cultura

¿Por qué hay carteles sobre la obra de Andrés Caicedo en las calles de Cali?

Como si se tratara de una intromisión de la literatura dentro del mundo real, un cartel que hace referencia a la novela ‘Que viva la música’ y la censura de la que ha sido objeto un libro de cartas de Andrés Caicedo, apareció desde hace varios días en algunas zonas de la ciudad.

En el cartel se puede leer: “El pueblo de Cali rechaza la ignorancia, la inquisición criolla y todo el odio que ha infectado el censor, hechos a la medida de la burguesía, de su vulgaridad, porque no se trata de ‘Sufrir me tocó a mí en esta vida’ sino de ‘Agúzate que te están velando. ¡Viva la libertad de expresión! ¡Un no rotundo a la censura literaria! Demandamos leer sus cartas. Andrés Caicedo nos hace falta”. Se trata de una parodia de un cartel cuyo contenido aparece en la novela ‘Que viva la música’ y en el que Andrés Caicedo defendía la aparición de la música afrocubana y la salsa en Cali.

En el caso del nuevo rótulo, cuyo responsable de que aparezca en varias zonas de la ciudad se desconoce, se trataría de una manifestación contra el proceso de censura al que se ha visto sometido un libro que estaba en curso de ser publicado con la correspondencia del escritor caleño.

La aparición del libro, que iba a ser publicado el año pasado bajo la dirección del Fondo de Cultura Económica, contaba con un índice de 198 cartas y un prólogo escrito por Luis Ospina y Sandro Romero, fue impedida por la sociedad Caitela SAS, conformada por las hermanas de Andrés Caicedo, quienes manejan los derechos de reproducción de sus obras.

María Victoria Caicedo y Pilar Caicedo manifestaron a un medio bogotano que se negaban a la publicación del libro, puesto que la correspondencia de Caicedo no debía “ser publicada porque había sido escrita para unos destinatarios específicos”, dijeron a la revista Arcadia.

Por su parte, El País conoció que Rosario Caicedo, quien hace parte de la Sociedad Caitela SAS, se mostró en contra de evitar la salida del libro y votó para que saliera a la luz. No obstante, por decisión de mayoría -dos votos contra uno- el libro, que ya tenía contratos para ser presentado en varias ferias de libros en Latinoamérica, no se publicará.

“Mi posición siempre ha sido a favor de que la obra de Andrés se conozca completamente, incluidas sus cartas. Para mí es completamente inconcebible que después de que se hayan publicado otros libros con su correspondencia, como es el caso de ‘El cuento de mi vida’, ahora no se permita la aparición de sus cartas, que son fundamentales para comprender toda la obra de Andrés”, manifestó Rosario.

La historia del cartel original que apareció en Cali, además, se remonta a otro tipo de censura que vivió la ciudad en los años 70. Aunque aparece como un elemento literario en la novela ‘Que viva la música’, lo cierto es que en 1971 el propio Andrés Caicedo pegó en varias paredes de la ciudad un cartel en el que se podía leer “El pueblo de Cali rechaza a Los Graduados, Los Hispanos y demás exponentes del sonido paisa, hecho a la medida de la burguesía, de su vulgaridad. Porque no se trata de ‘Sufrir me tocó a mí en esta vida’ sino de ‘Agúzate que te están velando’. ¡Viva el sentimiento afrocubano! ¡Viva Puerto Rico Libre! Ricardo Ray nos hace falta”.

Este cartel apareció en las calles de Cali y en varios medios locales en las ferias de la ciudad en 1971, cuando los organizadores decidieron no traer a la orquesta de Richie Ray y Bobby Cruz por considerárseles “obscenos e inmorales”, y en cambio trajeron orquestas como ‘Los Hispanos’, ‘Los Graduados’ y ‘Jimmi Salcedo y su onda tres’.

La decisión ocasionó varias manifestaciones por parte de jóvenes que exigían la aparición de más orquestas de salsa durante la Feria de Cali.
En algunas ocasiones, decía el inglés Oscar Wilde, la vida decide copiar al arte.

VER COMENTARIOS

Otras Noticias