entretenimiento
1/2
El cuarzo y otros cristales que podrían ayudarle a sanar sus 'males'

El cuarzo y otros cristales que podrían ayudarle a sanar sus 'males'

“La sanación con cristales es una terapia alternativa que se basa en el poder vibracional y curativo los minerales que provienen del corazón de nuestro planeta y se forman en el transcurso de miles de años”, explica Andrea Cuéllar, comunicadora social de la Universidad de la Sabana y terapeuta integral y alternativa, formada en Argentina y Colombia.

Para la autora del libro ‘Sanación con cristales’, es posible sanar un mal de amor, superar la pérdida de un ser querido o aprender a manejar mejor el estrés, utilizando los cristales para regular las energías del cuerpo.

“Cuando hablamos de sanar, no significa solamente sanar físicamente, sino conectarnos con lo que somos. El tratamiento de sanación con cristales se efectúa con la intención de balancear energías y de promover el cambio”, añade la experta.

Lea también: Conozca las novedosas tecnologías y terapias que llegan a Colombia

En su libro Andrea brinda una guía para que las personas, a partir de sus chakras —o centros energéticos—, se ayuden con los cristales. Además explica qué cristales se pueden usar y cómo utilizarlos para activar y sanar diferentes aspectos de la vida como el amor, la salud, la abundancia y las relaciones.

Asimismo, “podrás determinar qué cristal es ideal para potenciar o equilibrar tu personalidad según tus rasgos más característicos”, explica Andrea.

Para ella la principal causa de los problemas físicos y espirituales de la mayoría de personas, se ocasiona cuando no están en equilibrio con los chakras.

“Estos son los encargados de tu sistema energético y cuando están alineados, no solo vas a estar más tranquilo, sino también más presente, más creativo, más empoderado, más amoroso, más expresivo, más intuitivo y, sobre todo, más conectado con la fuente divina”.

Por ejemplo, explica Cuéllar que “la amatista sirve para equilibrar la mente y soltar todo eso que no necesitamos. El cuarzo rosa está muy relacionado al amor, pero no se trata solo del amor por el otro, sino del amor propio, del reconocimiento con uno mismo”.

Hablamos con la autora, quien dio respuestas a las preguntas y mitos frecuentes en este tema, y además aclara qué piedras usar con cada chakra.

Dime el chakra y te diré el cristal

En el primer chakra, el de la raíz (donde usted se sienta) se recomienda usar el cuarzo ahumado. Este ayuda a soltar las tensiones y fortalecer la seguridad personal. Otro cristal que ayuda es la hematite, que conecta nuestra energía con el hierro del cuerpo, genera vitalidad, más fuerza, ayuda a desintoxicar el tema sanguíneo y a que no perdamos la energía durante el día.

En segundo chakra, el sexual (bajo abdomen), se recomienda la cornalina. Este cristal trabaja con la energía femenina, pero no significa que sea solo para las mujeres, en este sentido la energía femenina se refiere a la capacidad de crear. Aumenta la creatividad y el disfrute de la alegría de la vida. Otra piedra es el granate, que es el energizante de todos los cristales. Este moviliza la pasión, la fuerza, y se puede usar cuando se sienta el cansancio corporal.

En el tercer chakra, el del plexo solar, es recomendable, según la experta, trabajar con el citrino, que es un cuarzo amarillo. Este transmite la energía del sol, brinda poder personal, y cuando se ubica en la boca del estómago ayuda a mejorar problemas estomacales. “Es como si nos tomáramos un agua de manzanilla”. Otro cristal es la pirita, que conecta con la abundancia y hace consiente a la persona del valor personal.

Sanación con cristales de Andrea Cuéllar.

Sanación con cristales de Andrea Cuéllar.

Especial para El País

En el cuarto chakra, el del corazón, se usa el cuarzo rosado que conecta con el amor, aumenta el amor propio, hace consiente al que lo usa de cuánto amor se da y de cómo se cuida, esto hace más sencillo
el poder encontrar pareja.

