entretenimiento
Drea Dury, 'La Voz' caleña que retumba en Francia

Drea Dury, 'La Voz' caleña que retumba en Francia

Andrea Dury Ospina, conocida en el mundo artístico como ‘Drea Dury’, conmocionó las redes sociales hace pocos días cuando audicionó en La Voz Francia y pasó la prueba. Bastaron solo 5 segundos de su interpretación para que un primer jurado le diera el visto bueno; a los 5 segundos siguientes, otro ya estaba convencido. Y posteriormente, un tercer juez se dejó seducir. Así que fueron 3 de los 4 miembros del jurado quienes la respaldaron para su ingreso a la competencia del sintonizado espacio.

Su video de la audición cantando ‘Rude boy’, de Rihanna, tiene más de 500.000 reproducciones en YouTube.

Esta ibaguereña, criada en Cali desde los 4 años, ahora se la pasa viajando de Bruselas, Bélgica, donde estudia, a París, para prepararse con sus entrenadores con el fin de estar lista para las batallas. Las primeras que deberá afrontar serán próximamente con sus propios compañeros de equipo. Aún en el programa están en la etapa de escogencia de todos los concursantes.

La joven de 22 años, hija del director de orquesta belga Paul Dury, y de la artista ibaguereña Nidia Ospina, con su presentación se robó el corazón de las personas del auditorio, muchas de las cuales se pusieron de pie al oírla cantar. Y hoy la siguen también en sus redes sociales caleños que la han admirado desde que cantaba en pequeños restaurantes y bares de la ciudad.

Amante de la salsa, del reggaetón y los sonidos del Pacífico colombiano, ‘Drea’ sueña con que su música suene en todos los rincones del mundo. “Yo quiero pegar no solo en Europa, sino en Colombia, EE. UU., en todas partes”.

Desde Bélgica, país de donde también es ciudadana, habló con El País.

¿Cómo se preparó para la audición?

Me preparé mucho, porque antes de esta audición tuve que pasar dos audiciones más con esa misma canción. Al principio era duro porque no me salía como yo quería y cuando algo no me sale como quiero, le trabajo. Entonces canté, hice ejercicios de respiración y ahí sí tuve un coach vocal que nos colabora y nos dice qué tenemos que hacer. Repetí tanto esa canción que solamente paraba para hablar (risas). La preparé mucho, en serio.

¿Por qué escogió como entrenador al cantante británico Mika?

Porque era el más joven, el más internacional y tiene esa apertura hacia otras lenguas que era lo que me interesaba. Pero lo que más llamó mi atención fue que, a diferencia de los otros jurados, él a mí me hizo una crítica constructiva sobre mi presentación, entonces dije, bueno, bacano que un ‘man’ vea lo bueno y lo que puedo mejorar, por eso lo elegí.

¿Por qué escogió una canción de Rihanna para su audición?

A Rihanna la amo, me parece lo máximo. Ella ya había hecho una versión reggae de esa canción en unos premios MTV y eso me fascinó. También, porque hago muchas canciones súper tropicales, entonces dije: ¡guao, ‘Rude boy’ me encanta! Es súper atrevida, me gusta la letra y decidí: voy a cantar esa canción a mi estilo.

Y la adaptó…

Sí, dije: quiero meterle algo mío y meterle algo en español para que los entrenadores digan: ¡guaooo! Entonces le mandé al productor varias propuestas, entre esas la de ‘Rude boy’ con la parte en español y me dijo, esa es la canción.

¿Se imaginó la acogida que tendría su audición?

No, a mí me tomó por sorpresa. Esa misma noche (en la que pasaron el pregrabado de su audición) vi cómo me empezaron a subir mis seguidores en Instagram. Al otro día ¡se había vuelto viral!
Además de participar en La Voz Francia, ¿qué otros proyectos tiene?
Estoy trabajando en mi propio proyecto con ‘Modfrek’, un productor de Cali, un pelao de mi edad. Estamos preparando varias canciones que van a salir en cualquier momento.

Hace pocos meses lanzó su último sencillo: ‘Thank God’. ¿Cómo le ha ido?

