entretenimiento
Santiago Alarcón, el 'doble' de Jaime Garzón

Santiago Alarcón, el 'doble' de Jaime Garzón

Una vez terminaron las grabaciones de ‘Garzón’, de inmediato Santiago Alarcón volvió al teatro para cumplir una exitosa temporada con la obra ‘Los Bonobos’, la mejor manera que encontró para despedirse de uno de los papeles que ha marcado su carrera como actor al interpretar a Jaime Garzón, personaje que los colombianos conocerán el próximo lunes 15 de enero, a las 9:00 p.m., en el canal RCN en la serie ‘Garzón vive’.

Esta producción está basada en uno de los humoristas y activistas más importantes de la historia del país. Bajo la dirección de Sergio Cabrera, Santiago tuvo que esperar varios años para interpretar a este, un personaje al cual muchas veces le dijo adiós, pero que siempre regresaba a él, y ahora, serán los televidentes quienes den el veredicto respecto del trabajo realizado por este actor paisa de 40 años de edad, a quien parece que no le queda grande ningún reto actoral.

Lea también: 'Garzón Vive' en la televisión nacional, detalles de la serie

Casi de inmediato, al terminar ‘Garzón’ empezó a hacer teatro...

Siempre he creído que el teatro termina ordenando lo que se desordena en la televisión, porque es muy exigente. Por otro lado, y por experiencia, cuando terminé ‘El man es Germán’, decidí que no quería hacer nada y me desesperé, así que esta vez tomé otro rumbo y pasé rápido de la televisión al teatro, como una terapia, porque tampoco es tan exigente en temas de horario pero sí es intenso.

¿Es difícil salir de un personaje como Garzón después de vivirlo por tanto tiempo?

Lo más difícil no fue abordarlo, lo complicado fue dejarlo ir, porque difícilmente uno puede encontrar un personaje como él para interpretar en televisión. Yo hablaba con Sergio Cabrera, el director, y le decía que éramos muy afortunados de contar la historia que estábamos contando, porque si vemos todas las historias de la televisión de hoy, casi todas son las mismas. La historia de los capos nos la han contado un montón de veces, al igual que la historia del vallenato, pero esta no.

Como fue tan intenso, como es una historia con tanto juego, tenía mucho que sacarle. Existen personajes a los cuales se les puede
sacar mucho jugo, da tristeza dejarlo. Debo confesar que se genera una verdadera nostalgia dejar de ser Jaime Garzón.

¿Cómo fue ponerse en los zapatos de Garzón?

Cuando tomé la decisión de interpretar a Jaime Garzón, lo consulté con mi esposa y le dije que solo había una posibilidad de hacer un personaje de esta magnitud. Le dije que iban a ser días intensos porque lo quería conocer todo y lo iba a explorar por completo.

Lo otro, es reconocer que este tipo era un genio y que como él no hay dos, por lo que yo no podía hacerlo solo, necesitaba ayuda. Para interpretar a Jaime conté con muchas personas y me ayudé en la investigación larga que realizó el libretista, pero además, necesitaba colaboración en el tema de las imitaciones, porque yo no soy imitador, así que requería conocer sus técnicas, que realmente desconocía.

Además, para darle vida a los diferentes personajes que hacía Garzón necesité un ejercicio muy grande de observación y otro más grande de repetición. Todo esto con el privilegio de contar con el tiempo necesario de preparación.

¿Ya sabe cómo quedó la serie?

Lo que se hizo quedó ahí, no lo he visto ni lo veré en mucho tiempo, pero sí puedo decir que es un trabajo que se realizó con mucha responsabilidad. No me gusta ver lo que hago porque no lo disfruto.

¿Garzón es un personaje que era un sueño interpretar?

Uno en el teatro tiene muchos personajes que sueña hacer y en el recorrido actoral una vez pensé en la posibilidad de que hicieran la historia de Jaime Garzón en televisión y ese momento llegó.

Todo empieza a ser real. Una cosa es el sueño de jugar fútbol junto a diez profesionales más, y otra cosa es pararse en la cancha de un estadio lleno y empezar a jugar bien. Es por eso que creo que la vida y esta profesión me fueron preparando para este momento, por lo que lo asumí con gran responsabilidad aunque muerto del susto.

Cada escena representaba para mí una gran responsabilidad con lo que decía. Afortunadamente todo lo que estaba escrito estaba completamente claro y justificado, por lo que yo aportaba humor. Tomar la decisión de hacerlo es como cuando quieres lanzarte en paracaídas, es algo que siempre has soñado pero quizás no seas capaz porque está la posibilidad de que no se abra el paracaídas. Es imposible que uno como actor le diga no a un personaje como Jaime Garzón.

¿Cómo fue trabajar con Sergio Cabrera?

Nunca había trabajado con Sergio pero fue muy emocionante. Conocerlo, aprender de su forma de trabajo y sus historias, cómo tenía todo el proyecto en su cabeza. No es fácil encontrar a un director que dirija una escena y vea como tiene en mente no solo la escena, sino todo el capítulo y la serie completa. Era sencillamente increíble ver cómo con una sola frase cambiaba todo el camino de una escena, buscando el tono y las verdades dentro de la serie.

Trabajar con Sergio Cabrera marca un antes y un después en mi trabajo en televisión.

¿Fue muy difícil encontrar el tono de Jaime Garzón?

Siento que fue lo más difícil de encontrar, pero lo logró Sergio Cabrera. Cuando a la gente se le habla de la vida de Jaime Garzón siempre hay dos referentes claros, que son su humor y la forma como fue asesinado, pero en la serie se encuentran muchas cosas más.

Pienso que no había mejor director para este proyecto que Sergio, pues además de ser un gran director, conoció muy bien a Jaime Garzón. En cada receso de almuerzo yo salía corriendo para escuchar todas sus historias.

Cuando él habla de Jaime, recuerda toda una época que no fue nada fácil.

“Con los libretos y la investigación empecé a conocer a Jaime Garzón. Conocí y aprendí todo sobre su vida privada, más allá del humor”

Trayectoria

El primer papel destacado de Santiago fue el que realizó en ‘La viuda de la mafia’, donde interpretó a Osvaldo. Posteriormente, trabajó en la novela ‘Hasta que la plata nos separe’, donde le dio vida a Jaime Rincón.
Sin embargo, el reconocimiento del público llegó en 2009 con el personaje Germán Quintero ‘el macho alfa’ en ‘Las detectivas y el Víctor’.

La aceptación del personaje fue tan grande que al finalizar la producción se desarrolló una serie basada en el personaje y titulada ‘El man es Germán’. Su más reciente aparición en la TV. nacional fue en ‘La niña’ donde le dio vida al doctor Horacio Puentes.

El 13 de agosto de 1999, fue asesinado Jaime Garzón en Bogotá por dos sicarios cerca de los estudios de la emisora Radionet, lugar donde trabajaba en las mañanas.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo




Powered by