entretenimiento

¿Juan Gabriel está vivo? Su ex manager, Joaquín Muñoz, dice que sí

"Juan Gabriel ha muerto. Pero Alberto Aguilera Valadez está vivo”. Tan seguro está de que su otrora representado y amigo está con vida, que el abogado y escritor Joaquín Muñoz Muñoz por momentos habla de él en presente, como si en realidad no aceptara que el hombre que le dio vida a ‘El divo de Juárez’ falleció el 28 de agosto de 2016 en California, Estados Unidos.

Desde San Luis Potosí, México, Muñoz habla sobre la reedición de su libro ‘Juan Gabriel y yo’, la obra que publicó en 1985 cuando ya no trabajaba al lado del cantautor de ‘Querida’ y ‘Amor eterno’ y en la que reveló, con polémicas fotos, las relaciones amorosas del artista con hombres. Eso le valió un distanciamiento con ‘Juanga’ por casi 30 años. Su reconciliación, según él mismo cuenta, fue en 2014 cuando ambos coincidieron en un restaurante.

Además, Muñoz Muñoz hace fuertes declaraciones, entre ellas, le pide a Iván, hijo de Juan Gabriel, el que le manejaba las finanzas, que diga dónde tiene al artista; lo culpa a él y a la esposa de este, de la explotación laboral y los padecimientos económicos que sufrió el cantante e, incluso, asegura, que la estrella temía que lo asesinaran.

¿Cuándo es el lanzamiento del libro?


Me gustaría lanzarlo el 7 de enero, día del cumpleaños de Alberto. Pero si no se puede, lo presentaría a finales de noviembre. ¡No se imagina la cantidad de gente que me escribe al correo pidiéndome el libro ‘Juan Gabriel y yo’!

Lea también: 'Un año de la muerte de Juan Gabriel, 'el Divo de Juárez''.

¿Y tendrá algo nuevo este libro?


El libro es el mismo que saqué en 1985, cuando se convirtió en una bomba que estalló en pleno corazón de México y que estremeció al país y a su ambiente artístico. Solo el terremoto del 19 de septiembre de ese año la pudo apagar. Únicamente cambié alrededor de 18 fotografías de artistas que ya murieron y puse imágenes de Juan Gabriel y yo, como se llama el libro.

Joaquín Muñoz

Joaquín Muñoz representó a Juan Gabriel durante cinco años.

Cortesía para El País

Su libro de 1985 fue tan polémico que se dice que Juan Gabriel buscó recogerlo de las librerías y prohibir su venta...

Eso es mentira. El libro nunca fue retirado de la venta. Del libro se vendieron dos millones de ejemplares. Soy el vendedor más grande de México. Juan Gabriel adoró ese libro. Me dijo que era como su biblia, siempre lo traía con él. Me decía que cuando quería recordar la mejor etapa de su vida se ponía a leerlo.

Y piensa publicar otro libro: ‘Juan Gabriel y yo, juntos una vez más’, donde escribirá sobre su reconciliación con el artista. ¿Qué otros detalles tendrá?

Voy a poner algunos de los 4000 correos que él me mandó, donde él está de acuerdo con mi libro, de lo que él me dice sobre la serie de Tv. ‘Hasta que te conocí’. Él no me quiso dejar fuera de esa serie porque soy una parte importante de su vida. Ese libro va a estar hecho por mí y por Juan Gabriel con los correos que él me envió. De todos los correos, que son muchisísimos, voy a escoger los que sean de más interés.

¿Y usted tiene guardados todos esos mensajes? Porque hay medios de su país que ponen en entredicho su amistad con Juan Gabriel y todo lo que usted dice sobre él…

Tengo 4000 mensajes de Alberto. ¿Sabes lo que son 4000 mensajes? Y los puedo mostrar a la hora que quiera. Yo dejo que me juzguen, que hablen de mí, porque lo que piensen no es problema mío, es problema de ellos.

Además: '15 canciones para recordar el 'amor eterno' que los fans le tienen a Juan Gabriel'.

¿Por qué dice que Alberto vive?