Lo que ha sido más chévere es que la gente no la había escuchado porque yo no era conocida, pero, después de que vieron mi audición en ‘The voice’ fueron a buscar de lo que yo hacía en internet y vieron el video. Esa es una canción que yo escribí y para mí es súper importante. El sencillo le ha encantado a las personas, ya tiene como cien mil reproducciones en Spotify.

¿Cuántos sencillos más ha sacado?

Tres o cuatro, pero ‘Thank God’ ha sido el más profesional, trabajado en estudio. Los otros han sido mucho más caseros, porque todavía no soy profesional, pero ojalá pueda llegar a serlo.

¿Siempre ha cantando música urbana? ¿Ha interpretado otros géneros?

Sí. Cuando estaba más joven cantaba mucho soul o hip hop, por ejemplo, a mí me encanta Alicia Keys. De ella hice muchos covers. Pero en general me gustan todos los géneros musicales, estoy en el proyecto de sacar covers mucho más calmados para que la gente vea el ciento por ciento de la capacidad de mi voz, porque puedo cantar canciones mucho más exigentes.

Además de Alicia Keys, ¿qué otros cantantes la inspiran?

Michael Jackson. Cuando ese ‘man’ se murió, en mi casa todos lloramos. Lo amo. A Madonna también, no por su calidad vocal, sino por sus shows, me inspira increíblemente. Celia Cruz para mí es como reina de reinas, por lo que ella representó en su momento cuando solo habían hombres cantando salsa y ella llega a imponerse en ese mundo siendo mujer. Eso es inspirador.

¿Algún cantante colombiano que quieras conocer?

A J Balvin. Me encanta. Ese ‘man’ ha hecho un trabajo increíble y pienso que ha tenido una gran evolución.

¿Qué tal le va con el baile?

Me fascina bailar y todo se lo he aprendido a mi mamá. Ella no es bailarina, pero tiene un swing el hijuemadre y fue la que me enseñó a bailar a mí.

Esta fue su audición cantando ‘Rude boy’, de Rihanna: 
Con gran futuro

Desde muy chiquita Andreíta canta, parecía un turpial, y cantaba muy afinada, comenta Nidia Rosario Ospina, la madre de Drea Dury, una artista ibaguereña que trabaja la vitrofusión en su taller de arte en vidrio en el barrio San Antonio.

Aun cuando conocían de su talento como cantante, ella y su entonces esposo, el director de orquesta belga Paul Dury, no pensaron en enviarla a estudiar en un conservatorio, sino que ella aprendiera sobre la música y el canto empíricamente.

“Ella se hizo solita, fue buscando su mundo, pero no fue por falta de apoyo porque siempre le dije, hágale: que tiene una audición, vamos; que hay un concierto, yo soy la primera que grito; hágale, hágale, le decía, es que las mamás somos así”, relata jocosa, con esa misma gracia que su hija le heredó.

Paul Dury, quien se divorció de su esposa cuando Andrea tenía 9 años y su hermanito David, 4, también la apoyó, porque como reconoce Nidia, “él siempre estuvo presente”, aunque no viviera con ellos.

Drea comenta que su padre fue su inspiración, pues “me dejó hacer lo que yo quisiera en la vida, le demostré que a mí me gustaba era la música”. Y valora que él la introdujera en su mundo invitándola a ver los ensayos, a que asistiera a sus conciertos, presentándoles los artistas y músicos con los que trabajaba.

Pero se considera una cantante empírica. “Nunca he tomado clases de música, de nada. Lo que he hecho lo he hecho viendo a mis cantantes favoritos, imitándolos”. Son su inspiración.

Precisamente, cantando el tema ‘Main in the Mirror’, de Michael Jackson, en el aula de clases, en el Liceo Francés, fue cuando una de sus profesoras y sus compañeros se percataron del gran potencial que tenía como cantante.

“Fue como a los 14 años que nos dimos cuenta de que Andrea cantaba, porque era la única que se sabía esa canción y todos nos quedamos sorprendidos. Tiene una fuerza vocal increíble y a partir de ahí la poníamos a cantar en todos los recreos. Es más, hay una canción de Cristina Aguilera que se la hicimos cantar tantas veces que hoy no la quiere ni escuchar”, rememora su compañera de colegio y amiga desde la infancia Valentina Gómez.

