entretenimiento
¿Cuál es el 'Hechizo' que encierra Delirio? Lo cuentan sus protagonistas

¿Cuál es el 'Hechizo' que encierra Delirio? Lo cuentan sus protagonistas

Viviana Vargas es una de las bailarinas más representativas de Cali, por ser una de las protagonistas de Delirio, compañía a la que pertenece desde hace diez años.

“Nuestra temporada decembrina estuvo llena de sorpresas, iniciando con una alianza estratégica que tenemos para la mesa, que es nuestro aliado, Andrés Carne de Res, que brinda una gran experiencia gastronómica que complementa nuestro show. También trajimos nuestra obra ‘Hechizo. Un relato nacional’, un homenaje a Cali, a la tierra del Sagrado Corazón. La estuvimos presentando desde abril. Y no podemos dejar por fuera nuestra última innovación ‘Fiebre de viernes’”, dice.

Un día en la vida de esta mujer por la que deliran muchos caleños, y no solo por su belleza sino por su talento al bailar, empieza desde las 6:30 a.m., en temporada universitaria. Ella estudia gestión cultural y artística en el CCED, hasta las 10:00 a.m. o el mediodía.

“Me como un buen almuerzo que me da mi madre. Después voy al gimnasio si tengo algunas reuniones o si no a mi escuela, ‘Stilo y Sabor’. Si tengo ensayo de Delirio me voy a la carpa. Otras veces debo atender entrevistas. En esta temporada, que estoy de vacaciones de estudio, duermo un poco más y ensayo con Delirio en las tardes y en mi escuela en las noches, por supuesto voy a la peluquería y el gimnasio no falta. Todo gira en torno a lo que me gusta, el baile”.

Junto a ella está Wendy Elizabeth Perea, quien también lleva una década en Delirio. Ella pertenece a la Escuela Artística Rucafé. Es bailarina y ha iniciado su carrera como diseñadora de modas junto a Camilo Zamora (imagen de la Feria de Cali y bailarín, diseñador y coreógrafo de Delirio).

Protagonistas del show Delirio

“Siempre se establece un concepto para desarrollar una historia, y dependiendo de un colectivo de vestuario nos inspiramos para crear los diseños de cada obra”, explica. Aclara que primero fue el baile, luego llegaron los bocetos para el vestuario. “Casi siempre se empieza a mitad de año a elaborar la conceptualización de las obras de Delirio, pero la preparación de bocetos dura tres o cuatro meses, porque a estos los evalúa un comité”, agrega.

Para ‘Hechizo’ se elaboraron 249 trajes. Entre modistas, diseñadores y decoradores son unas 25 personas que se encargan de la idea, la elaboración, la decoración y el detalle del vestuario. Un vestido se termina de realizar en un mes. Por ejemplo, el traje de Viuda, de Viviana Vargas, fue el más elaborado, el de mayor trabajo, diseñado por el equipo de Delirio junto a Alfredo Barraza.

Por cada obra ellos han elaborado 150 trajes, para ‘Hechizo’ el vestuario se incrementó. José Fernando Urueña Santana lleva más de diez años en Delirio. Allí ha sido bailarín, coreógrafo y parte del comité creativo de la compañía.

“Me levanto todos los días a las 5:30 a.m. para ir a trabajar como instructor de baile, hago clases de aerorrumba. Mi vida es baile. No me falla mi almuerzo a la hora que es. En la tarde trabajo de nuevo y en la noche me dedico a los ensayos y a las entrevistas. En temporada decembrina los ensayos pueden durar hasta cinco horas”.

Él asegura que Delirio es su segunda familia. “A veces se vuelve como la primera, porque estamos en función de lo que vamos a crear, de las coreografías, y los resultados son muy satisfactorios. Los pocos espacios libres que tenemos se los dedicamos a la familia, pues esta temporada de fin de año es muy dura, de muchos ensayos y presentaciones”.

Brando Pérez Loaiza lleva seis años en Delirio, es licenciado en arte dramático de la Universidad del Valle e interpreta a la reina Jovita Feijòo. “Se hace como un homenaje también al actor que tantos años la encarnó, Iván Montoya. Se interactúa mucho con el público.

En el especial de ‘Fiebre de viernes’ interpreto a Michael Jackson”, cuenta quien desde muy niño baila en la Escuela Nueva Dimensión, desde 2003. “En la universidad lo más cercano a danza era arte dramático. Estudié esta carrera y para cuando me gradué ya hacía parte de Delirio”.

Protagonistas del show Delirio

A Adriana, por su parte, le fascina cuando la gente entiende sus historias que son bailadas y no habladas. “Cuando interpreto a la Viuda, paso por entre el público y los hombres saben que si me miran los puedo matar. Y me empiezan a hacer señas y gestos para que no me los lleve”, revela con la picardía y el carisma que la caracterizan.

Para José la mayor satisfacción es ver a muchas personas que les ha tocado irse del país, disfrutar ‘Hechizo’, “un homenaje a todos los encantos que tiene Colombia, a sus bailes, a la cumbia, al bambuco, a la salsa. Son felices, es como si los reconfortara porque se llevan un recuerdo muy bonito”, dice.

Que los comparen con espectáculos de talla mundial como un Moulin Rouge, un Circo del Sol, es motivo de orgullo para estos bailarines. “Nos ratifica que estamos por muy buen camino con lo que estamos haciendo”, anota Wendy.

Cada uno tiene sus montajes favoritos, para Brando es ‘María, un delirio de amor’, “por los detalles, por las atmósferas creadas, los cuadros, por las cañas transformadas en mujeres y las precisas coreografías de los corteros bailando con sus machetes”.

Para Adriana, “la favorita es ‘La pinta’, no solamente por haber interpretado a Dolores, sino porque es donde más se representa lo que es Cali, el barrio, su gente y la selección musical fue muy buena. Wendy se inclina por un espectáculo en el que ella también tuvo protagonismo, “‘Melao’, que tiene que ver mucho con la parte folclórica. Fue nuestra primera experiencia haciendo coreografías muy grandes”.

El montaje favorito de José Fernando es ‘Fiebre de viernes por la noche’ donde interpreta a John Travolta. “Me lo estoy gozando mucho, porque se ve la respuesta de la gente ante esa fiesta de los años 70 y 80. Estamos representando una fiesta en una discoteca caleña de los años 70 y 80 con música de los Bee Gees, canciones como Stayin’ Alive, Night Fever, lo más interesante es poder interpretar esas canciones a nuestra manera, a ritmo de salsa con la candela que tenemos en los pies”.

Hechizo, un relato nacional

La puesta en escena de Delirio ‘Hechizo, Un relato nacional’, que se terminó ayer, le rindió honores a los encantos del país del Sagrado Corazón, una gran fiesta colombiana que se sucede en un lugar desconocido.

Un relato brillante y seductor que se debate entre la realidad y la fantasía y se inspira en la leyenda de la viuda alegre, quien por culpa de un desamor enloquece y va de fiesta en fiesta seduciendo a los caballeros con el hechizo de su farol.

Una gran fiesta nacional donde todos caben y luchan por el anhelo colectivo del progreso y la felicidad. Se trata de la puesta en escena número 12, con la que la Fundación Delirio hace una venía a la identidad colombiana e invita a propios y extraños a una fiesta ligada a los sentires de nuestro país.

Lea además: La 'felicidad' de Luis Felipe González en la Feria de Cali

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by