Porque no he visto el acta de defunción de Alberto Aguilera Valadez y ningún juzgado la ha levantado. Si la hubiera, ya Iván hubiera cobrado todas las regalías por derecho de autor y no le dieron nada. Y también le hubieran dado el dinero de Juan Gabriel depositado en los bancos.
Cuando exista, sí va a haber un juicio testamentario de bienes de Alberto. Mientras no la tengan no van a poder hacer nada. Ahorita la prensa registró que el juez canceló el dizque testamento que había.

Joaquín Muñoz

Según Muñoz, ‘Juanga’ cambió su testamento y cuando lo estaba haciendo le dijo que él sería incluido en él.

Cortesía para El País

¿Y cuáles fueron las razones de la cancelación del testamento?

Porque no llenó los requisitos. Presentaron un testamento que no está firmado por Alberto Aguilera Valadez, sino que tiene un sello de su firma y luego presentaron un pasaporte que ya estaba vencido.

Y si usted cree que Alberto Aguilera está vivo, ¿por qué no se ha comunicado con usted entonces?


Él tendrá sus razones. Pero ya con el tiempo usted se dará cuenta de muchas cosas. Va a salir toda la verdad. Yo solo quiero preguntarle a Iván una cosa: ¿en dónde tiene a Alberto Aguilera Valadez? A Iván, al supuesto hijo de él, que no es su hijo biológico, ninguno de ellos es hijo.
Pero bueno, dejémoslo así. ¿Sabe usted que Iván trató muy mal a Alberto? Lo explotó, lo engañó, le decía que estaba pagando todo lo que se le debía a Hacienda y fueron puras mentiras. Él no le daba dinero a Alberto, disfrutaba la gran vida, llevándose el dinero a Rumanía, de donde es su mujer Simona. Toda esa verdad va a salir a la luz pública. Ella es la jefa de esa banda, ella es la que manda a Iván, a quien le lleva diez años. Por eso Juan Gabriel no quería que se casaran, porque ella era teibolera (bailarina del baile de tubo) y mayor que Iván. Todo lo que está pasando lo mueve ella junto con Iván, Chucho Salas (cuñado de ‘Juanga’) y esa mujer, Laura, que es la supuesta esposa de Juan Gabriel. Nunca fue esposa de nada, ella se encargó de criar a los muchachos y hasta ahí. Juan Gabriel nunca anduvo con mujeres, para nada, a él no le gustaron las mujeres.

¿Y cómo sabe usted lo que pasó durante todo ese lapso si estuvieron tanto tiempo distanciados?


Él me comentó todo lo que estuvo pasando. Con 4000 correos, si no es que hay más, me cuenta todo, día a día me contaba lo que estaba pasando: cómo lo trataba Iván, todo. Él estuvo muy mal, muy mal, al grado de que él temía que lo fueran a asesinar ellos.

¿Tan grave estaba la situación que él llegó a pensar eso?

Sí, y eso se lo dejo a las autoridades mexicanas para que investiguen a fondo: en dónde está Alberto Aguilera.

¿Cómo hacía para enviarle las canciones que dice usted que él le regaló? ¿Y cómo demostrar que sí son de él?

Él me mandaba las canciones por medio del correo que tenemos, así fue de 2014 al 2016. Me regaló alrededor de 80 canciones, me dijo que unas estaban registradas y otras no. Pero todas eran canciones inéditas. Me dijo: ‘tú puedes hacer lo que quieras con ellas’. Por eso voy a poner canciones a la venta.

¿Y si la familia de Juan Gabriel le reclama por eso?

No tengo problema porque poseo el documento en el que consta que me las dio y que puedo hacer lo que quiera con ellas. Le acabo de vender una al peruano Iván Farías.

