familia
1/6
Cómo prepararse para presentar las  pruebas Saber Pro

Cómo prepararse para presentar las pruebas Saber Pro

Recientemente se conocieron los resultados de las Pruebas Saber Pro, programadas por el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación, Icfes, en octubre de 2017. Antes llamadas Ecaes, estas evaluaciones son obligatorias y deben presentarlas cada año los estudiantes que están próximos a culminar sus carreras en universidades tanto públicas como privadas de Colombia.

Dicha medición promueve el mejoramiento de la calidad de la educación en el país y evalúa competencias específicas, que son aquellas comunes a grupos de carreras con características de formación similares y necesarias para el desempeño profesional.

También indaga sobre competencias genéricas, que son las requeridas por un profesional para su ejercicio pertinente, sin importar la carrera que curse; por ejemplo, razonamiento cuantitativo, lectura crítica, escritura, competencias ciudadanas e inglés.

Posteriormente, el Icfes publica en su página (www.icfes.gov.co) la información en la que se pueden observar, entre otros datos, los resultados promedios de las universidades y de cada uno de sus programas académicos.

¿Para qué sirven estas pruebas?

Ana Lucía Paz Rueda, directora de la Escuela de Ciencias de la Educación de la Universidad Icesi, afirma que las Pruebas Saber Pro son un importante sistema objetivo de medición del desempeño de los estudiantes y que les sirve tanto a los alumnos, a las universidades y al sistema educativo colombiano. Esto, porque “nos indican específicamente qué tanto están avanzando los estudiantes en relación con las competencias que esperamos que desarrollen. Por supuesto, no son verdades absolutas, pero su valor primordial es permitirles a las instituciones educativas compararse, en el tiempo, para saber cómo están y tomar decisiones. En el caso de Icesi tenemos un sistema interno de medición de competencias que nos permite ver en qué áreas debemos mejorar respecto de lo que nos proponemos en cada
carrera”.

Agregó que “por ejemplo, en buena medida, en nuestra universidad los programas transversales que refuerzan los temas de ética y escritura surgieron como resultado de nuestras mediciones y reflexiones, que nos mostraron que debíamos hacer mayor énfasis en dichas áreas. Entonces, los sistemas de medición del desarrollo de competencias arrojan información que deja ver que podemos crecer y hacia dónde tiene que darse ese crecimiento”.

¿Cómo se preparan?

En la Universidad Icesi, cuentan con un modelo pedagógico o proyecto educativo institucional que conjuga una formación integral (humanista y disciplinar) en la que se enfatiza en la autonomía, la participación ciudadana, el lenguaje, el pensamiento crítico, entre otras y que sirven para que los profesionales sean idóneos es sus áreas disciplinares y, además, se desempeñen éticamente, participen social y políticamente, sepan trabajar con otros y en general, aporten positivamente al desarrollo de la sociedad, señala Ana Lucía Paz.

Según dice, “no preparamos específicamente para la prueba, sino para la vida personal y profesional de los estudiantes; los buenos resultados se dan no porque sean diestros en la prueba, sino que, es el reflejo de sus aprendizajes como seres humanos integrales y como profesionales idóneos y esto es lo que desarrollan a lo largo de sus carreras profesionales”. No obstante, sí realizan talleres para que los estudiantes entiendan el tipo de examen que enfrentarán.

Ana Lucía Paz Rueda afirma que a la Universidad le fue muy bien tanto en las competencias específicas como en las genéricas. Los buenos resultados en estas últimas les llena de orgullo, dice, porque “responden a la formación integral de nuestro modelo educativo”.

Otro motivo de satisfacción radica en el desempeño de los estudiantes en inglés, ya que la Icesi hace un gran esfuerzo para ofrecer 8 niveles del idioma y “cuando nos comparamos año tras año, el área en la que más ganamos, respecto de cómo entra el estudiante a la universidad, es el inglés”.

Según la vocera de Icesi, entre los resultados más destacados figuran lectura crítica y en razonamiento cuantitativo. “Tenemos muy buenos desempeños en todas las carreras, lo cual es un indicador de que estamos haciendo las cosas bien y que debemos seguir adelante con nuestro modelo pedagógico”, precisó.

En tanto que en la Universidad Autónoma de Occidente, UAO, cuentan con el Sistema Institucional de Evaluación para el Aprendizaje de los Estudiantes, Siea, que permite diseñar instrumentos que se aplican durante el proceso formativo.

Adicionalmente, se ofrecen talleres de orientación en la estructura de la prueba, así como en manejo del tiempo y del estrés. Así lo explica Constanza Collazos Rengifo, del Centro de Desarrollo Académico, Vicerrectoría Académica UAO, quien agrega que este año tendrán además, el instrumento en competencias ciudadanas.

