Familia

Hiro Miyazaki, por primera vez en Cali

Marzo 14, 2017 - 01:17 a.m. Por:
Redacción de El País
Hiro Miyazaki

Hiroyuki o Hiro Miyazaki cambió la vida de Wall Street por la sanación.

Especial para El País

Encontrar el propósito divino de nuestra vida, para estar en completa sincronía con lo que nos apasiona verdaderamente, es lo que garantiza la felicidad según Hiroyuki ‘Hiro’ Miyazaki quien dictará, por primera vez, en Colombia, un seminario de tres días para lograrlo.

La búsqueda del propósito de vida hará que en poco tiempo se den cambios positivos en sus negocios, en sus relaciones humanas y logrará éxito y satisfacción personal, asegura este japonés quien estará del 18 al 20 de marzo en Devasananda, (Calle 2A #24A-205) con sede en Cali.

El seminario se titula ‘Creciendo en conexión con tu propósito de vida’, y busca ayudar a los asistentes a conectarse con su propósito de vida, pero más que eso a comprometerse con ese propósito, a crear un plan de acciones concretas para hacerlo y lograrlo.

Hiro es internacionalmente reconocido como un sanador, entrenador de vida, conferencista inspirador y empresario. Asegura que su misión de vida es “ayudar a todas las personas en la práctica de la sanación en todo el mundo, para encontrar su propósito de vida divina y trabajar como un equipo para curar el planeta”.

“¿Cuántas veces nos preguntamos si somos felices? ¿Hago lo que me hace feliz? ¿Estoy cumpliendo mi misión de vida? Esas preguntas me las hice algún día y le di un cambio completo a mi vida. Por esa razón hoy hago lo que amo hacer, lo que me hace feliz, alineado con mi propósito”, explica Sananda A. Velasco, directora de Devasananda, facilitadora de Procesos de Tranformación.

Ese propósito en nuestra vida es el motor para ser feliz. Asegura Sananda que “es completamente diferente trabajar porque es lo que me toca o porque es lo que sé hacer. De eso no se trata la vida. La vida es una posibilidad infinita de ser felices, de aprender, de sorprendernos, de jugar, de crear las realidades que queremos para nuestra vida, de trabajar en lo que nos hace feliz, en lo que amamos hacer, que lo que hagamos haga latir nuestro corazón, levantándonos todos los días agradeciendo y felices con nuestra realidad”, agrega.

Pero para lograrlo, se necesita decisión, compromiso, determinación y sobre todo fe y confianza. “Es por esta razón que al conocer a Hiro y saber de su trabajo, identifique inmediatamente que es un hombre apasionado, decidido y empoderado de su propósito de vida, que a través de su experiencia decidió o dedicarse a hacer lo que hace hoy en la vida, abrirles infinitas posibilidades a las personas para conectarse con su propósito de vida y ser felices”, expresa la directora de Devasananda.

El giro de vida de Hiro

Hiro Miyazaki, después de preguntarse si era realmente feliz, encontró que pese a una brillante carrera en la industria financiera, era exitoso, pero no era feliz. “Estuve dos años tratando de encontrar lo que pasaba en mi corazón y en mi mete. Renuncié a mi carrera en la industria financiera y emprendí otra en la industria de la espiritualidad. Descubrí que a través de la sanación me sentía pleno”, cuenta.

“Trabajaba desde muy temprano hasta muy tarde en la noche, hacía mucho dinero, yo pensé que en muchos aspectos estaba feliz, pero hace como diez años pensé, tengo dinero, trabajo, soy exitoso. ¿Pero soy realmente feliz en esta vida? Yo pensé que este nivel de ocupación iba a ser hasta el final de mi vida. Estaba asustado, pensaba que si continuaba de esta forma, iba a perderme de algo en esta vida. Hablaba conmigo mismo y me decía: ‘Esto no puede ser todo’. Debe haber algo más en esta vida que yo deba hacer y empecé a buscar algo importante en mi vida”, continúa.

Y le pregunta a los asistentes a su seminario: “¿Te has hecho esta misma pregunta alguna vez? ¿Por qué viniste a este planeta? ¿Por qué estás en esa situación de dificultad?”.

Dice él que se puso muy serio respecto a esa pregunta y se cuestionó cuál era la razón para vivir y se encontró con distintas respuestas. “Una de estas fue la meditación, duré mucho tiempo meditando. Y encontré ese momento en el que realmente me sentía feliz y fue cuando comencé a ayudar a otras personas a través de la sanación. Y comencé a sentir la vibración del corazón de las otras personas y esto me hizo realmente feliz. Fue un sentimiento muy bonito, que nunca había tenido”.

Y agrega: “No hay una explicación lógica para esto, pero yo tenía la certeza de que esto quería continuarlo y me convertí en alguien muy espontáneo y renuncié a mi trabajo en finanzas, y comencé a dedicarme a la práctica de sanaciones. Ayudé a hacer procesos de sanación con personas pero también de coaching con empresas, negocios. Cuando decidí perseguir este sueño, algo comenzó a pasar. Conocí a mucha gente nueva y esas nuevas personas me trajeron nuevas oportunidades, después me convertí en el representante de ThetaHealing en Japón”.

A Sananda esa historia la impactó: “La de un ejecutivo dedicado a trabajar en empresas, con un puesto importante, que decide dejar lo que hace y dedicarse a trabajar con personas, a ofrecer herramientas de crecimiento personal y a ayudar a las personas a conectarse con su propósito de vida, a dar el salto a conectarnos cada día más con saber que es posible y que todos tenemos el derecho y el permiso de vivirlo y hacerlo. Yo también lo hice y no hay nada en mi vida que me de más satisfacción que haberlo hecho y saber que todos los días me levanto y hago lo que me hace feliz”.

Para Hiro lo primero que hay que preguntarse es “¿Cuáles son las cosas que prometiste hacer en esta vida?”. Luego hay que identificar qué clase de persona somos y crear un plan de acción para conseguir y alcanzar nuestro propísito de vida.

Hiro explica que hay que saber diferenciar nuestro propósito divino de vida entre nuestro ego y nuestros deseos. Que hay que alinearlo en todas las acciones de nuestra vida y diseñar un plan de acción hacia el éxito. Hay que procurar además que nuestra guía o brújula en la vida sea el amor y no el miedo, además de crear nuevos horizontes y oportunidades, y de mantenerse motivado en todas las situaciones.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS
Publicidad
Publicidad