Valentina evoca riendo, además, que Andrea “era la loca de la clase, la loca del colegio. Nos hacía reír a todos, a los profesores, a nosotros, siempre tuvo una personalidad bastante especial. Era el payaso de la clase, no le daba pena nada. Creo que en el Liceo Francés no hay un profesor que no se acuerde de ella, hasta los alumnos más chiquiticos la recuerdan: Andrea se hace notar demasiado. En los recreos era un show todo el tiempo, cantaba, se ponía a bailar, era muy chistosa”.

La ingeniera química, graduada en Francia, le augura un gran futuro porque dice, Andrea tiene demasiado talento, es una gran artista, porque para serlo hace falta más que una buena voz y ella lo tiene todo.

De fuerte carácter 

En junio próximo, Andrea Dury Ospina obtendrá su grado de magíster en Diseño Industrial, otorgado por la Escuela Nacional Superior de Artes de La Cambre, en Bruselas. En esa ciudad, esta joven que domina el inglés y el francés, vive sola en un apartamento que mantiene ordenado y en el que ella misma cocina. No importa que tenga que hacer sacrificios como no aceptar invitaciones a ir a rumbear, “con tal de hacer todas mis cosas bien, no voy”.

Su día en Bruselas comienza a las 6:00 a.m. para irse a entrenar crossfit durante una hora. Va luego a la universidad para reunirse con su profesor para avanzar en su tesis. Llega al apartamento, se hace de comer y posteriormente, va al estudio a escribir y grabar sus canciones.
Por su participación en ‘La Voz Francia’ le toca ahora viajar Bruselas-París-Bruselas con el fin de prepararse para las batallas musicales que se avecinan y que protagonizará con sus compañeros de equipo.

Su hermano David, desde Miami, donde se encuentra estudiando aviación, se admira de la entrega de su hermana para cumplir con todos sus compromisos. “No sé cómo hace, pero le rinde el tiempo para la universidad, para la música y el deporte”, sostiene su también confidente.
David al igual que su madre, Nidia, destacan, que Andrea siempre ha sido una mujer con mucha energía, que ha practicado varios deportes desde niña: trotaba, estuvo en nado sincronizado, hizo tenis y natación, jugó fútbol (entrenó en la Escuela Sarmiento Lora), practicó boxeo, iba al gimnasio. De ahí su cuerpo atlético y tonificado. “Me acuerdo que muchas veces fui al gimnasio con ella y era la que me entrenaba”, evoca su amiga Valentina.

Temperamental, de carácter fuerte, como la describe su progenitora, también es una persona muy humana, humilde y generosa a la que le duele el dolor ajeno, agrega su mamá.

Es espontánea, divertida, aterrizada, estudiosa, alegre, de conversaciones interesantes, con un sentido del humor ágil, interviene su prima Nathalia Andrea Arias.

Ha sido, además, poco noviera, comenta su familia, solo le han conocido un novio, un joven oriundo de Togo, África, con quien terminó ya la relación. “Ella siempre se ha inclinado por los morenitos y es seguidora de todo lo del Pacífico”, comenta risueña su mamá Nidia Ospina.

Más sobre Drea Dury

Drea, quien estudia en Bélgica desde que tiene 18 años, se presentó en La Voz Bélgica en 2013 y no pasó.

Cantar salsa


Sueña con cantar salsa en un escenario y dice que si le piden en ‘The voice’ cantar con algún grupo de salsa “me le mido y hasta bailo. Así como Jennifer López, pero caleña, en serio”.

No gusta de...


“La gente que es falsa, le molesta  y la desestabiliza mucho”, dice su prima Nathalia
Andrea Arias.

No tolimense


Cuando niña le molestaba que su hermano le dijera que era tolimense. “Usted nació en Ibagué, es tolimense, le decía yo, y
se emberracaba. Pero es más caleña que yo. Le encanta el chontaduro, la lulada”, comenta David Dury.

Pinta muy bien


Su amiga Valentina Gómez resalta que dibuja divino, “siempre nos opacaba en la clase de arte”, dice riendo.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by