En cuanto a la Universidad de San Buenaventura, “se ha evitado al máximo la estrategia de cursos Pre-Saber, pues en consecuencia con las investigaciones adelantadas, es conocido que dichas preparaciones pueden ser contradictorias respecto de lo ofertado a lo largo de la carrera, y pueden generar una especie de imaginario de rendimiento, fracaso o éxito académico, poco consecuente con la trayectoria académica”, indica Dulfay Astrid González, coordinadora del Grupo de Investigación en Evaluación y Calidad de la Educación.

Añade que esta estrategia ha sido muy interesante para la universidad, evidencia de ello es que en los resultados de 2017 tienen más de 30 estudiantes con puntajes que los ubica en los mejores a nivel nacional, además de que en todas las carreras los puntajes están por encima del promedio nacional y el grupo de referencia.

De otro lado, el profesor Carlos Hernán González Campo, jefe de la Oficina de Planeación y Desarrollo Institucional de la Universidad del Valle, afirma que “no forman a sus estudiantes solo para la obtención de un resultado, los formamos desde el cumplimiento de nuestra misión para la construcción de una mejor sociedad”.

Entre las áreas en las que se destacaron figuran comunicación, periodismo y publicidad; medicina, psicología y economía, en tanto que en áreas como administración y afines y contaduría y afines.

Según indica Ana Milena Yoshioka Vargas, vicerrectora académica de la Javeriana Cali, “para nuestra Universidad ha sido una valiosa oportunidad hacer seguimiento a los resultados obtenidos por los estudiantes. Y a partir de ellos, realizar programas de fortalecimiento en cada una de las competencias, cuando los puntajes nos invitan a hacerlo, tales como: la formación de profesores en desarrollo y evaluación de competencias.

También, la inclusión en las asignaturas de temáticas que dan cuenta, por ejemplo, de competencias ciudadanas que van exigiendo que los estudiantes interioricen conocimientos y desarrollen habilidades frente a las situaciones que dicha competencia les plantea.

Asimismo, la puesta en marcha de un simulacro Saber Pro permite que los estudiantes se familiaricen con la prueba e identifiquen las competencias que podrán fortalecer a partir de las estrategias que se programan. En esta institución sobresalieron en inglés, razonamiento cuantitativo y lectura crítica, como también en medicina. Mientras que los estudiantes de ingeniería de sistemas se destacaron en las competencias genéricas, obteniendo el primer lugar a nivel regional y en competencias específicas alcanzaron altos puntajes en diseño de software, formulación de proyectos de ingeniería, y pensamiento científico-matemático y estadística.

Estas son las estrategias de algunas universidades, las cuales permiten que muchos de sus estudiantes brillen en Cali y en Colombia.

Juan Camilo Correa Guisao, Icesi
Estudiante icesi

Juan Camilo Correa Guisao, Icesi

Especial para El País

Obtuvo el mejor resultado Saber-Pro en 2017 de Contaduría Pública y Finanzas Internacionales de la Icesi. Tras graduarse en 2019, hará su práctica empresarial en una de las compañías líderes del sector farmacéutico, donde quiere dar lo mejor de sí para crecer profesionalmente, aprender y contribuir con sus conocimientos y capacidades, sostiene Juan Camilo Correa, de 22 años, a quien le apasiona transmitir a otros sus conocimientos.

Cuenta que la Universidad Icesi lo apoyó con talleres de diferentes módulos de las pruebas Saber Pro (razonamiento cuantitativo, idiomas, entre otros), así como los aplicables a su carrera. “Por mi cuenta busqué información en internet y estudié lo visto en las diferentes materias que se relacionan con lo evaluado en las pruebas”.

Juan Camilo, quien ha figurado en la lista de honor de la universidad, asegura que la incorporación de la parte de comunicación escrita a las pruebas, se hace con la escritura de un ensayo sobre un tema en particular (que antes no se evaluaba) provee una mejor retroalimentación de cómo está la educación en Colombia. Este aficionado a la música clásica y al violín proyecta especializarse en su área de interés que son las finanzas.

Alexánder Campos Sandoval, Univalle
Estudiante Univalle

Alexánder Campos Sandoval, Univalle

Especial para El País

Por cuestiones económicas suspendió su carrera en 2014 y la retomó en 2015, gracias al apoyo de sus familiares, a los que considera “cruciales en mi regreso; quién sabe dónde estaría ahora sin ellos, son ángeles en la tierra”, enfatiza este ganador tres veces del Premio de Poesía que otorga la Red de Bibliotecas Públicas de Cali, en el marco del Festival de Poesía de Cali.

