Cultura

El 'universo holograma' se abre en La Tertulia

Marzo 29, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Elpais.com.co
Universo Holograma

A partir de las 6:30 p.m., los asistentes podrán conocer de cerca las exposiciones, a los artistas y participar en conversatorios.

El País.com.co

El museo de La Tertulia será el escenario para presentar una nueva entrega de arte a sus seguidores, con la exposición ‘Universo Holograma’.
Para los curadores, Lina López y Francois Bucher, la esencia del proyecto consiste en hacer ver a los espectadores cómo la idea de mundo da cuenta de las formas de conciencia, de cómo aquello que entienden por universo está marcado por la forma como cada uno entiende la realidad, el espacio y el tiempo. A través de distintas obras que han explorado los modos como se configura la idea de mundo, los visitantes podrán asomarse a ese peculiar reflejo que hay entre lo más lejano y lo más cercano.

‘Universo Holograma’, el capítulo que se presenta en el Museo La Tertulia, se ocupa principalmente de esa naturaleza holográfica del mundo que ya no es tanto cosa del mañana como del hoy, o sobre todo del mañana que cada día se apodera del hoy.


La exposición hace parte del año Colombia–Francia, los curadores son colombianos-franceses, y las obras de artistas de los dos países, permiten ver cómo no sólo se comparten unos temas sino unas maneras de entender y practicar el arte.

Buen ejemplo de aquello que nos invita a pensar esta exposición es el performance ‘¿Qué deberemos hacer ahora?’, de Julian Previeux, que hará parte de la inauguración, hoy en La Tertulia. En esta pieza varios bailarines pondrán en escena, como en una obra de danza contemporánea, los movimientos de mano que han sido patentados por las compañías de celulares.

Hace un par de años, fue famosa la disputa entre Apple y Samsung por el movimiento del par de dedos, índice y pulgar, que permitía ampliar o reducir las imágenes. Ese movimiento, tan natural, ha sido codificado digitalmente, y patentado, de tal modo que se hace propiedad de una compañía. A partir de allí Previeux se pregunta: ¿Qué pasa con los movimientos de una coreografía? ¿Pueden ser patentados? ¿Quién es el dueño? ¿El coreógrafo que los dibujó y planteó los movimientos? ¿La compañía que los encargó? ¿Aquella práctica anterior de dónde el coreógrafo se inspiró?

Lo virtual, en la medida que constituye una codificación textual (digital) de los movimientos físicos, se constituye como una realidad paralela que de alguna manera se va convirtiendo en la propia realidad. Hasta el punto que se apropia de los movimientos cotidianos.

Julian Previeux, artista francés, fue ganador del Premio Marcel Duchamp en 2014 (uno de los premios más importantes de la escena francesa) con este proyecto. La forma de asumir los problemas, y de incluir las preguntas filosóficas y la investigación dentro de su trabajo, es significativa del modo de actuar de los artistas hoy.

En proyectos como este se plantean cuestiones que atraviesan las distintas disciplinas: en este caso la danza, los derechos de autor, las tecnologías digitales, la codificación y el control. Previeux diseñó una puesta en escena que da pistas para entender los temas que se conectan, pero que está lejos de ser un artículo científico o un documental.

En la misma sala Subterránea que se exhibe uno de los videos de Previeux, los visitantes encontrarán los dibujos de Bernardo Ortiz. Este artista caleño, que hace poco tuvo una exposición monográfica en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, expondrá aquí los experimentos que ha venido realizando con el programa TeX, que le permite, mediante un software, generar líneas de texto, que visto desde la distancia genera patrones y figuras. Sólo al acercarse, el visitante verá las líneas de caracteres que terminan siendo los elementos del dibujo. El código aparece a dos niveles, por un lado en la medida en que es un software el que codifica el dibujo, y por otro, en la medida en que si bien creemos ver un dibujo, se trata en realidad de un texto.

La agenda para hoy es: 6:00 p.m. Conversatorio curadora de
la exposición Lina López. 7:00 p.m. Performance ‘What shall we do next?’ por Julien Previeux. A las 7:30 p.m. apertura de exposición, y a las 8:30 p.m., concierto de Murmures Barbares (Suiza).

La exposición cuenta con dos espacios, cada uno con un sesgo de la curaduría. En la Sala Subterránea están las piezas que hemos descrito, y que se refieren más a la naturaleza de lo holográfico en la medida que describe un todo en intrínseca relación con sus partes. Y en la Sala Maritza Uribe, la clásica sala de las columnas, se exhibirán piezas que elaboran la idea del doble y el otro.

Luego de enfrentarse a ese sutil juego de reflejos que propone Nicolás Consuegra en su pieza Nadie sabe de la sed con que otro bebe, los visitantes podrán ver Soleir double, que Laurent Grasso realizó en Palacio de las Civilizaciones en Roma (que justamente es la referencia que usó el arquitecto de la Tertulia, Manolo Lago) en la que el sol se encuentra con su doble Némesis. Reflecting memory de Kader Attia, es un video donde el artista examina varios casos de personas que han perdido alguno de sus miembros, y cómo estos siguen teniendo siempre una existencia fantasma.

Esta y las demás piezas subrayan cómo cada totalidad está siempre compuesta de algo material y algo virtual, que en cada paso la conciencia está completando, tomando decisiones a partir de una información que nunca es completa. Esta exposición da cuenta de cómo el arte cruza los intereses plásticos con los científicos para hablarnos de nuestra posición en el mundo, de nuestra forma de configurarlo, de ubicarnos en él.

Más por conocer

Para la obra de Bernardo Ortiz, la distancia y la mirada ocupan un lugar fundamental. Su trabajo se ocupa de muchas maneras de aquello que puede querer decir leery escribir, y cómo en la lectura de cada uno cobra forma aquello que se percibe. En otros casos ha escrito a lápiz con una mina muy fina poemas en letras pequeñísimas, usando las letras como píxeles para un dibujo que se puede percibir a otra distancia. Aquí se aprovecha de una tecnología hoy clásica, TeX, que si bien ya cuenta con más de veinte años, sigue siendo el estándar de lenguaje para escribir los artículos por parte de los matemáticos.

Enfrente a la obra de Ortiz, se puede encontrar una pieza de Leyla Cárdenas. En su obra Disolución, intenta capturar la noción del espacio y el tiempo desde una prespectiva arqueológica. La artista usa materiales de construcción para crear una ruina etérea y minimalista.

De este modo ella propone un paradoja metafórica que sutura el futuro y el pasado creando el misterio de si estamos observando el esqueleto de un edificio en construcción o el fragmento de una estructura que ha colapsado (en palabras de la curadora Lina López).

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Hoy: cultura Museo La Terulia
Publicidad
Publicidad
Publicidad