Esa venta de las canciones daría pie a enemistarse más con la familia y amigos de Juan Gabriel que dicen que no hubo tal amistad entre usted y él…

Ellos pueden decir lo que quieran. Quien ha sido amigo de Alberto soy yo y el que el que estuvo dándole dinero a Alberto para sostenerlo fui yo, porque Iván hasta le quitó el internet para que no se comunicara conmigo y yo se lo estuve pagando por seis meses, y le estuve dando dinero para lo que necesitara: para médicos, medicina, porque Iván no le daba nada y yo se lo digo a Iván en su cara y le enseño los mensajes de Alberto donde me dice: ‘a mí Iván me está explotando y el dinero todo va para sus cuentas, y me engañó diciéndome que pagó Hacienda y que mandó para Estados Unidos lo que se debe de impuestos, me engañó’.

Usted incluso ha hablado en los medios de la fortuna de Juan Gabriel...


Yo dije que la fortuna de Juan Gabriel era de cien millones de dólares en total en propiedades acá en México, las casas que tiene en Las Vegas y la de Santa Fe. Pero ahí no están incluidas, por ejemplo, las de España. Allá tiene un piso que vale más de un millón de dólares y en Torremolinos compró cuatro terrenos para casas y una casa en Marbella, todo eso no está incluido.

Cuénteme de las últimas horas en las que conversó con Juan Gabriel…

El 27 de agosto, después de una presentación, en la madrugada me habló y se quejó de un dolor de cabeza, yo le dije, mira nene - es que así lo llamo yo- ya tienes un mes diciéndome que te duele la cabeza, no vas al doctor, eso es mucha desidia, y estuvimos platicando más cosas. En la noche también hablamos y el 28 se comunica a las 3:00 a.m. y me dice que le seguía el dolor de cabeza y le pregunto: ¿con quién estás? Y me dice solo. Y le pregunté por Consuelito, que es la que lo acompaña, la que le sirve. Y me dijo se fue a Tijuana, estoy solo. Y han salido una barbaridad de cosas en la prensa: que lo acompañaron, que lo recogieron, todo eso es mentira. Él me dijo que estaba solo. Como era Día del Abuelo lo felicité y hablamos de su nieto, del hijo de Iván y me mandó la foto del niño…
Después me comentó que estaba triste. Y le digo ¿por qué estás triste mi nene? Porque el reloj que me diste se me cayó en el baño y ya no tiene arreglo, me respondió. Le dije, no se preocupe mi niño, yo le voy a comprar uno igualito y él me contesta: gracias Joaquín porque me consientes.

Joaquín Muñoz

Joaquín está vendiendo una de las primeras guitarras de Juan Gabriel.

Cortesía para El País

Me dijo también que iba para El Paso, Texas, una ciudad que nos trae tantos recuerdos porque allí viví con él, ahí me regaló una casa. Le pedí que le tomara muchas fotos a esa ciudad porque desde que me vine de allá nunca he vuelto. Se dieron las 5:00 de la mañana y le digo, ya duérmete nene. Volvió a hablarme a las 7:30 a.m. pero no le hice caso, porque yo tenía mucho sueño. Como a las 10:30 a.m. habla de vuelta conmigo y me dice que le sigue el dolor de cabeza y le contesto: ya te dije que veas a un doctor. Nos despedimos, pero antes le dije que iba al rancho, a una comida, a una barbacoa, pero que iba a estar al pendiente de él. Unos periodistas me llamaron informándome de su muerte y yo decía que eso no era cierto, que yo acababa de hablar con él. Que ya dio la noticia oficial López Dóriga (un periodista de aquí de México) y yo insistía que no, al señor ya lo han matado muchas veces. Entonces me comunico con gente de allá, de él, y me dicen, que sí, que efectivamente se había muerto. Eso es lo que dicen. Para mí vive.


En la serie de televisión ‘Hasta que te conocí’ por el personaje que lo representa (Jacobo), usted no sale muy bien librado. ¿De eso habló en algún momento con Juan Gabriel?

Sí, yo hablé con él sobre cómo me habían presentado, pero él me dijo, mira, no soy el director, ni el productor ni escribí el guión. Todo se basó en el libro ‘Querido Alberto’, de Eduardo Magallanes, pero de alguna manera te di el crédito como parte importante de mi vida. Él puso en mi muro (de Facebook) : “aquí estás Jacobo (Joaquín) en la serie ‘Hasta que te conocí’ como parte importante de mi vida. Una reseña corta, pero no menos importante en estos 45 años” (de carrera que narraba la producción).

