Familia

Cinco consejos para prevenir la depresión

Agosto 06, 2017 - 08:25 a.m. Por:
Valeria Araque Yepes, integrante del Semillero de Periodismo UAO-El País
5 consejos para prevenir la depresión

Para luchar contra este trastorno del estado de ánimo practique algún deporte, huya de las relaciones tóxicas, mejore su alimentación, al igual que sus hábitos de sueño.

Foto: Fotolia

La depresión es un trastorno en el estado de ánimo que puede llegar a afectar tanto psicológica como físicamente a quien lo padece. Esta enfermedad llega a muchas vidas sin avisar y además, se hospeda silenciosamente por los traumas que cada situación ha generado en la psiquis. Sin embargo, existen muchas maneras de combatirla para disfrutar de una sana y alegre vida.
Acudir a un especialista siempre será la primera opción, pues según la psicóloga forense de medicina legal, Claudia Eugenia Córdoba Rosero, es el profesional de la psiquiatría quien orienta al paciente y diagnostica su nivel de depresión, la cual contrarresta con medicamentos que contribuyen a nivelar el sistema nervioso y lograr que la persona pueda continuar su cotidianidad.
Les presentamos 5 formas de las más efectivas para erradicar o por lo menos disminuir la depresión.

1. Realizar actividad física, practicar algún deporte

Esto le ayudará a mantenerse distraído, relajado y sobre todo, feliz. El psicólogo especialista en deporte y ejercicio Óscar Eduardo Segura Rojas comenta que una de las herramientas más importantes en un proceso de recuperación, tanto de un estado de depresión como el de la tristeza, es el ejercicio, ya que gracias a esto, el cuerpo libera hormonas y neurotransmisores, sustancias que al ser expulsadas logran que el ser humano experimente un estado de tranquilidad y así superar la crisis. Igualmente, se cumplen procesos atencionales, perceptivos, alcanzando sensaciones corporales que benefician a la persona.
Según el profesional, uno de los asuntos más comunes a tratar en un proceso como este, es la socialización del sujeto afectado. Es por ello que cuando se inicia cierto ejercicio físico, la mayoría se hace al aire libre o en un gimnasio; sitios donde la interacción resulta ser más fácil, permitiendo que se fortalezca el círculo social del individuo.

2. Eliminar relaciones tóxicas

Aléjese de esas personas que hacen incómodos algunos momentos de su vida. Si siente que al estar en compañía de otra persona sufre más tiempo del que goza, se presentan conversaciones en las que se manifiestan el sarcasmo y la ironía y usted se altera hasta llegar a presentar comportamientos límites que nunca pensó; si se siente manipulado (a) con sentimientos de culpa y no es capaz de terminar con esa relación, (amistosa, de pareja, laboral, etc) se encuentra sosteniendo una relación tóxica. Así lo sostiene María Claudia Escarria, psicóloga de Univalle. Es importante que aprenda a amarse y a reconocerse como un ser valioso y no permitir este tipo de compañías.

3. Ocupar el tiempo libre

Dedíquele un tiempo a todo aquello que alguna vez dejó a un lado, que le gusta y atrae (amigos, pasatiempos, deportes y familiares).
Según la psicóloga de la Universidad Cooperativa de Colombia, Sandra Patricia Carvajal Méndez, si desea salir de ese estado antes de que sea tarde y evitar que se convierta en una depresión clínica, es necesario mantenerse ocupado en el trabajo o en actividades que se disfruten como salir con amigos, compartir con familiares, usar la ropa que más le guste y realizar todo lo que lo haga sentir bien, ya que la depresión clínica es la más crítica y duradera, en la que se experimentan sentimientos de culpa, inutilidad y pérdida del sentido de vida. En esta etapa la persona puede atormentarse por pensamientos suicidas. En los estados depresivos influyen factores tanto biológicos, como psicológicos y sociales.

La psiquiatra Victoria Durán dice que hay que estructurar psicológica-
mente buenos sujetos desde el núcleo familiar .

4. Mejorar hábitos de sueño

Para superar esta etapa es importante que mejore sus hábitos de sueño, aprenda a respirar y a mantener la calma.
Patricia Tenorio Carvajal, médica cirujana general de la Fundación Universitaria Juan N. Corpas Bogotá, comenta que al encontrarse en un trastorno emocional de este tipo, puede presentarse el insomnio, es decir, una alteración del sueño que afecta negativamente a la persona, aumentando la tristeza, la angustia y la fatiga. El punto es tratar este problema sin necesidad de usar fármacos, por ejemplo, con una alimentación baja en grasas y azúcares, reduciendo bebidas excitantes y practicando ejercicio físico. Lo recomendable es dormir ocho horas diarias para que el cuerpo esté listo para emprender un nuevo día; y asistir a clases de relajación espiritual como las de yoga.

5. Adecuada alimentación

Mantenga una dieta saludable y equilibrada, ya que son los alimentos los que aportan energía y los que le ayudarán a superar esta etapa.
Sandra Patricia Alfaro, nutricionista de la Clínica Centro Médico Imbanaco, menciona los nutrientes más importantes que se requieren en la alimentación para el equilibrio en el sistema nervioso central (SNC) y que, por lo tanto, pueden ayudar para prevenir la depresión.
La especialista explica que un adecuado consumo de proteínas, tanto de origen animal como vegetal, es importante. Y menciona el pescado, las carnes, el pollo, los huevos, y sobre todo, el maíz, ya que en estos alimentos se encuentra el aminoácido triptófano, el cual ayuda a la producción de serotonina encargada del estado de ánimo, la digestión, el sueño, entre otros aspectos.
Además, se necesita:
- Magnesio: Lácteos, carne, pescado, nueces, semillas, vegetales de hoja verde y quinua. Este previene las fobias, insomnio, ansiedad y depresión.
- Zinc: frutos secos, leche, carne y queso. La deficiencia de este puede causar desánimo, desaliento, falta de apetito, nostalgia y ansiedad.
- Vitamina C: cítricos como en la guayaba, el kiwi, la frambuesa, el pimentón, el brócoli. Su carencia puede causar fatiga y producir tristeza.
- Ácido fólico: vegetales de hoja verde, cereales, melón, naranja, plátano.
- Vitamina B6: pollo, pescado, plátano, papaya y cereales integrales. Su falta causa irritabilidad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Hoy:
Publicidad
Publicidad
Publicidad