elecciones del congreso
¿Le cumplieron al Valle sus congresistas? Mire el 'uno a uno' de los que quieren repetir

¿Le cumplieron al Valle sus congresistas? Mire el 'uno a uno' de los que quieren repetir

El próximo 11 de marzo se llevarán a cabo en todo el país las elecciones legislativas. Un total de 2957 personas aspiran a ser escogidas como las integrantes del Senado y la Cámara de Representantes por los próximos cuatro años.

Entre los candidatos, 153 buscan ser elegidos a la Cámara por la circunscripción del Valle, a la que le corresponden trece asientos en esa corporación. Para el Senado, al menos once vallecaucanos creen tener chance de hacerse a una curul.

En las elecciones de 2014, el departamento eligió a 21 congresistas: sus 13 representantes y 8 senadores oriundos de la región.

De esos legisladores, que representaron al Valle en los últimos cuatro años, 14 aspiran esta vez a mantener sus curules, unos en la cámara alta y otros en la baja.

Lea aquí: 'Video: ¿Cuáles son los temas que preocupan a los ciudadanos previo a elecciones del Congreso?'.

Por ello, El País revisó - proyecto por proyecto- el desempeño de estos servidores públicos durante su más reciente período legislativo, con tal de que los lectores tengan información suficiente para decidir si estos deberían, o no, continuar en el Congreso.

¿Qué tan activos estuvieron? ¿Lograron que les aprobaran sus iniciativas? ¿Brillaron por su ausentismo o dijeron ‘presente’? Revise el comportamiento de cada candidato a continuación.

Candidatos al Senado: 

(Haga click en cada fotografía y navegue dentro de los perfiles de cada aspirante)

Candidatos a la Cámara:

(Haga click en cada fotografía y navegue dentro de los perfiles de cada aspirante)

Los perfiles se construyeron con información del Observatorio Congreso Visible, capítulo Valle, liderado por el programa de Ciencia Política de la Universidad Icesi; datos de la Misión de Observación Electoral; y de la Fundación Paz y Reconcilicación.

¿Qué tanto le cumplieron al Valle?

Del total de las iniciativas en las que los congresistas del Valle figuraron como autores, el 5,2 % tuvo un carácter regional, según información del Observatorio Congreso Visible.

Para el economista y analista político Andrés Felipe Galindo ese porcentaje hace ver que el papel de los congresistas del Valle hacia la región fue “bastante deficiente, muy opaco y no significativo”.

“Los temas de región quedaron relegados. Se enfocaron en cosas como convertir a Cali en un distrito especial, que para efectos prácticos no tiene mayor relevancia; pero han dejado de lado proyectos clave como las dos vías para desembotellar la salida a Buenaventura, fortalecer el tejido empresarial y defender la inversión en la región”, explica.

"La bancada de congresistas vallecaucanos no se ha destacado por incidir en los grandes debates del país ni por su conexión con los problemas más sensibles para los caleños y vallecaucanos",
Luis Felipe Barrera,
politólogo.

La declaración de Cali como distrito especial que menciona Galindo llegó en diciembre pasado a ser aprobada en segundo debate, aún no ha terminado su trámite. Ese, y la creación de Zonas Económicas Especiales en Buenaventura, fueron los dos proyectos que impulsaron los congresistas como bancada.

Al respecto, la politóloga Rosalía Correa asegura que durante este período “no se vio el empeño de los parlamentarios por conseguir recursos para el mejoramiento de vías terciarias; resolver los problemas de Buenaventura, para que deje de ser un municipio extractivista al que no le queda nada de las importaciones, o el tema del desplazamiento”.

En ese sentido, los senadores Roosvelt Rodríguez, Roy Barreras, Mauricio Delgado, Carlos Fernando Motoa y Alexánder López solo participaron en dos proyectos de impacto regional: el que declaraba a Cali como distrito especial y el que creaba las Zonas Económicas Especiales en Buenaventura.

Mientras tanto, el senador Édinson Delgado fue el que más iniciativas regionales tuvo, con un total de trece, nueve de estas relacionadas con la protección de derechos y el desarrollo de las comunidades afro.

En esta gráfica, despliegue en la pestaña el comparativo de proyectos regionales y proyectos nacional en los que trabajó cada senador.

Por otro lado, en el caso de los representantes, la congresista Guillermina Bravo fue la que más pujó por proyectos enfocados al desarrollo del Valle, en su mayoría relacionados con población afro.

En esta gráfica, despliegue en la pestaña el comparativo de proyectos regionales y proyectos nacional en los que trabajó cada representante.

Según el politólogo Luis Felipe Barrera, ante los bajos porcentajes de incidencia de los proyectos de estos congresistas en la región, “se necesita más sentido de pertenencia y visión regional, que haya trabajo en equipo con el departamento y los municipios”.

Además, dice Barrera, dicha situación “refleja el bajo liderazgo de nuestros senadores y representantes”. Algo con lo que está de acuerdo el analista Galindo, para quien “no hay un líder vallecaucano en el Congreso que tenga la capacidad de convocar a todos los sectores, por ello no se ve que lideren temas realmente importantes y trascendentales para la región”.

"Es un balance que no se rajan pero tampoco pasan con honores. El Valle tiene muchos retos y ellos no los enfrentaron con la altura necesaria",
Andrés Felipe Galindo,
analista.

Si se estima la cantidad de proyectos elaborados como un factor de participación, la más activa del grupo de congresistas vallecaucanos fue la representante Bravo, que presentó 86. Mientras que el más ‘flojo’ fue Carlos Fernando Motoa, que apenas fue autor de seis.

En cuestión de aprobaciones, sólo el 6,19 % de las propuestas de los vallecaucanos se convirtieron en leyes. El parlamentario con más proyectos de su autoría aprobados fue el representante Heriberto Sanabria, con cinco iniciativas; le siguen las representantes Bravo y Ana Cristina Paz cada una con cuatro aprobaciones.

En los próximos comicios, el segundo domingo de marzo, los electores vallecaucanos decidirán si para el siguiente período legislativo habría renovación o ‘continuismo’ en la bancada regional.

En ambos casos, para los analistas, quienes resulten electos tendrán retos importantes en los próximos cuatro años como sacar adelante el proyecto de Sistema Intermodal de Transporte para Cali, el tren de cercanías, robustecer estrategias de seguridad en todo el departamento, teniendo en cuenta que se tienen siete de los diez municipios más violentos del país.

El fortalecimiento de la competitividad de la región de cara a las oportunidades de la Alianza del Pacífico debe ser otro propósito de los legisladores regionales.

“Si bien no todas estas iniciativas dependen exclusivamente del Congreso, con una bancada fuerte y líder se pueden lograr más recursos para financiarlas”, concluye Galindo.


VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by