Entretenimiento

Kevin Spacey y el éxito calculado de 'House of Cards'

Abril 30, 2017 - 02:25 p.m. Por:
Elpais.com.co
Kevin Spacey

Kevin Spacey, actor de ‘House of Cards’.

Agencia EFE

¿Con cuál Kevin Spacey se quedan ustedes? ¿Con aquel profesor de ‘Cadena de favores’ en el 2000?, con el padre disfuncional en ‘American Beauty’, con Lex Luthor en ‘Superman Returns’, con el lobo con piel de oveja en ‘Los sospechosos de siempre’ o con el corrupto, asesino y codicioso Frank Underwood en ‘House of cards’?

No es fácil elegir. Cada personaje ha marcado una época de este gran actor, ganador de dos premios Óscar.

Sin embargo, su personaje Frank Underwood ha llevado su carrera a lo más alto. En ‘House of Cards’, Spacey encarna la avaricia, la corrupción, el deseo de poder, en un solo personaje, quien a través de cuatro temporadas ha dejado perplejos a los seguidores de la serie. En entrevista con Paramount Channel, esto fue lo que dijo el actor de la serie sobre su papel y sobre cómo se gestó esta exitosa producción.

¿Qué es más difícil, gobernar un país o mantener un matrimonio?

Es una pregunta interesante. Simplemente no sé si hay respuesta, “o es esto o es aquello”, solo creo que obviamente gobernar es complicado y difícil, lleno de compromisos, y se debe tener convicción en lo que se está tratando de desarrollar. A veces se debe hacer lo que uno cree, para tratar de conseguir que lo que usted quiere cumplir. Un matrimonio como el de Frank y Claire, que ha soportado una enorme cantidad de tiempo, una creencia común en el otro y en el mundo, es complicado y no es fácil, pero no creo que pueda responder a ese tipo particular de pregunta donde se están comparando los dos (gobernar un país y mantener un matrimonio).

"A veces pienso que en el mundo actual se llega a confundir mucho al actor con el personaje que interpreta”
Kevin Spacey,
actor de 'House of Cards'.

¿Cuál es la frase de Frank Underwood que más le gusta?

¿La cita de Underwood que me gusta más? “Si no le gusta la forma en que está puesta la mesa, voltee la mesa”.

¿Cómo siente el actor y consumidor este fenómeno de ver programas de televisión cuando y donde uno quiera?

Bueno, creo que una de las cosas que todos juntos decidimos hacer cuando tomamos la decisión no solo de hacer la serie, sino de pensar cómo distribuirla, fue que echamos un vistazo, supongo que de muchas maneras, a lo que la industria de la música no había aprendido durante estos años. Y nos pareció que el error que se ha cometido fue no reconocer que si damos a la gente lo que quieren, cuando lo quieren, en la forma en que lo quieren a un precio razonable, lo más probable es que lo compren y no lo roben porque será de la más alta calidad.

Dentro de las cualidades de Kevin Spacey, se destacan sus aptitudes para imitar a otros famosos y son míticas en Hollywood.

Y también prestamos atención a lo que había estado sucediendo en los últimos cinco o seis años antes de nuestro lanzamiento de ‘House of cards’. Lo habíamos pensado como un lanzamiento de toda la serie en un momento que era el juego completo de DVDs. Pero a veces uno habla con alguien sobre lo que hizo en un fin de semana
y la gente decía: “Oh, me quedé en casa y vi tres temporadas de ‘Breaking Bad’ o vi dos temporadas de la serie ‘West Wing’”. Esto daba a entender que ya había esta indicación de que la gente amaba estar en control de cuándo, dónde y cómo consumían el entretenimiento.

¿Cómo solucionaron esta incógnita del mercado de series?

Creo que fue solo una cuestión de prestar atención a la tendencia. No comenzamos esa tendencia de ver una serie completa de una vez, pero ciertamente nos dimos cuenta que estaba sucediendo. Y creo que como resultado, todas las decisiones que se tomaron sobre cómo esta serie se iba a mostrar al público, las diferentes maneras en que la gente podría descubrirlo tanto en los Estados Unidos como también en todo el mundo, fueron positivas.

