familia
Tecnología de punta para que quienes tienen discapacidad del habla puedan comunicarse mejor

Tecnología de punta para que quienes tienen discapacidad del habla puedan comunicarse mejor

En el año 2010, la docente e investigadora de la Universidad Central de Bogotá Nubia Esperanza Aguilar empezó a gestar la idea de desarrollar un sistema electrónico que ayudara a personas con discapacidad de habla a poder comunicarse oralmente.

“La motivación fue un caso muy cercano a mi familia donde una persona sufrió un accidente cerebrovascular y quedó cuadrapléjica, no podía comunicarse verbalmente y tenía un movimiento limitado. Se empezaron a hacer trabajos con señales eléctricas de los músculos para ver si de alguna manera esas señales podían asociarse con un dispositivo, que mediante un código de esas señales pudiera producir voz”, cuenta la docente Aguilar.

En Colombia, según el registro para la localización y caracterización de las personas con discapacidad realizado por el Dane en 2010, existen 165.086 personas a nivel nacional con una discapacidad para hablar y comunicarse, siendo Cali, Medellín y Bogotá las ciudades con mayor población en situación de discapacidad de habla.

A raíz de la motivación y la problemática que mostraban las cifras, en 2012, con la idea de usar la Ingeniería Electrónica con un fin social y con una convocatoria de Colciencias ganada, un equipo - principalmente conformado por los Investigadores Nubia Aguilar y Juan Sebastián Rubiano - inició a construir dentro de los laboratorios de la Universidad Central de Bogotá el Sistema Hablo.

El Sistema que hoy es una realidad, funciona a partir de una fase de aprendizaje de los movimientos del usuario, una vez estos hayan sido aprendidos, el sistema capta las señales electromiográficas de los músculos al moverse, las procesa, codifica y envía a un computador o móvil que emitirán la voz.

El proyecto fue uno de los invitados a la Galería de Innovación del Open Innovation Summit, evento realizado en el mes de Octubre en Bogotá.

hablo

El sistema 'Hablo' funciona captando señales electromiográficas de los músculos y después de una fase de aprendizaje las envía a un móvil o a un computador que las codifica y las convierte en voz

Foto: Especial para El País.

Hablo es adaptable a las necesidades de quien lo requiere, se configura a sus movimientos y a las respuestas verbales que se necesiten dependiendo de los contextos en los que la persona quiera comunicarse. “El dispositivo necesita un aprendizaje de acuerdo a lo que el paciente quiera que él diga”, comenta la investigadora, agregando que las frases y respuestas verbales pueden aumentar tanto como la persona quiera con un mayor aprendizaje del sistema y mayores secuencias de movimientos codificadas.

El prototipo funcional que hoy en día es el proyecto, fue desarrollado gracias al trabajo de los docentes ya mencionados junto a un equipo de trabajo conformado por estudiantes que hacían su pasantía en el proyecto e ingenieros contratados para desarrollo de software y hardware; también mercaderistas, publicistas y diseñadores, pues ‘Hablo’ cuenta con su propio desarrollo de marca.

Otra parte fundamental del equipo fueron tres fonoaudiólogas. Ellas se encargaron de probar el sistema en la población objetiva de seis distintas instituciones de rehabilitación para tratamiento de personas en condición de discapacidad en Bogotá y en Barrancabermeja, dando cuenta de que el proyecto es compatible con niños desde los 5 años hasta personas adultas y que es funcional, incluso, en cuadros de cuadriplejia.

Actualmente, los investigadores están en la búsqueda de inversionistas que “le apuesten a esta causa social” y lleven el Sistema Hablo a su fase de comercialización. “Lo que queremos es que personas que necesiten este tipo de comunicación se beneficien, entonces necesitamos, sea del sector público o privado, inversionistas que estén dispuesto a tomar el prototipo funcional, junto a todo lo que ya está en proceso de patente, y llevarlo a producto que es un paso que da la empresa. Estamos en ese punto, pues gente esperando este dispositivo hay muchísima, pero todavía no está en el mercado”, comenta la docente Nubia Aguilar.

Si desea apostarle a esta causa comuníquese al correo cifi@ucentral.
edu.co. con los creadores de esta iniciativa en la Universidad Central de Bogotá.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by