¿Cómo debes cuidarte antes del embarazo?
Familia

default: ¿Cómo debes cuidarte antes del embarazo?

Estas son algunas recomendaciones para tener en cuenta antes de concebir un hijo. Exámenes, cambio de hábitos y medidas preventivas para que nazca sano.

¿Cómo debes cuidarte antes del embarazo?

Marzo 29, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción El País
Mujer embarazada

El País.com.co

¿Hay cosas que pueda hacer una mujer antes de concebir un hijo, para que este nazca sano? Según Deborah Miller, médico de Mayo Clinic, de Rochester, Minnesota, “hay cambios en el estilo de vida que se pueden adquirir antes de concebir y que pueden aumentar las posibilidades de tener un bebé saludable”.

Los defectos de nacimiento varían de leves a severos y pueden afectar casi cualquier parte del cuerpo. Algunos defectos, como el síndrome de Down, son provocados por problemas en los cromosomas de un bebé. Pero, en la mayoría de los casos no pueden ser identificados. Hay cosas que se pueden hacer para ayudar a reducir el riesgo de defectos de nacimiento.

En primer lugar, la mujer debe tomar un multivitamínico diario que contiene al menos 400 miligramos de ácido fólico. El ácido fólico ayuda a prevenir defectos, como la espina bífida, que afecta el tubo neural (la estructura en un embrión que eventualmente se convierte en el cerebro de un bebé y la médula espinal). Tomar ácido fólico antes y durante el embarazo reduce el riesgo de defectos del tubo neural.

Otra de las prioridades es que la futura embarazada programe una cita de preconcepción con su doctor de confianza. Él podrá revisar su historial de salud individual, así como su historia familiar, para identificar posibles áreas de preocupación.

Por ejemplo, la diabetes y la presión arterial alta pueden afectar el embarazo, al igual que el medicamento que la futura gestante toma para controlar esos trastornos.

Su médico puede hacer ajustes antes de quedar embarazada para asegurarse de que los medicamentos que toma son seguros para un feto en desarrollo.

En la cita, también puede revisar su registro de inmunización y hacer planes para obtener las vacunas que faltan antes de quedar embarazada.

Recuerde que su salud sexual también puede afectar la salud de su hijo. Es importante que se realicen exámenes regulares de detección de infecciones de transmisión sexual. Infecciones como el herpes genital, la sífilis y el citomegalovirus pueden causar defectos de nacimiento que pueden incluir anomalías en el cerebro y la columna vertebral, problemas de audición y visión y prematuridad.

Lo más importante es que ambos miembros de la pareja cambien de hábitos si estos son dañinos. Evite el alcohol, las drogas ilícitas y el tabaquismo. Si fuma, pare ahora. Fumar durante el embarazo se ha relacionado con muchos problemas de salud, incluyendo problemas con la placenta, bajo peso al nacer, parto prematuro, aborto espontáneo, muerte fetal y fisura del labio o paladar.

Si tiene sobrepeso u obesidad, tome medidas para obtener un peso más saludable antes de quedar embarazada, ya que la obesidad también aumenta los riesgos de ciertos defectos de nacimiento.

Hable con su médico acerca de un programa de ejercicios y nutrición para cumplir y mantener sus metas antes y durante el embarazo.

A medida que se prepara para quedar embarazada, trate de ser lo más saludable posible en general. Tome su multivitamínico todos los días. Coma una dieta saludable.

Hacer ejercicio regularmente. Evite fumar, consumir alcohol y drogas. Obtenga cualquier condición médica que tenga bajo control. Si tiene preguntas o inquietudes en el camino, hable con su proveedor de atención médica. 

Él o ella puede ofrecer ayuda y orientación durante este tiempo emocionante.

Además la revista International Journal of Gynecology & Obstetrics, presenta una serie de recomendaciones nutricionales, que deberían tomarse incluso desde los 10 años de edad, pues será grande su impacto décadas después, para evitar resultados adversos en el embarazo y en las generaciones futuras.

Las recomendaciones fueron desarrolladas por la Federación Internacional de Gíneco-Obstetras (FIGO), la federación más grande a nivel mundial de profesionales en salud materna y que se fundó a partir de una beca educativa de Abbott.

Una dieta nutricional inadecuada puede tener conse-
cuencias a largo plazo más allá de los número en una báscula. Influirá incluso en generaciones futuras.

"Se escucha mucho sobre nutrición cuando se habla de lo que las futuras mamás deben comer, pero las recomendaciones de FIGO enfatizan el hecho de que la dieta puede tener un impacto en la salud reproductiva a una etapa más temprana de la que se había considerado”, dice Christina Sherry, RD, científica de nutrición prenatal en Abbott.

Nutrición esencial

Estos son seis nutrientes claves en las dietas de niñas y mujeres adultas:

1. Hierro
Es especialmente importante en las adolescentes y las embarazadas para cubrir lo que se pierde de la menstruación y el incremento de su demanda que se presenta durante el embarazo. Está en la carne, el hígado, nueces, frijoles, vegetales de hojas verde oscuro y tofu.

2. Yodo
Es vital durante los primeros días del embarazo, pero a menudo está ausente de las dietas que no incluyen sal yodada. En algas, mariscos y sal yodada.

3. Ácido fólico
Es crítico antes de la concepción y al inicio de embarazo, pero mucha gente no recibe lo suficiente de este nutriente. A todas las mujeres en edad reproductiva se les recomienda consumir 400µg/día por medio de suplementos o en alimentos fortificados. Se encuentra en espinaca, repollo y lechuga romana.

4. Vitamina B12
Como la vitamina B12 sólo se encuentra de forma natural en productos animales. Los veganos se pueden asegurar de obtenerlo si escogen leche con proteína de origen vegetal fortificada con Vitamina B12.

5. Calcio

Si las niñas y las mujeres adultas no comen suficientes productos lácteos, es probable que tengan un consumo inadecuado de calcio. Es importante, especialmente para las adolescentes, que tengan un alto consumo de calcio durante sus periodos de crecimiento acelerado. Está presente en productos lácteos, pescado enlatado con todo y espinas, tofu y frijoles.

6. Vitamina D
Los alimentos a menudo son bajos en vitamina D a menos de que estén fortificados con este nutriente. En aceites de pescado, peces grasos, hongos y yema de huevo.

Siguiendo estas recomendaciones se puede lograr la salud y el bienestar de las futuras generaciones.

Ambos miembros de la pareja deben someterse
a varios exámenes médicos, para evitar complica-
ciones que puedan afectar a su futuro hijo.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:saludembarazo
Publicidad
Publicidad
Publicidad