Así se vuelve más cuidadoso cuando deba hablar de su serie...

Es una de las razones por las que siempre he sido muy cauteloso acerca de hablar de partes de la trama en la serie en todas las entrevistas que he hecho. Siempre digo: “Mire, hay gente que aun no ha visto la temporada 1 y no puedo ser el spoiler”. Así que todo lo pensamos bien y era exactamente lo que me había preocupado y por lo cual era tan cauteloso. La gente descubre cosas cuando puede y cuando quiere.

El teatro, su amor

Con pasado en el teatro, Kevin Spacey tuvo un prolongado romance con esta profesión. Por más de 10 años, el actor participó en una buena cantidad de obras que le valieron incursionar en el Festival Shakespeare de Nueva York, donde interpretó a un mensajero en la obra de Shakespeare ‘Enrique VI’, su primer rol en el teatro.

Spacey provenía de una familia de clase media y no fue su padre quien tomó las riendas de la casa, sino su madre. Su futuro debió forjarlo lejos de casa, en Nueva York.

Kevin Spacey

‘Los sospechosos de siempre’, la película de que le otorgó la fama a Kevin Spacey.

Especial para El País

Ganó su primer premio, un Tony por su papel en la obra ‘Perdidos en Yonkers’. Sin embargo, Kevin Spacey tenía un ojo en la industria del cine pues pensaba que su paso a Hollywood debía darse paulatinamente.
Su debut cinematográfico fue ‘Se acabó el pastel’ (1986), film de Mike Nichols en el que interpretó un personaje secundario. Con Nichols volvió a coincidir en ‘Armas de mujer’ (1988). El primer personaje importante de su carrera llegó en la película ‘Mi Padre’ (1989), drama familiar de Gary David Goldberg co-protagonizado por Jack Lemmon y Ted Danson.

En década de los noventa logró alcanzar el reconocimiento, gracias a su interpretación en ‘Los sospechosos de siempre’ (1995), donde interpreta a un despiadado criminal con ademanes de mansa paloma. Este le permitió ganar el Óscar al mejor actor secundario, siendo también nominado al Globo de Oro.

Durante esa década, Spacey participó en 18 producciones, las cuales le permitieron asentarse en la industria. Pero fue en 1999 que su vida volvió a despegar, gracias a la cinta ‘American Beauty’, una película basada en una familia disfuncional donde el papel de Lester Burnham lo catapultó hacia el segundo Óscar de su carrera.

Kevin Spacey

Frank y Claire Underwood, la pareja ‘ejemplar’ de esposos de la serie. A través de las cuatro temporadas, recurren a infidelidades, trampas y sus influencias para obtener lo que quieren.

Agencia EFE

Ese reconocimiento lo elevó al estrellato pero también le hizo ver que no estaba completamente contento con aquel momento de su carrera. Así lo dijo en una entrevista con la revista GQ. “Y allí estaba yo en la cima del éxito cuando me dieron el Óscar, y pude ver que las caras de la gente cambiaron, decían: ‘¡eh hombre!, ahora esto es serio’, pero para mí era más un ‘no quiero estar haciendo siempre lo mismo’. Sentí que no necesitaba hacer ninguna maniobra ni engañarme a mí mismo, solo quería algo diferente. Como no quiero seguir haciendo lo mismo dentro de diez años”.

“Kevin Spacey tiene una excelente capacidad de despertar emociones. Puede hacernos dar miedo como en 'Seven', puede persuadirnos como lo hizo en 'Los Ángeles al desnudo' o puede engañarnos como en ‘Los sospechosos de siempre’. Él es muy seguro y gracias a ello tiene una forma de convertir su mente y cuerpo en herramienta importante”, reconoce Harold de Vasten, realizador de cine colombiano.

A la par de su carrera cinematográfica, su lado actoral no se detuvo y fue cuando en 2003 empezó a formar parte de The Old Vic, en Londres, donde fue nombrado como nuevo director artístico del Old Vic Theatre Company.

"No hago juicios morales sobre las cosas que hacen los personajes que interpreto. Y no creo que mi opinión interese, porque puede afectar cómo se comporta mi personaje"
Kevin Spacey,
actor de 'House of Cards'.