Este estudiante de comunicación social que sobresalió entre sus compañeros en las Pruebas Saber Pro, indica que los fundamentos en lectura y escritura, política, interpretación de la actualidad colombiana, entre otros énfasis, son los que generan los buenos resultados de Univalle, es decir, que no tuvo ninguna preparación especial. “La Escuela de Comunicación ocupa por segundo año consecutivo el primer lugar a nivel nacional en estas pruebas”, sostiene Alexánder, quien a futuro planea hacer posgrados en historia, antropología o etnografía, “pues deseo aportar al país en el posconflicto, si este período llega algún día”, concluye.

Tatiana Llanos Zúñiga, Universidad Libre
Estudiante Unilibre

Tatiana Llanos Zúñiga, Universidad Libre

Especial para El País

Próxima a cumplir 24 años, Tatiana Llanos se graduará en 2019 en mercadeo. Esta caleña sostiene que por su promedio ha tenido la “fortuna de estar becada durante varios semestres; hace un año me gané una beca para hacer un intercambio en la Universidad Católica San Pablo en Arequipa, Perú, una de las mejores de ese país”. Es una experiencia que repetiría mil veces”.

Respecto a las Saber Pro, su única preparación fueron los talleres que hicieron en la universidad, en los que les brindaron tips interesantes de cómo interpretar y saber responder.

Cuenta que en las pruebas, de 300 puntos posibles, sacó en el general 216 y en comunicación escrita alcanzó 300 puntos de 300.

Después de graduarse, piensa hacer un posgrado en comunicación publicitaria, pero en Colombia los costos son altos, así que será en el exterior. Pero antes, quiere irse de mochilera unas semanas. “Viajar te enseña cosas que jamás aprendes en un salón de clases”, asegura la estudiante, quien cursa décimo semestre.

Juan Esteban Marín, USC
Estudiante USC

Juan Esteban Marín, USC

Especial para El País

Estar dentro de los estudiantes con los mejores puntajes del país, así como de la Universidad Santiago de Cali, dice Juan Esteban Marín, “nos da el orgullo de demostrar los altos niveles de formación que recibimos y nos permite consolidarnos en los nuevos retos laborales que nos depara el futuro”, sostiene este joven que se graduó en abril de este año como administrador de empresas.

Con 21 años de edad y nacido en Armenia, Quindío, el joven espera a futuro empezara estudiar un posgrado y seguir creciendo profesionalmente.

Respecto a la pregunta de cómo se preparó para las evaluaciones, Juan Esteban explica que la universidad organizó capacitaciones de preparación para dichas pruebas de Estado. “Esperamos, de igual manera, recibir el apoyo incondicional de nuestra universidad, para seguir avanzando en nuestro crecimiento académico. Esto, a través de la diferentes ofertas académicas en especializaciones o maestría”, puntualiza.

Stephanie Prieto, U. de San Buenaventura
Estudiante USB

Stephanie Prieto, U. de San Buenaventura

Especial para El País

Se graduó como licenciada en Educación para la Primera Infancia y hoy estudia séptimo semestre de psicología en la Universidad de San Buenaventura. Cuenta que el programa de licenciatura tiene un seminario “en el que revisamos aspectos generales de lo que se encuentra en la prueba. Adicional a ello no realicé ninguna preparación formal, lo más cercano a una preparación sería el gusto por la lectura y las matemáticas, y el hábito de realizar juegos de lógica en familia”.

Esta joven, nacida en San Martín, Meta, afirma que estuvo entre los mejores Icfes y ello le permitió acceder a una beca del Estado. “Durante mi carrera de licenciatura obtuve en los diferentes semestres menciones y matrículas de honor; me gradué con mención de excelencia con el mejor promedio entre todos los graduandos de la ceremonia. Igualmente, en psicología he obtenido menciones de honor por desempeño académico”, comenta Stephanie.

Gabriel Estrada, Javeriana
Estudiante Javeriana

Gabriel Estrada, Javeriana

Especial para El País

Ya terminó las materias de décimo semestre de ingeniería de sistemas y computación y ahora trabaja como practicante en una empresa de diseño estructural. “Tengo pensado hacer una maestría cuando termine de pagar el Icetex; la Javeriana ofrece una beca para los mejores puntajes de las pruebas de cada facultad y estoy a la espera de ello”, afirma este caleño de 21 años, que mantuvo un promedio de 4,4 en la carrera. Sobre su preparación en las evaluaciones, cuenta que participaron en dos simulacros y “así pudimos ver qué tipo de preguntas y temas nos saldrían en la verdadera prueba”.

Su tesis consistió en “un proyecto en conjunto con arquitectura para diseñar una edificación para una comunidad vulnerable, con una estructura que sirviera de parqueadero, punto de encuentro cultural y zona de refugio en caso de emergencia”.

El proyecto se hizo en conjunto con la Embajada de EE. UU., “que nos premió como ganadores”, explica ‘Gabo’.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by