cultura
1/1
'¡Divórciate!', un libro - guía para decirle adiós a las limitaciones

'¡Divórciate!', un libro - guía para decirle adiós a las limitaciones

Erika Ramelli se define a sí misma como una colomboamericana de ancestros suizos dedicada a ayudar a las personas a encontrar el equilibrio original de su propio ser.

Es consultora internacional de bienestar holístico, conferencista, motivadora y coach en temas de nutrición integrativa, que ahora presenta su libro ‘¡Divórciate!’, una guía para aprender a divorciarse de aquellos hábitos, comportamientos y personas que, en sus palabras, “nos separan de nuestra verdad personal”.

¿Cómo nace la idea de hacer un libro sobre el divorcio?

He venido trabajando en un proceso de despertar de conciencia durante toda mi vida, en el que he decidido enseñarle a las personas por su obra maestra, qué es su vida. Tu vida refleja un nivel de maestría energética alcanzada. Yo llevo más de 26 años dando cursos en todo el mundo y a medida que he ido avanzando me he dado cuenta de que uno de los grandes problemas que tenemos es la forma en que percibimos nuestra realidad.

Las cosas que vemos frente a nosotros son en realidad un holograma energético que lo moldeamos de acuerdo a cómo lo vemos. Si cambiamos nuestra manera de ver las cosas, podemos cambiar nuestra vida. Hoy en día hay muchos programas de cambia tu vida en 21 de días, programas de bienestar para esto y para lo otro pero en realidad lo que se necesita para cambiar es una decisión radical de vivir en congruencia con la intención deseada. Si usted quiere bienestar entonces escucha música que le dé bienestar, coma comida que le dé bienestar, lleva un trabajo que le dé bienestar, que esté en congruencia con sus talentos, con sus habilidades. Y eso es lo que no está pasando en este momento...

En ese sentido, a veces hay que cortar con relaciones y con hábitos que no le permiten ser feliz y estar en bienestar contigo mismo. Al escribir este libro salieron una serie de temas que me obligaron a pensar en la idea de darte cuenta de dónde estás, en la idea de decirle a mis lectores en dónde están para que puedan definir a dónde quieren ir. Este primer libro se trata de ayudarle al lector a darse cuenta de que todas las decisiones que han tomado hasta ahora lo llevaron a este punto y que en esta instancia debe evaluar cosas para seguir adelante. Entonces, este libro se trata realmente de divorciarse de sus creencias, de sus hábitos, de una forma de ver la vida que no le da bienestar y que lo hace renunciar a su propia verdad.

Lea también: 'A propósito de Bourdain, una selección de cuatro libros para sobrevivir a la depresión'.

¿Cuánto tiempo duró el proceso de creación del libro?

Erika Ramelli

Erika Ramelli es consultora internacional de bienestar holístico.

Cortesía para El País

El libro empezó con una idea muy grande hace unos tres años. El grupo Planeta fue quien me llamó porque una persona que estaba en una de mis charlas sintió que su vida fue transformada, y ese fue el presidente de Carrefour. Él llamó a Planeta para dar su testimonio y de allí ellos me llamaron con la idea de hacer este libro. Es una idea muy grande y muy robusta y por eso el libro se partió en tres partes. La primera es el despertar, el saber dónde estás para hacer los cambios adecuados y seguir adelante, y luego vienen las partes a seguir de hábitos saludables, de comer saludable, etc., y la tercera parte tiene que ver con el manejo de energía.

El libro es en realidad una guía fácil de seguir que le permite hacer una serie de tests para darse cuenta del punto de partida, de la situación en la que usted se encuentras.

Las personas consideran la palabra divorcio como algo negativo, como un fracaso. Pero usted propone el divorcio como un punto de partida, como algo bueno...

En general yo me refiero al divorcio como simplemente una decisión de realinearte con la verdad. Hay momentos en los que tomamos decisiones que no fueron basadas en una alineación interna y en la verdad. Si usted quiere hablar de relaciones interpersonales, hay personas que se casan sabiendo que esa persona no les conviene o sin estar enamoradas, lo hacen solo por hábito o por presiones y siguen caminos que están por fuera de su verdad.