A Spacey le encanta producir, y su rol en el teatro está mucho más involucrado en todo lo del The Old Vic, las obras, los directores, los repartos, los diseñadores, la publicidad, los carteles, todo.

“Estoy convencido de que sin el trabajo que he hecho en el Old Vic no habría estado listo para hacer el papel de Francis Underwood ”, dijo el actor, quien además estuvo trabajando con asesores políticos para preparar mejor su papel en la serie ‘House of Cards’.

¿Hay algo pendiente en la vida de Kevin Spacey? Esa respuesta podría ser su vida personal. Sin palabras, sin noticia y sin ganas de hablar de ello, el misterio ha hecho a los medios especular sobre su sexualidad.
El actor nunca se ha casado y no ha tenido hijos. Pero él afirma que “deben entender que hay gente que elige no discutir su vida privada. La vida privada de la gente no tiene por qué ser de interés público. Es chisme, puro chisme. Fin de la historia”.

Una serie reveladora

El 30 de mayo regresará la nueva y última temporada de ‘House of Cards’. Esta vez, Frank y Claire Underwood quieren obtener el poder absoluto en la Casa Blanca pero habrá problemas que pondrán en duda la relación amorosa entre la pareja de Washington.

La intriga seguirá rondando a los personajes que en la cuarta temporada demostraron ser frágiles pero avaros. Parece que Frank y Claire van quedando solos y el castillo de naipes está por derrumbarse. A eso se le suma la inestabilidad de aliados como Doug Stamper, Seth o Freddy, quienes van descubriendo al verdadero Frank Underwood.

A pesar de ser la última temporada, la serie se convirtió en un éxito total, pues está basada en la novela de Michael Dobbs que dio lugar a la miniserie de los años 90, llamada también ‘House of Cards’, enmarcada en el periodo en que Margaret Thatcher fue primera ministra.

Kevin Spacey

Kevin Spacey también ha recibido reconocimientos por el Sindicato de Actores, Globos de Oro y los Premios Bafta.

Agencia EFE

El impacto ha sido tal que fue la primera vez que una serie fue hecha para ver online y lo hizo durante su primera temporada. Un hecho que parece haber resultado, ya que fue la primera serie streaming en ganar un Emmy.

Otra de las razones del suceso de esta producción es que nació siendo un éxito, ¿qué significa esto? La serie tenía garantizada su popularidad gracias al Big Data o análisis de datos. A través de este sistema, un algoritmo había analizado previamente los gustos de los suscriptores de Netflix, dando como resultado que las personas deseaban ver un drama político con Kevin Spacey como protagonista, una estrategia que le abrió el camino a Netflix y garantizó la popularidad inmediata.

Incluso, antes de estrenarse la segunda temporada de ‘House of Cards’, el entonces presidente Obama escribió en su Twitter que por favor no escribieran spoilers (contar el final) de la serie. Esto le significó a Netflix y a la serie publicidad gratuita y masiva, lo que les mostraba que iba por buen camino.

Pero más allá de prever una victoria segura con esta serie, hay otros componentes que llevaron a ‘House of Cards’ a ser un espectáculo único: los actores secundarios y el modus operandi de los protagonistas. Esta sinergia trajo consigo el éxito total, pues el aporte de cada uno se mezcló perfectamente con la trama y logró impactar a la audiencia, mostrando historias paralelas.

Cada capítulo de la serie siempre busca más, es decir, más polémica, más agresión, más avaricia y más corrupción, ingredientes que hicieron que la trama nunca dejara de sorprender a los espectadores.

Lo que no sabía sobre ‘House of cards’

En 2013, ‘House of Cards’ se convirtió en la primera serie de Televisión web en recibir nominaciones importantes para los Premios Primetime Emmy de 2013.

Se estima que el costo de la producción de cada temporada de ‘House of Cards’ ronda los USD 100 millones.

La serie ha sido un éxito en países tan distantes como China. Allí, en 2014 fue vista por 24.5 millones de personas y curiosamente no ha sido censurada.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad