familia
15 tácticas de seducción para no terminar el 2017 bailando con la escoba

15 tácticas de seducción para no terminar el 2017 bailando con la escoba

Llegó diciembre no solo con sus villancicos sino con muchas oportunidades de conocer personas que puedan llamar su interés durante las fiestas empresariales, reuniones y paseos de fin de año o la Feria de Cali.

Cuando llega ese hombre o esa mujer que lo eclipsa y es de los que no sabe qué hacer: se siente nervioso, no está seguro de cómo atraerlo, de cómo abordarlo, de cómo actuar…tranquilo. Respire profundo y recuerde estos consejos que El País compiló para usted.

1. Sedúzcase: Cuando una persona se siente segura de sí misma se vuelve un imán. Para eso, haga lo posible por gustarse, por sentir atracción por su propia imagen y personalidad. Reconozca sus atributos físicos, sus cualidades, sus talentos y analice qué puede mejorar o disimular. Así se sentirá más seguro. Quienes se tienen confianza resultan personas más seductoras.

2. Miradas que hechizan. Si usted es mujer, fije su mirada en él por varios segundos, de forma coqueta y sutil, enseguida bájela, súbala y vuélvala a fijar. Mire lo mínimo y necesario. Así le expresa: ‘me gustas, puedes acercarte’.

La mirada del hombre es más explícita, no da lugar a ningún tipo de dudas porque toma mayor tiempo que la femenina. Trate de no recorrer con su mirada todo su cuerpo, como queriendo desnudarla. Céntrese por segundos en algunos de los atributos de ella: ojos, boca, cabello, piernas.

3. Sonría: Después de una mirada seductora sonría levemente. Si es mujer sonría y deje sus labios ligeramente entre abiertos. Si es hombre, mire la boca de ella, las mujeres juegan mucho con sus labios. Mire si ella humedece la boca, si la muerde un poco, si coloca un dedo al lado de uno de sus labios o lo introduce en su boca…todas esas son señales de seducción que usted debe captar.

4. Enrédelo. Un cabello limpio y brillante es un gran aliado. Más, si se es mujer. Si ella está cerca a él y se toma sutilmente el cabello, como acariciándolo, demuestra seducción. Además, muévalo, pero no a lo Gloria Trevi, solo un poco, sin exagerar. Que él vea la caída de su cabellera, su movimiento y deje al descubierto su cuello. Así, seguro, lo ‘enredará’.

5. Voz cautivante. La manera cómo maneje la voz es fundamental. La voz que seduce es cálida, firme, pausada, con inflexiones o cambios de volumen, no es monótona. Si esa persona siente que usted le endulza el oído va por buen camino. Sorpréndala con un susurro, como si le fueras a decir un secreto al oído y háblele con sensualidad: “Ya vengo, en un minuto estoy contigo”. O haláguela: cómo luces de elegante, de lindo, qué divertido eres. Resalte sus cualidades. Hágala sentir especial. No tema, sobre todo, deleitar al hombre que le gusta. Pues las mujeres son más dadas a señalar lo negativo de ellos y no a ensalzarlos.

6. Colores que atraen: Si ella está en plan de conquista y es de noche lo mejor es que pinte su boca de rojo, fucsia o con brillo fuerte. Unos labios maquillados de rojo, por ejemplo, invitan a besar, a morder. Y escoja un vestido negro o rojo. Según la psicología del color estos son los tonos innatos de la seducción.

7. Señales de intención: En el lenguaje corporal se habla de las señales de intención, que consisten en tocar al otro como quien no quiere la cosa, a ver cómo reacciona. Rócele la mano o la rodilla, dele golpecitos en los hombros o rócele el lóbulo de la oreja en un saludo… analice cuál es su respuesta. Si reacciona de manera rígida, no le gustó. No era el momento. Si usted le toma la mano y la otra persona la suya, por ejemplo, es señal de que puede ir avanzando.

8. Postura: muéstrese lo más relajado posible. Sin verse desgarbado ni impostado. Nadie seduce con la espalda encorvada ni la cabeza agachada. Párese firme, con los hombros en alto, el cuerpo erguido, saque pecho, como diciendo ‘aquí estoy yo’.

Si está sentado, mírele a los ojos e incline el torso hacia adelante, esto revela interés. Si ve que el interlocutor echa el torso hacia atrás, desplomado sobre el espaldar de la silla le estará diciendo ¡uff, qué aburrimiento! Lo mismo que si apoya la cabeza en la mano. Cambie de tema, de sitio, haga algo diferente, porque sino, se echa todo a perder.

9. Tacones: tremendamente seductores. Una mujer con tacones requiere la mitad del tiempo que otra con zapatos bajitos para que alguno se le acerque. Estos accesorios no solo crean una ilusión óptica que hace que las piernas se vean más largas, sino que, de acuerdo, con varias investigaciones, aumentan el ángulo de las nalgas de una mujer entre 30 y 40 grados. Esto hace que se vea más joven y más deseable. Y hacen que la pelvis y el trasero sobresalgan, lo cual es interpretado por el cerebro de los varones como señal de salud y de fertilidad. ¡A taconear se dijo!

10. Sentido del humor: los hombres y mujeres carismáticos, divertidos, positivos, que se aprenden a reír de sí mismos, seducen mucho más, aunque no sean muy atractivos físicamente ni tengan la billetera más abultada. Una persona divertida, en general, es inteligente, ya que para hacer humor bien hecho, oportuno, se debe tener inteligencia: saber en qué momento contar un chiste, hacer un apunte jocoso, caricaturizar una escena vivida. Y ser creativo, inteligente y positivo son virtudes que hacen a un buen amante. Las chicas, sobre todo, buscan hombres que las hagan reír. Una de cada tres valoran esta cualidad por encima del físico.
Pero ojo, no llegue a ser el payaso.

11. Diálogo ameno: Cree una buena impresión, luzca limpio, perfumado, muéstrese seguro, pero sin llegar a ser petulante. Pregúntele sobre su vida, el trabajo, hablen de temas que puedan llegar a ser interesantes para ambos: viajes, deportes, libros, aficiones, pero sobre todo, escuche a su interlocutor con atención y mírelo fíjamente a los ojos. No sea monosilábico, pero tampoco hable sin parar. A todos nos encanta que nos escuchen y que se muestren interesados en lo que somos y hacemos. Sin embargo, es de sabios, saber escuchar a los demás.

No esconda sus talentos (si canta, toca la guitarra, dibuja) ni sus excentricidades. Estos serán motivo de más temas de conversación e incluso, lo dejarán ver más interesante o misterioso.

12. Badboy: no le demuestre a esa mujer que bota la baba por ella. No. Hágase el chico malo, no muestre tantas ganas de cortejar ni de rogar. Tómese un tiempo para llamarla y saludarla nuevamente. Muéstrese difícil, porque ahora a ellas les gusta conquistar, que el hombre se les haga el interesante. Trate que lo vea con un grupo de amigas tan atractivas como ella. Eso despertará sus ganas de pisar territorio.
Para estar más acorde con su rol, déjese crecer la barba por varios días. Use la barba hípsters que está de moda. ¡Seguro se derretirá por usted!

13. Baile: En una ciudad como Cali, un gran recurso de seducción es el baile. Utilícelo como su gran aliado para generar mayor acercamiento. Aproveche para seducir al ritmo de la música, de movimientos acompasados, de miradas y sonrisas cómplices.

14. Qué lucir: sobre todo las chicas deben comprender que ser sensual no es ser vulgar. Para mostrar sensualidad y provocar no es necesario andar con todo al aire. Hay que insinuar a través de la ropa. Dependiendo de su cuerpo, ajuste o suelte donde debe ajustar o soltar. Combine bien sus prendas de vestir para no dar la impresión de ser una chica fácil o de mal gusto: si desea lucir una minifalda, por ejemplo, lo mejor es que no la combine con una blusa de escote muy pronunciado.
Un tip: deje ver, como si fuera algo accidental, una parte de su brassier, si este es de finos encajes.

15. Franqueza: Cuando quiera acercarse a esa persona que lo tiene cautivado y se sienta nervioso es bueno que se lo diga sinceramente: “me gustas tanto que me pongo nervioso a tu lado”, ya que cuando un defecto uno mismo lo pone en evidencia termina en virtud. Así su interlocutor (a) se sentirá halagado por sus palabras y su franqueza.

Frases

“Nadie es infalible. Si percibís que el interés no es mutuo…soldado que huye, sirve para otra batalla”, Ezequiel López,  psicólogo sexólogo

“Los tacones no subordinan a la mujer, les dan ventaja en el romance, en el juego de la seducción”, Jean- Claude Kaufman, sociólogo parisino

Fuentes

Psicólogos-sexólogos Ana Cristina Mallarino y Ezequiel López Peralta; coach de vida y ejecutiva Ángela Mendoza; integrantes del Semillero UAO-El País.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by