Lo que yo propongo es que cada persona vuelva a estar en completa alineación consigo misma y de ese modo pueda alcanzar su propio balance y pueda ser feliz.

10 tips para encontrar tu verdad

1. Sea responsable de usted mismo

Una de mis teorías, que yo llamo ‘La ecuación cuántica de la responsabilidad’, se refiere a un punto en la vida en el que tú puedes ver que te suceden milagros tras milagros, un plano de existencia en el que todo fluye, un plano de conciencia elevado en el que las reglas humanas no entran a jugar. Pero para llegar a este punto, tienes que ser capaz de fijarte en qué actitud adoptar, si aceptas una situación, si te comportas y actúas de una manera auténtica con tu ser, si eres capaz de desprenderte de aquellas cosas que no te convenían. Cuando tú le dices no, o no más a algo o a alguien lo que haces es decirte sí a usted mismo, decirte sí a tu alineación a tu felicidad.

2. Relaciónate con la naturaleza

Saca tiempo al menos una vez a la semana para relacionarte con la naturaleza. Puedes abrazar un árbol o simplemente quitarte los zapatos y caminar sobre el pasto. Así descargarás tu frustración y recargarás tus energías. La polaridad de la naturaleza rebalancea tu frecuencia vital. Asimismo, recicla y evita el uso de bolsas, platos y empaques plásticos, de ese modo estarás en una relación más armónica con la naturaleza.

3. Reconcíliate con tu trabajo, o busca otro

Si no estás satisfecho con tu trabajo, relájate. Busca tiempo para recobrar tu equilibrio. Esto también hace parte de hacerse más productivo. En la nueva era del capitalismo consciente y el bienestar integral, cuando se trata del tiempo y el espacio que se necesitan para recalibrar, la nueva regla es: organízalos y tómatelos. Asimismo, imagina el trabajo ideal para ti. No te encasilles en un cargo específico en una empresa específica. Mantén la visualización amplia, enfocándote más en la forma en que te quieres sentir que en el detalle del trabajo. No digas, por ejemplo, “quiero el cargo x en la empresa x”. Mejor solicita al Universo asistencia para atraer un trabajo donde te sientas feliz, bien remunerado y en pleno uso de tus talentos.

4. Sea asertivo a la hora de resolver conflictos

Aprende a resolver conflictos de forma asertiva. Es probable que coincidas conmigo en esto: los conflictos interpersonales son todo menos divertidos. Los desacuerdos despiertan mágicamente el ego e invocan miedos profundamente arraigados, dolores y bloqueos que salen a la superficie y nos obligan a enfrentarlos. Manejar estas emociones es difícil y uno no siempre está en el ánimo más dócil para esforzarse. El conflicto es un “examen sorpresa”, una oportunidad cósmica para saber si ya aprendí ciertas lecciones y estoy listo para pasar al siguiente nivel. A través de la respiración consciente y la aceptación, trato de mantener el equilibrio interno y explorar mi conducta, el papel que yo desempeño en esa interacción y mi responsabilidad en la misma.

5. Aprende a practicar la gratitud

Cultiva la gratitud y manifiéstasela al otro. Este es un ingrediente fundamental en la receta de una relación saludable. Expresar la gratitud es el reflejo del estado de felicidad y equilibrio interno. Cuando agradecemos elevamos la frecuencia vibracional y atraemos más cosas para agradecer. Generamos un ambiente de amor y felicidad. Como ejercicio te propongo que elijas tres personas con las que te sientas agradecido. Durante tres días tómate unos minutos para pensar en ellas y enviarles ondas de gratitud. Manifiéstales oralmente o por escrito tu gratitud. Y además, ten en cuenta que no todas las personas manifiestan la gratitud y el afecto de la misma manera. El hecho de que alguien no se comporte de la forma en que deseas no significa que no esté expresando su amor y aprecio a su manera y de acuerdo con su capacidad actúa.