Ha comentado que cuando usted cumplió años él le dedicó la canción No tengas Miedo. Cuénteme sobre ese pasaje…

Desde el 2015 me dijo que me estaba haciendo la canción. Y meses más tarde me puso un pedacito de la canción que ya la estaban grabando. La grabó con Gustavo Farías y con Eduardo Magallanes. Y él me dice, ¿con quién te gustaría que saliera? Pues yo le dije déjala con Magallanes. Porque con él es el último disco de él: ‘Juan Gabriel vestido de etiqueta’. Pero realmente me gustó más el de Gustavo Farías porque tiene coros. En el mensaje me dice que la canción ‘No tengas miedo’ es especialmente para mí con todo su corazón. Y yo le contesto que por tanto cariño, por tanto amor que me ha dado, voy a reeditar el libro ‘Juan Gabriel y yo’ cumpliendo su deseo, para estas nuevas generaciones, con el fin de que sepan que México, un pueblo machista, se arrodilló ante Juan Gabriel y adoró sus lentejuelas.

Está ofreciendo vender una guitarra que perteneció a Juan Gabriel. ¿Cómo le ha ido?


Yo estuve en Parácuaro hace unas semanas y en la municipalidad me contaron que estaban haciendo un museo de objetos de Juan Gabriel que quieren inaugurarlo el día de su cumpleaños, el 7 de enero. Estoy en tratos ahorita con ellos para la adquisición de la guitarra. Yo se las voy a dar a un precio accesible para que se quede allí, pues fue de las primeras guitarras que tuvo él, con la que compuso ‘A mi guitarra’.

¿De las canciones de Juan Gabriel que usted dice tener, ha pensado ofrecerle a algún artista colombiano?

Le voy a ayudar a un muchacho de la ciudad de Medellín que canta, se llama Edward Patiño.

En la entrevista a El Universal de México usted aseguró que se comunicaba con Juan Gabriel por estos medios modernos. Pero enseguida asegura el periodista que escribió la nota que Juan Gabriel no usaba la tecnología para nada. En contraposición a lo que usted decía…

Creo que se equivocó la que escribió. Juan Gabriel le gustaba la tecnología, el Facebook. Hasta lo último usó Whatsapp. Yo tengo las cuentas porque él tenía tres cuentas en el Facebook por donde nos comunicábamos. Pero él prefería mandar mensajes que hablar por teléfono. Así que es mentira que Juan Gabriel no usó la tecnología. Le encantó.

Y tal parece que la pelea por la herencia de Juan Gabriel no se resuelve pronto ni fácilmente…

No es cierto que exista el tal testamento. Hay un testamento, pero solo Juan Gabriel sabe dónde lo dejó porque en el 2014 él empezó a hacerlo. Y fue cuando me dijo: no te voy a dejar desamparado a ti Joaquín. En Cancún duró unos días con el notario haciendo todo el inventario porque son muchas casas, muchas. Tengo otro correo de 2016 en el que me cuenta que está de vuelta a seguir con el testamento y me vuelve a decir: no te dejo fuera de mi testamento Joaquín. Y me dijo que me iba a mandar una copia para que yo no tuviera problema con la familia, copia que nunca llegó ni tampoco se la pedí. A los tres meses de eso supuestamente murió.

¿Y quién está administrando la fortuna de Juan Gabriel?

Ahorita nadie. No hay nadie que sea el heredero universal de Juan Gabriel. Ni siquiera Iván, no es cierto, que lo compruebe. Mejor Iván que nos diga dónde tiene a Alberto, que nos diga, que le diga al pueblo de México dónde tiene a su supuesto papá.

¿Cree que lo tiene secuestrado, oculto?


Claro, claro que sí, claro que sí. Él sabe.

¿Usted qué bases sólidas tiene para decir lo que está diciendo?


Que nos enseñe el acta de defunción de Alberto Aguilera Valadez, que nos la enseñe pues, para que nos quite esa duda.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by