inversiones en los cuales el grupo Smurtif Kappa en Colombia destinó US$50 millones, de ellos US$10 millones al programa forestal y US$40 millones a equipos y maquinarias. Nos vamos a tomar un respiro para decantar todas esas inversiones que fueron muy importantes.

"Colombia puede convertirse en una potencia forestal si se cuenta con mayor apoyo oficial porque tenemos muchos recursos",
Álvaro José Henao,
presidente de Smurfit Kappa.

Hemos renovado casi todas nuestras maquinarias en las plantas de corrugado y ejecutado ampliaciones en equipos de fabricación de papel. Y destaco en especial el impulso del Centro de Experiencia para los Clientes.

¿Eso significa que el ritmo inversionista seguirá después?

Nos vamos a preparar para nuevas inversiones en el 2019 y 2020, pero la empresa necesita ahora un respiro y que la estructura de costos se estabilice, generar flujo de caja, con algunas inversiones, pero nada grande solo las estrictamente necesarias, aunque este tipo de industria es altamente intensiva en capital.

Vamos a esperar el retorno de todas esas inversiones que hizo la compañía. De allí que confiemos en que el 2018 sea un año bueno, y para ello debemos concentrarnos en la operación y las ventas, pues si a la industria manufacturera no le va bien, a nosotros eso nos afecta.

¿Cuál es ese panorama en el mercado del papel, pues un competidor fuerte como China está ganando mucho protagonismo?

La empresa exporta el 25% de sus ventas, lo cual significa entre US$60 millones y US$80 millones, pero todo depende del año. Nuestros mercados son principalmente Ecuador, Perú y Centroamérica.

La empresa tiene varios segmentos y los competidores varían. Por ejemplo, en el sector de imprenta y escritura cuyo insumo es el papel blanco, la gran competencia es Brasil, que es el ‘monstruo’ y con ese país competimos en toda América Latina.

Sin embargo, muchos de esos mercados están siendo influenciados por el papel que proviene del Asia y allí existe un problema que nos afecta como un coletazo, y es que a mucha de esa producción en Estados Unidos les han impuesto medidas ‘antidumping’. Al no tener como entrar a ese mercado todo ese volumen de papel llega acá.

Con base en esta nueva realidad, a nivel de Colombia, ¿qué viene para el mercado?

El mercado de papeles corrugados es el más importante para nosotros en Colombia, ya que la fabricación de cajas de cartón es para atender el consumo doméstico, pues las mismas no viajan y nuestros competidores son más locales. Sin embargo, este segmento ha cambiado mucho, pues el precio internacional viene subiendo por la escasez de este tipo de papel en el mundo debido al fuerte incremento del consumo de los países a medida que sus economías crecen como en el caso de Estados Unidos y la Unión Europea. Igual sucede con el mercado del papel para sacos de empaque de cemento, aunque por otro lado los precios del papel blanco han venido cayendo.

Según eso, las perspectivas son complicadas...

El caso de China es muy patético. El papel proviene inicialmente de las plantaciones forestales y luego se recicla, y allí China es el mayor importador de papeles de desecho para reciclar. Pero ese país se cansó de recibir basura y han impuesto una serie de restricciones al papel reciclado que entra lo cual ha afectado al mercado mundial.

El papel limpio subió de precio y el de características medias se desplomó, lo cual ha provocado unos desbalances complicados para la industria.

Teniendo en cuenta lo que está pasando, la empresa tiene en la mira otros mercados...


Nuestras principales exportaciones son de papel blanco y los mercados naturales son Ecuador y Perú con clientes establecidos y de vieja data. Estamos tratando de exportar más a los Estados Unidos, pero ha sido un aprendizaje complicado. Pese a todo, se trata de un mercado objetivo para nosotros en el futuro y que indudablemente hay que buscarlo.

Chile o Argentina les llama la atención...

No. Queremos concentrarnos en nuestros mercados actuales y Centroamérica. A este último se dirige principalmente papel hacia las mismas plantas del Grupo, porque nuestra estrategia fue adquirir factorías allá, que no estén integradas para una mayor expansión de los negocios. El de México es un mercado que lo abastece principalmente Estados Unidos, pero si en el futuro llegáramos a hacer alguna expansión, sería uno de nuestros objetivos.

Usted mencionaba que hay escasez de papel corrugado para fabricar cajas. ¿Habrá dificultades este año para la empresa en ese segmento?

El año pasado nos tocó importar papel y este año vamos a quedar estables con la ampliación que adelantamos. Pero si el país crece en su economía y su consumo, quedaríamos nuevamente importando papel porque la materia prima no nos al canza, y habría que ejecutar unas inversiones aún mucho más grandes, que las vamos a hacer, aunque no durante este año.

Debido al auge de las nuevas tecnologías digitales se recomienda reducir el uso del papel. ¿Cómo enfrentar este desafío?


En los países industrializados la demanda de papel blanco ha bajado porque han tenido una transición hacia lo digital, pero eso tiende a estabilizarse, y en América Latina y el Caribe el consumo sigue aumentando. De allí que la industria no esté amenazada, aunque los nichos de mercado van cambiando.

En papeles blancos contamos con una planta y maquinarias muy competitivas. Vendemos la mitad de la producción en Colombia y el resto se exporta. Lo que sí ha crecido en el mundo es la demanda de papel para cajas y empaques. Pese a ello adelantamos y seguiremos adelantando las inversiones para atender a nuestros mercados. El futuro para la industria papelera es positivo, ya que mientras la economía y el consumo crezcan, siempre habrá oportunidades. Sin embargo, en Colombia tenemos, frente a otros países, unos índices de consumo que son bajos y allí hay un espacio.

¿Cómo está el programa forestal y el reciclaje de papeles?

Tenemos 70.000 hectáreas de bosques en Valle, Cauca y el Viejo Caldas. De ese número, 20.000 hectáreas son de reserva forestal, que es un bosque tropical que no se toca. Las restantes 50.000 hectáreas son plantaciones para uso industrial, y que luego renovamos. Somos el único productor en el país con esas plantaciones forestales, y el reciclador más grande de papel. Reciclamos más de 200.000 toneladas al año.

Smurfit Kappa es el reciclador privado más grande de Colombia. Al año recicla 200.000 toneladas para fabricar papeles blancos y corrugados.

Labor social

La Fundación Smurfit Kappa Colombia lleva más de 50 años desarrollando programas sociales para el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades rurales y urbanas en las áreas de influencia del Proyecto Forestal y las plantas de la empresa.

Estos programas llegan a más 7.000 beneficiarios de 35 municipios en 5 departamentos.

En el Cauca y en El Darién, Valle, tiene dos colegios que aplican tecnología forestal. En Yumbo cuenta con un Centro de Desarrollo Integral para la primera infancia que es modelo para el país.

La empresa papelera cuenta hoy con una división forestal que se encarga de 70.000 hectáreas de plantaciones en Valle, Cauca y el Viejo Caldas.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by