6. Atrae lo que deseas

No busques las cosas, atráelas. Si actualmente no estás en una relación de pareja y anhelas estar en una, lo único que tienes que hacer es divorciarte de todos los miedos y creencias limitantes que te impiden atraer la pareja que quieres. Buscar el amor o la “persona indicada” puede ser agotador e infructuoso, pues tu vibración está anclada en la carencia y no en la abundancia, por lo que el esfuerzo es casi siempre estéril. Si en cambio te concentras en afianzar en tu corazón la idea de la abundancia y de que siempre estás conectado con la Fuente.

7. El hogar es su refugio

Convierte tu hogar en un refugio. Decóralo según tu gusto y ten plantas y flores. Invita amigos y familiares y comparte con ellos un buen momento. Esto llenará tu casa de buena energía y le imprimirá vida. Lo mismo en tu oficina. Regala o desecha tolo lo que no uses y deja únicamente los objetos que te sean útiles o tengan un significado especial para ti. Los lugares llenos de cosas obstruyen la energía y nos impiden pensar asertivamente, que es una de las grandes necesidades que tenemos todos para ser felices.

8. Aliméntese sano

En momentos de transición y estrés es indispensable prestarle atención a la calidad de tus alimentos. Como coach de nutrición holística, sé que es en esos estados de tensión emocional cuando las personas más se antojan de alimentos altos en valor calórico. En realidad, el mensaje que le estás enviando a tu cuerpo es “necesito energía”. Si aprendes a escuchar a tu cuerpo y estás consciente de la importancia de la buena nutrición para tu proceso, buscarás darle a tu cuerpo lo que pide, aunque de forma saludable. En lugar de un pastel, le darás un banano, por ejemplo. Colabórale a tu cuerpo en su proceso de reajuste, evitando darle más trabajo. Si le das menos toxinas, menos toxinas tendrás que sacar. Una guía muy simple que puedes seguir es esta: consume alimentos completamente naturales, libres de colorantes y sabores sintéticos.

9. Medite más

Tu mente es tu farmacia más cercana. No subestimes su poder transformador. Tus pensamientos y tus emociones pueden ser la medicina que necesitas o un veneno para tus células. Una mente entrenada puede ayudarte a canalizar eficientemente tus emociones, lidiar con el cambio y mantenerte en tu propósito. Tu mejor aliado en ese proceso es la meditación. El objetivo de esta práctica es justamente enseñarte a observar tus pensamientos y a entrenar tu mente para que no se enganche con ellos y simplemente los deje fluir y pasar. Es muy distinto a rezar o a sentarse distraídamente. Es la intención de conectar contigo mismo y con la divinidad. Además, este tipo de ejercicio te ayuda a fortalecer tu capacidad de desapego. Si eres de los que piensa que la meditación no es para ti, te invito a que te des la oportunidad por al menos 21 días.

10. Mejora la relación con tu sexualidad

Aunque pareciera que el mundo moderno lo ha olvidado, la sexualidad es una práctica espiritual sagrada muy poderosa que fusiona los cuerpos físico, emocional y espiritual. Es un portal mágico que abre la fuerza a toda creación. No solo la gestación de un bebé, sino todo en la vida, tu salud celular, tus hormonas, tus proyectos, tus ideas, tu jardín, tu comportamiento), es creado a partir de la energía sexual, ese flujo vital que corre por los canales de tu cuerpo y que contiene el poder atómico de crear o destruir. Trabajar conscientemente con esta vibración integradora de lo femenino y lo masculino es canalizar un combustible divino para darle dirección a tu poder de creación. Esa es la fuerza que engendra y que manifiesta la realidad de lo que experimentamos. Solo cuando entendemos eso podemos acceder a sus poderes ilimitados.

¿Cómo aprender a decir no?

La pregunta es al revés, es cómo aprender a decir sí. Lo que quiero enseñar en este libro es a decir sí, que las personas digan que sí pueden ser madres, que sí pueden cambiar de trabajo, que sí pueden terminar con una relación tóxica, que sí pueden intentar emprender. Las personas deben dejar de nublar su fuerza y su intelecto. Es cierto que es muy importante aprender a decir no. Yo conozco muchas personas que se van de fiesta porque no saben decir no a sus amigos, que tienen una relación sentimental porque no saben decir no a esa persona. Pero más allá de decir no, tenemos que aprender a decirnos sí a nosotros mismos

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by