También se usa el cuarzo verde o aventurina verde, cristal encargado de conectar con la naturaleza, mejora la salud y suelta las tensiones. Se usa para mejorar dolores físicos del cuello, espalda y cabeza.

En el chakra quinto, el de la garganta, se recomienda la sodalita que es propicia para expresar lo que realmente somos y sentimos, aleja los miedos a exponer los sentimientos. Otro cristal es el ágata de encaje azul, que permite expresarnos desde el amor. Es especialmente bueno para los niños porque les permite estar más calmados.

En el sexto chakra, el de la frente, se recomienda según la experta, usar las amatistas, pues permite conectarse con lo que somos. Es una piedra que se trabaja mucho para temas de insomnio. También se usa la fluorita que permite abrirnos a las posibilidades cuando no se ven las soluciones.

En el séptimo chakra, el de la corona de la cabeza,
hay varios cristales pero el más representativo es el cuarzo trasparente. “Este siempre viene en punta y lo que hace es que ayuda a conectarnos con la luz la trasparencia nuestra escencia”, explica la experta.

¿Cómo limpiar los cristales?

Lo primero que debemos hacer con un cristal es limpiarlo. Aunque la energía está estable en ellos, tienen la capacidad de almacenar información, entonces donde están van recibiendo esa energía que los rodea. Lo que se debe hacer es ponerlos en un vaso de agua con sal marina y dejarlos allí unas horas. En algunos casos en que no se puede usar agua, solamente se ponen sobre sal marina o arroz integral.

Los cristales no curan, son herramientas

“Ellos son considerados herramientas pero debemos trabar en el problema. Cada cristal tiene propiedades distintas, y aunque no funciona como una pastilla, nos ayuda a ser consientes de la situación. Por ejemplo, la gastritis tiene que ver con guardar emociones y no expresar los sentimientos. El citrino es una piedra que ayuda a conectarse con el poder emocional, así que se recomienda en estos casos”.

¿Nadie puede tocar los cristales de otro?

“Falso. Nosotros cargamos los cristales y ellos se llenan de nuestra energía, una forma de energizarlos es tenerlos en la mano izquierda
y respirar sobre ellos, mientras visualizamos que nuestra respiración es energía que recorre todo el cuerpo y que llega a esos cristales. Otras personas sí pueden tocar el cristal siempre y cuando sea solo curiosidad o deseo de mirar. No se debe dejar tocar con alguna mala intención específica”.

¿Se puede hacer agua de cristales?

“Sí. Es posible especialmente con los cuarzos, hay algunos cristales con los que no se puede hacer agua y que son tóxicos para ingerir, pero todos los cuarzos permiten hacer esta agua llena de energía. Para hacerlo es necesario solo, limpiar el cuarzo y meterlo en una jarra de vidrio con agua y dejamos que le de la luz solar un par de horas. El agua tiene la capacidad de tomar la estructura molecular de cualquier energía que le pongamos, entonces esa agua queda cargada de la energía del cristal, ayudando a integrar más fácil su energía con nuestro cuerpo”.

¿Cómo elegir un cristal?

“Los cristales hoy en día están muy disponibles en cualquier parte. Lo principal, más allá de saber para qué sirve el cristal, es que podamos intuirlo. Por ejemplo, si uno tiene varios cristales al frente uno debe hacer un ejercicio de selección, identificar cuál me llama o con cuál vibro. La energía de ellos también se conecta con la nuestra, esto hace que a la hora de elergirlos sea más sencillo”.

Sobre la autora
La experta en terapia integral, Andrea Cuéllar.

La experta en terapia integral, Andrea Cuéllar.

El País

Durante los últimos 10 años Andrea Cuéllar se ha enfocado en la investigación de los cristales como herramienta terapéutica. Es Comunicadora Social de la Sabana, terapeuta integral y alternativa, formada en Argentina y Colombia. Ejerció su profesión en el ámbito empresarial.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by